emailcumipaz@emapaz.com

Sesión Justicia y Democracia – Panel 1

Transcripción



“Eficacia de la Justicia universal y nacional, así como el reconocimiento y respeto de la dignidad y de los derechos humanos”

MODERADOR

Dr. Franco Marcelo Fiumara

Juez del Tribunal en lo Criminal

Argentina

PARTICIPANTES:

-Lcda. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz

Procuradora General de la República de El Salvador

-Dr. Marco Antonio Sagastume

Presidente del Colegio de Abogados y Notarios

Presidente del Foro Iberoamericano de Abogados

Guatemala

-Dr. Rubén Pacheco Inclán

Presidente de la Barra Interamericana de Abogados

México

MODERADOR

Dr. Franco Marcelo Fiumara


Queridos hermanos de Paraguay, queridos hermanos de la parte del mundo que han venido a estas verdaderas naciones unidas, que es la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, para poder colaborar con esto tan importante, que es encontrar mecanismos justamente para lograr esto: la paz. 

Antes que nada, algo fuera quizás de protocolo; pero como italo-argentino que soy, quería mandar un fuerte abrazo y un beso de mi corazón a todos mis connacionales italianos de Almatriche, y todos los pueblos aledaños de Italia que han sufrido ese devastador terremoto y que aún hoy se están buscando las víctimas; por eso mi solidaridad con ellos, con mis hermanos.

Yo acostumbro hablar del corazón, y con esto le doy calidez a las palabras que es el Derecho, que quizás es letra fría; y justamente la tendencia del Derecho es proteger, proteger a la familia humana, que es uno de los principios fundamentales de la Embajada de Activistas por la Paz; y desde ahí uno puede hacer los enfoques realmente que valen: los Derechos Humanos.

Por eso Dr. William Soto Santiago, gracias, realmente muchas gracias por la labor que usted realiza juntamente a todos los Activistas de la Paz, utilizando dos grandes principios para este logro: educación, como prevención; y justicia, como contención. Con esto realmente vamos a poder encontrar fórmulas para entendernos el género humano, del color, de la etnia o de la cultura que realmente sepamos y que queremos constituir, y ahí podernos integrar.

Yo utilicé para mi segunda tesis doctoral (cuyo libro lo podrán ver afuera) estos postulados. He aprendido mucho de todos ustedes, del Dr. Soto, de sus colaboradores, de mi colega Liz Cowan, la fiscal aquí de Paraguay que también me está acompañando; y justamente titulé mi libro: “Educación y Justicia como método pacífico de prevención”.

Quizás pase desapercibido, pero qué importancia tener siempre presente estos postulados; y esto lo digo justamente para ir introduciéndonos en el tema que nos está abordando justamente en este panel, que es de suma importancia. ¿Por qué? Porque en este mes, desde el 1º de octubre justamente hasta el día 15 o 16 en el cual se ejecutó, se cumplen 70 años de la realización del primer juicio internacional llamado: el Juicio Principal de Núremberg.

¿Y qué nos dejó el Juicio de Núremberg como enseñanza? La utilidad de una justicia supranacional, que es lo más importante que pudo acontecer jurídicamente en el siglo XX y en el siglo XXI. La importancia de la radicación de un Tribunal Internacional, que es el único mecanismo pacífico que podemos nosotros tener a nivel mundial, para tener un mecanismo de contención de forma pacífica. Lógicamente, que los crímenes no queden impunes; y eso nos enseñó Núremberg, cuyos jueces han demostrado con las pruebas que han meritado el mayor estrago criminal del siglo XX, que lo generó el nazismo en perpetración de la Shoá. Justamente la eliminación de la comunidad judía europea y posteriormente del mundo; y eso no lo podemos permitir.

Justamente por eso celebro esta Conferencia, celebro que magníficos magistrados de la Corte Penal Internacional hoy puedan participar activamente de esta jornada.

Yo quiero ir justamente concluyendo ya para dar lugar a quienes hoy nos acompañan, con algo muy sencillo; y quiero hacer un llamado de alerta, justamente algo que yo acompaño… y me encanta la integración que hoy todos estamos manifestando, y formo parte de un continente, a parte del americano, el continente europeo, como les he dicho soy italo-argentino; me siento italiano al igual que argentino. Y quiero marcar lo que yo considero un grave error de la Corte Europea, cuando quizás saca de catálogo, de entes terroristas, de organismos terroristas, al grupo Hamas.

No puede existir en el contexto y en la comunidad internacional un grupo cuya Carta Fundamental, el artículo 7, de Hamas, proponga eliminar a un pueblo de la faz de la Tierra; y los invito a leerlo, ese artículo, que lo pueden encontrar en internet.

Es gravísimo, porque tiene los mismos postulados que Adolfo Hitler tuvo en Main Kampf. Estamos en tiempos de prevención, por eso un llamado de alerta a la Corte Europea al respecto.

Israel tiene derecho a la autodeterminación y a la sobrevivencia pacífica, y convivir pacíficamente, como ancestros nuestros (los que somos cristianos o católicos); somos la misma esencia, la misma naturaleza y derivamos de un mismo Dios; y eso es lo que tenemos que respetar.

Ahora sí, me voy a ir despidiendo con estas palabras, quizás abusivas, quizás no, pero creo que era necesario para ponerlos en un contexto de importancia de esto.

Y volver a agradecer —reitero—, volver a agradecer a todos ustedes por estar aquí, y por sobre todas las cosas, al Dr. William Soto Santiago, Gabriela Lara, Camilo Montoya, y todos ustedes que trabajan tan dignamente, tan honestamente en beneficio de todos nosotros, del género humano. Si lo pensamos así, fíjense qué sencillo, con qué sencillez podemos justamente manifestar esto. Y agradecer que los principios fundamentales básicos doctor Soto, justamente son: educación como prevención, y justicia como contención.

Muchas gracias por el momento a todos ustedes. Muchas gracias. Realmente gracias.

Ahora sí. Nos abordamos. Esta fue mi presentación, breve, concisa pero contundente; así jugamos cuando hablamos del corazón.

Hoy nos acompañan tres magníficos panelistas: la Lcda. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz, procuradora general de la República de El Salvador. ¡Bienvenida! Qué honor compartir con usted este momento.

El Dr. Marco Antonio Sagastume, presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, y presidente del Foro Iberoamericano de Abogados de Guatemala. Un encantador país. Muchísimas gracias.

Y también, por último, el Dr. Rubén Pacheco Inclán, presidente de la Barra Interamericana de Abogados de México; que ustedes podrán encontrar un maravilloso libro (que lo van a encontrar afuera, juntamente con el mío), llamado: “Los Derechos Humanos a la luz del principio lógico, razón suficiente”. Un título muy bonito, pero por sobre todo, el contenido, vale la pena leerlo. Muchísimas gracias. Voy a sacarte la dedicación.

METODOLOGÍA en esta nueva dinámica de trabajo que me parece brillante, porque podemos interactuar todos, es magnífica. Y vamos a tener que utilizar la inteligencia suprema —que a veces yo no la tengo— de que en 3 minutos cada uno, nos puedan ir dando las respuestas adecuadas a este interrogante. Pero estas respuestas, si bien son preguntas lineales por una cuestión metodológica, ustedes las pueden dar desde su propio enfoque, desde cada actividad y de su propia perspectiva, que creo que es lo que nos va a enriquecer.

Y no solo eso; por comodidad, tome la palabra quien prefiera en principio; lo que les voy a ir solicitando sí, es los tres minutos de cada uno.

Primer pregunta, para todo el auditorio:

¿Cuál cree usted que es el impacto en la autonomía e independencia de la Corte Penal Internacional, del Artículo 16 del Estatuto de Roma, el cual establece que el Consejo de Seguridad de la ONU puede solicitarle a ese Tribunal Internacional la suspensión de una investigación o de un juicio?



Lcda. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz

Buenos días tengan todos y todas. Aquí, como bien lo ha dicho el doctor, vamos a dar opiniones las cuales considero que serán meros acercamientos a una propuesta que posiblemente al final de la Cumbre habrá que formalizar.

Mi opinión en cuanto a la pregunta que se ha planteado a la facultad que el Artículo 16 del Estatuto de Roma otorga al Consejo de Seguridad de la ONU, si podría esta impactar o no a su independencia y su autonomía, lo sintetizó en lo siguiente:

En mi opinión, con todo respeto, sí podría afectar frontalmente la autonomía de la Corte Penal Internacional. ¿Por qué? Porque hay una suspensión en una investigación que ya se está ejecutando, o se está pidiendo que no se inicie una investigación; esto altera de alguna manera la independencia, la capacidad jurídica de la Corte para el desempeño de sus funciones, y aun el propósito de la esencia de su creación.

El hecho que se le pida a la Corte, aun aduciendo el capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas, no es suficiente para venir a interrumpir el enjuiciamiento o a diferir todo un proceso. Hay alteración, tanto en el aspecto administrativo y mucho más en el jurisdiccional.

Y viene aquí al caso una reflexión, y voy a tratar de reducirlo lo más resumido. Pienso yo que en este régimen de protección de víctimas y testigos, en El Salvador es un tema muy delicado y muy difícil, aun hablando de delitos comunes; cuánto más a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, que como todos sabemos son crímenes de guerra, genocidio y de lesa humanidad. Así las cosas, cobran incluso mayor magnitud. Y viene el Consejo de Seguridad y pide la suspensión. ¿Qué hacer con toda esa logística administrativa que se ha hecho para el resguardo de víctimas y testigos por doce meses?, e incluso por una renovación, porque también el artículo menciona que podrá renovarse esa petición.

En ese sentido se altera completamente toda esa logística administrativa, repito; y por tanto, también hay mucho riesgo, mucho riesgo en el resguardo de las personas, por ejemplo; riesgo en perder sus testimonios, y —en consecuencia— riesgo en llegar a la verdad real y a la administración de justicia.

Por lo tanto, considero que sí debería de hacerse un análisis para que estas dos competencias no se entremezclen; porque como muy bien lo dijo el Dr. Soto, son dos organismos distintos: uno es de origen político, el Consejo de Seguridad; y el otro es un organismo jurídico o de justicia.

Entonces debe haber una independencia de sus roles, sin intromisión de uno o de otro. Se está afectando una jurisdicción, que es la esencia propia de la creación de la Corte Penal Internacional; y se quedarían en impunidad aquellos autores de delitos tan atroces que, como el mismo preámbulo de la creación de la Corte dice, son tan atroces que superan cualquier imaginación. Si estamos ante este tipo de hechos, no podemos permitir que haya intromisión de ningún otro organismo, aunque así sea el Consejo de Seguridad.

Eso podría ser como el primer acercamiento en la primera pregunta, doctor.



Dr. Marco Antonio Sagastume

Un poco de historia. Immanuel Kant nos decía que la única paz que existe es la de los cementerios; que mientras interesa y los intereses estén presentes históricamente en el ser humano, siempre va a haber guerra, nos decía Immanuel Kant. Y es así como en 1919 se crea la Sociedad de Naciones, que falló porque ni siquiera fue apoyado por los miembros que la fundaron.

Pero ya en el 26 de junio de 1945, antes de suscribir la Carta de las Naciones Unidas, había un euforia de los cincuenta y un miembros que habían iniciado históricamente los antecedentes de esa Carta de las Naciones Unidas.

Y había dos propuestas: la propuesta de Australia, de que los cincuenta y un Estados tuvieran la igualdad soberana; y la propuesta de los cinco estados que tienen actualmente el derecho al veto. Y dentro de esas dos propuestas, dos países apoyaron la propuesta de Australia: Australia y Guatemala (porque Guatemala estaba gobernada por un pedagogo, el Dr. Juan José Arévalo).

Desafortunadamente, ¿por qué los demás países, especialmente Latinoamérica, votaron para darle el veto a estos cinco Estados? ¿Y saben por qué? Porque nos ofrecieron el Plan Marshall. El Plan Marshall ya iba para el Japón, ya estaba implicando el avance; y esa destrucción que se había hecho en el Japón se estaba levantando nuevamente en el desarrollo. Y nos ofrecieron el Plan Marshall. Nunca llegó.

Pero no es solo el derecho al veto o que sean Miembros permanentes, sino que además tienen el control de toda la fuerza razonal de la ONU: los ejércitos de los cascos azules. Ese es un problema grave; y darle…, miren ustedes, fue un error pero catastrófico haberle dado a estos cinco Estados ese control.

He leído los documentos del Dr. Soto, William Soto Santiago, y él nos dice que hubo una parte noble en esos principios. Yo estoy de acuerdo en el planteamiento del Dr. Soto: Hay que democratizar la ONU; aunque como dice la doctora también, uno tiene una finalidad política y otro otra finalidad judicial, no se deben de entremezclar; le crea un problema, miren, a los crímenes de lesa humanidad, que el Consejo de Seguridad tengan cinco Estados permanentes que tienen ese derecho al veto.

El Artículo 16 es una clara intromisión, porque miren ustedes, los Derechos Humanos han nacido frente al poder público. No es el poder público quien nos los ha facilitado, es al revés, nunca han querido; y véanlo con nuestros Estados.

Por ejemplo en Guatemala nos han llenado las fuerzas de seguridad de que los Derechos Humanos son para apoyar al delincuente, ¡vean qué ridículo! No se ve el mensaje de amor para sí mismo y para el prójimo, como dice el Dr. William Soto Santiago.



Dr. Rubén Pacheco Inclán

Muchísimas gracias. Decía yo que no puedo dar las gracias a todos quienes han hecho posible este evento tan extraordinario, porque me pasaría de los tres minutos que me dieron para comentar este punto; pero sí quisiera agradecerle al Dr. William Soto por haber hecho este esfuerzo, a Paraguay por recibirnos, a la gente que ha hecho posible este evento tan extraordinario donde nos permiten estar.

Y por supuesto, yo quiero iniciar también con una frase que planteo en uno de mis libros donde yo digo: “Desafortunadamente la norma, en tanto hermosa es, solamente se vuelve poesía si no la recibe el ser humano”.

Las situación es que, todos estos planteamientos que hacemos sobre esquemas de derecho, no tendrían razón de ser si no llegan a su aplicación fáctica, si no podemos hacer el acercamiento al ser humano con la practicidad de la norma.

En este caso específico, cuando hablamos de si es importante la autonomía de la Corte Internacional, indudablemente es sí; requiere autonomía total. Porque desafortunadamente los intereses personales siempre influyen contundentemente en alguna decisión de un país, de una política específica de Estado; por eso no hay que olvidar, insisto, un planteamiento fundamental: necesitamos la razón para la aplicación de la norma, sí; pero también hay que pensar: ¿qué razón?, porque la razón la hemos convertido en una razón instrumental, una razón de beneficio, una razón que solo se da en atención a lo que yo obtengo: el beneficio personal.

Hoy no evaluamos a las personas por su calidad humana sino por el vehículo que traen, por el reloj que poseen, por el celular que portan. Desafortunadamente, en tanto todos los trabajos que hagamos no tengan como sentido la aplicación misma en beneficio del ser humano, seguiremos haciendo razón instrumental, instrumentos de poder, instrumentos que dirigen a las sociedades pero no las cuidan, no las benefician directamente.

Por lo tanto, en cuanto a este planteamiento (que debo de agradecerle al Dr. Fiumara por el comercial que hizo sobre mi libro, que le agradezco infinitamente porque seguramente les va a interesar más a partir de las palabras del Dr. Fiumara), he de decir que si no tenemos la capacidad suficiente de entender la norma con su sentido ontológico —que estamos acercándonos a la filosofía—, no tendrá sentido cualquier norma o cualquier esfuerzo que hagamos. Porque no hay duda que el ser humano como receptor de la ley, no solo recibe poesía, recibe practicidad de la norma.

En este caso, por supuesto, yo soy total convencido de que la independencia de la Corte Penal Internacional es indispensable. Ese sería mi comentario inicial a la primera pregunta.

Muchas gracias. 



MODERADOR

Dr. Franco Marcelo Fiumara


Bueno, la verdad que magníficas, ¿no? Cuánta importancia las respuestas que nos han dado cada uno de ellos; además magnífica la locución, brillante, y el pedido que hay que acompañar todos nosotros desde cada institución que integremos, para el que doctor sea candidato al Premio Nobel. ¡Brillante!

Bien, volviendo sobre el camino. Haciendo conclusiones de las primeras preguntas, así podemos ir trabajando y ustedes pueden ir elaborando…, después depende del tiempo que dispongamos hacia el final, para hacer sus propias preguntas. También por internet creo que hay una página habilitada internacionalmente para quien quiera acompañar con preguntas; y van a tener las respuestas.

Brillante la primera, cuando afecta, que nos informa también la procuradora de El Salvador cómo afecta la autonomía de la Corte Penal Internacional, las injerencias de dos organismos mismos de Naciones Unidas; lo cual genera impunidad. ¡Vaya paradoja! Todos los tratados internacionales que hablan justamente de delitos como genocidio o lesa humanidad, justamente están en contra de la impunidad.

Y con esto se manifiesta —como bien la magistrada lo ha señalado—, ni más ni menos que un eslabón de impunidad, dejando sin efecto lo fundamental, la fundamental base también de la justicia: que es saber la verdad. Y la verdad debe ser desenvuelta y averiguada en forma inmediata. Eso nos enseñan por lo menos cuando uno tiene que investigar delitos de esta magnitud.

Después —como bien nos manifestó también nuestra magistrada— que hay que hacer un profundo análisis de que no haya confrontación entre estas instituciones; y lograr los mecanismos internacionales válidos, justamente para poder lograr que esto funcione como amerita, como lo necesita el siglo XXI, 70 años después —prácticamente— de la creación de Naciones Unidas.

Es importante por la nueva o los nuevos márgenes de criminalidad, que quizás no son guerras de confrontación abiertas como fue la Segunda Guerra Mundial, sino con terrorismo o con otros ejércitos que caen en manos de líderes que generalmente son nefastos para la humanidad.

Va en corroboración con lo que nos dijo justamente el doctor Sagastume en su respuesta, cuando explicó inteligentemente quiénes apoyaron y quiénes no; y encontramos solamente dos Estados —lamentablemente— que quisieron poner freno al poder por sobre la realpolitik, porque creo que tanto Guatemala como Australia (que tuvo una guerra durísima tanto en el continente europeo como en Asia contra el imperio japonés) fueron los que votaron a favor de la independencia y no del veto de los cinco Estados que tomaron las banderas, justamente como los aliados contra el nazismo y el imperio japonés.

Y por eso inteligentemente marca él, en su alocución a la respuesta, cómo deben lograrse estos mecanismos (y más allá, nuevamente, reitero yo personalmente, el agradecimiento por la propuesta del Dr. Soto).

Después, nuestro doctor Rubén Pacheco Inclán marcó también la independencia y autonomía que tiene que tener la Corte Penal Internacional con respecto a los organismos de orden político o ejecutivos como de Naciones Unidas; porque desde el orden político justamente es donde vamos teniendo los vetos o las prohibiciones o los recortes para poder justamente lograr contener los que son criminales de guerra o criminales de lesa humanidad o genocidios.

Ese es un aporte extremadamente inteligente, y como bien él dice: a veces con mucha filosofía, comprenderla, pero también con un sentido de mucha humanidad en el fondo de esto.

Ahora, con estas pequeñas conclusiones, vamos a la pregunta número dos;  y pueden tomarla como ustedes quieran, en el orden predilecto.

Pregunta número dos:

¿Cuál es la propuesta de ustedes para mejorar la eficiencia y eficacia de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (o los organismos aledaños)?



Lic. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz

Muchas gracias, pero quiero hacer un pequeñísimo paréntesis, atendiendo y en obediencia a los tres minutos, en la primera intervención yo omití dar los agradecimientos respectivos, pero no quiero retirarme de este lugar como una ingrata o maleducada; así es que también yo reconozco la labor que se ha hecho en toda esta organización de esta Cumbre, agradezco mucho al Dr. William Soto Santiago por la invitación, y por cierto, a mi tocaya Sonia también, por esa comunicación que tuvimos para hacer posible mi estadía hoy acá.

También me uno a esa nominación, y firmo donde haya que firmar para que nuestro querido Dr. Soto sea objeto de Premio Nobel de la Paz, estoy completamente de acuerdo con ello; y claro, no tengo esa pasión que le puso Marcos Sagastume, pero aquí estamos respondiendo a la segunda pregunta.

Si hablamos de ampliar el campo de acción del fiscal, considero que no solo debe suscribirse como hasta ahorita está dispuesto en el Estatuto, que es la remisión por parte de los Estados parte, de parte del Consejo de Seguridad, y aun le da un espacio a su actuación de oficio; pero creo yo que debe de ampliarse el ámbito de la denuncia e ir más allá.

Yo tengo mucha confianza en las organizaciones no gubernamentales; estas organizaciones tienen mucho contacto con la población, con sus habitantes, y por lo tanto podría tal vez, en esa medida, ampliar ese ámbito de denuncia.

En segundo lugar, también muy de acuerdo con esa nueva figura que mencionaba hoy el Dr. Soto: el fiscal regional, porque esto daría oportunidad a una ampliación en la investigación, en el lugar de los hechos, in situ.

Entonces, creo yo que por ahí podría estar un poco, ampliar la competencia; y en esa medida ampliaríamos también la eficacia y la eficiencia de este funcionario; pero sobre todo, sobre todas las cosas —y esto lo he reafirmado aún más en esta Cumbre—, está aquella certeza que debemos de tener todas y todos los que nos preciamos de ser servidores públicos: la conciencia del enfoque de derechos humanos en todas nuestras funciones. Solamente con esa certeza de la dignidad humana, del valor de la persona humana podríamos nosotros entregarnos más a esta función y hacer valer todas nuestras actividades con el propósito que nos hemos impuesto.

Completamente de acuerdo también, en el propósito de esta Cumbre, que pretende el fortalecimiento de la Corte Penal Internacional, del rescate completo de su autonomía y de su independencia.

Así contestaría la segunda pregunta.



Dr. Marco Antonio Sagastume

El general Otto Pérez Molina, como presidente de la República de Guatemala ratificó la Corte Penal Internacional. A este servidor de ustedes como presidente del Colegio de Abogados, le tocó pedirle la renuncia a este general por corrupto, y lo tenemos en la cárcel; también a la exvicepresidenta Roxana Baldetti; lamentablemente, porque se ha convertido en una vergüenza internacional, pero el pueblo de Guatemala reaccionó y con el clamor popular logramos quitarlo de ahí. Y la justicia, por ejemplo, en la Declaración Universal de Derechos Humanos, dice que toda persona tiene derecho a un juicio justo, público e independiente, que le permita demostrar su inocencia o aseverar su culpabilidad. Este tiene un…, los derechos civiles (porque este es un derecho civil), tienen el valor de la seguridad; es decir, la seguridad es parte de los deberes, de la deontología estatal; y sin embargo, como ya lo dije desde un principio, son los pueblos quienes han logrado el tema de Derechos Humanos.

Fíjense ustedes que, por ejemplo, cuando se aprobó por consenso la Declaración Universal de Derechos Humanos en París, en el 48, no se llamó como le llamamos ahorita; se llamó Declaración Universal de los Derechos del Hombre. ¿Y quién no estuvo de acuerdo? La mujer, porque dijo: ¡No estamos presentes en esa Declaración! Y dijeron: “No estamos de acuerdo, no estamos de acuerdo…” Especialmente la comisión jurídica, que se había creado en la ONU a partir de 1946; y no estuvieron de acuerdo, y siguieron insistiendo. Y fue hasta, miren ustedes, siete años después, que lograron que se cambiara el nombre, de Derechos de los Hombres a Derechos Humanos; y a partir de ese momento ha sido la mujer quien más ha pronosticado y avanzado en el tema de Derechos Humanos a nivel universal. ¡Un aplauso para la mujer, por favor!

Fíjense que los demás valores que le dan contenido a los Derechos Humanos…; por ejemplo, en los valores en los derechos políticos es la libertad, que es la capacidad de actuar sin hacerle daño a otras personas; luego los derechos económicos, sociales y culturales es el valor igualdad, que es el valor olvidado en nuestro continente —desafortunadamente—; y los derechos de los pueblos, en el valor solidaridad, que es lo que está despertando todo este tipo de actividades dirigidas por el Dr. William Soto Santiago.

Creo que se puede avanzar en la Corte Penal Internacional uniéndonos a la propuesta de CUMIPAZ, de que todos los países que no lo han hecho lo hagan. ¡Llevemos ese avance! Miren, esa justicia universal ha ido avanzando lentamente. En una oportunidad después de darle una plática a los guías espirituales (juntamente con el Dr. William Soto) de Guatemala, se me acerca uno y me dice:

“Vea tata (me dijo), yo no sé leer ni escribir, pero no cometo tantos errores como usted”.

—“Ay tata (le digo), perdone, perdone si lo ofendí”.

—“Sí (me dijo), me ofendió”.

—“¿En qué lo ofendí?”.

—“Usted dijo que el tiempo está pasando, que nos tenemos que unir”.

—“Sí, lo dije”.

—“Pues el tiempo no pasa (me dijo), es un ser vivo; el que pasa es usted” —y en eso tiene razón.

Entonces mire cuánto nos ha costado llegar, por ejemplo, al Artículo 1° de la Declaración: “Todos los seres nacemos libres e iguales en dignidad y derechos; y dotados como estamos, de razón y conciencia, debemos de comportarnos fraternalmente los unos con los otros”. Empezó bien ese Artículo el 12 del junio del 1776 con la Declaración de Virginia, donde se creó el Derecho Humano que se creó en este continente. ¿Cuál fue ese derecho? El derecho a la rebelión, en esa Declaración de Virginia; y lo debemos de seguir utilizando en beneficio de la población, de todos nuestros pueblos.

Miren ustedes, podemos avanzar porque la Corte Penal Internacional es un premio histórico a la humanidad, en la protección de esa dignidad, como nos dijo Tomás de Aquino: Se debe a Aristóteles el descubrimiento de que la dignidad se basa en que somos la máxima evolución del ser humano y tenemos una chispa divina, que es nuestro espíritu. Muchas gracias.



Dr. Rubén Pacheco Inclán

Indudablemente que en cuanto al cuestionamiento que nos hace el Sr. Fiumara, un planteamiento que yo quiero hacer es en atención a lo que conozco de nuestro país.

Nuestro país, desafortunadamente, México, está pasando por un momento difícil, muy difícil; tan es así que hoy cuando se habla de criminalización se habla de mexicanización, lo cual no ha sido nada agradable para nosotros. Sin embargo, se están haciendo esfuerzos; y un esfuerzo que voy a relacionar analógicamente con esta situación de la Corte Penal Internacional, es que: buscamos la independencia de la Fiscalía, de las Procuradurías, que ellos puedan trabajar autónomamente, porque pertenecen al Poder Ejecutivo en este momento, y por tanto, tienen sujetas sus actividades a disposiciones del ejecutivo.

¿Qué se necesita en el caso específico de México? La independencia de sus Fiscalías, porque cada región tienen sus problemas, cada zona tiene sus problemas; lo mismo sucede con la Corte Penal Internacional. Cada región, cada situación, cada caso específico de conflicto, tiene particularidades que solamente conocerán aquellos que estén dentro de la misma región. Por eso yo considero que una de las situaciones más importantes es el acercamiento de fiscales regionales, para que la Corte Penal Internacional pudiese funcionar adecuadamente.

Sin embargo, sí quiero hacer un apunte más en cuanto a esta situación que planteaba yo: en tanto no acerquemos elementos ontológicos y filosóficos al derecho, vamos a seguir teniendo el mismo problema que se ha planteado durante mucho tiempo: la cosificación del sujeto. Lo que sucede es que hemos convertido el sujeto en cosa, al otro, es cosa, ha perdido dignidad, le hemos quitado la dignidad al otro: la dignidad es mía, la dignidad es propia, solo la dignidad vale la que yo tengo, el otro es únicamente un instrumento para obtener mis beneficios.

Por lo tanto, tenemos que hacer sí, estructuras lógicas, estructuras de poder, estructuras de atención, sí, pero también tenemos que darle fondo ontológico y filosófico a las actividades que desarrollamos. Indudablemente el Dr. William Soto lo ha demostrado a través de varios comentarios que he escuchado y algo que estaba leyendo ayer, donde tenemos que darle elementos humanos a la norma. En esta ocasión, en atención a esta pregunta, considero que en tanto no le demos y recuperemos la atención de la dignidad al otro, seguirá siendo la dignidad y la autojustificación del yo, en atención a pisotear al otro; ese es el principal problema.

Muchas gracias, doctor. 

MODERADOR

Dr. Franco Marcelo Fiumara


Vamos a ir haciendo las conclusiones de tan importantes preguntas, ¿no?, como nos dijo la doctora Cortés cuando habla de “mucha confianza que van generando los organismos no gubernamentales”, como la Embajada de Activistas por la Paz. Los organismos no gubernamentales fueron la piedra basal y fundamental del Estatuto de Roma en el precón, en la comisión de preparación, con todos los magníficos aportes que han realizado justamente para la elaboración de ese Estatuto.

Cuánta importancia tenemos, que la norma internacional que justamente nos rige, lamentablemente con muchos Estados, como ha marcado precedentemente que aún no han adherido. La importancia de la adhesión debe ser realmente fundamental para poder lograr los objetivos de la paz.

También, la doctora inteligentemente nos marca la eficacia de las Fiscalías regionales. Muy inteligentemente ¿no? Eso va a brindar de mayor eficacia y eficiencia al sistema. Por eso es la inconsciencia que ella nos marca en los enfoques de los Derechos Humanos, y así se dignifica la función.

El doctor Sagastume marca un flagelo que lamentablemente en América Latina parece un mal endémico, una epidemia, llamada: corrupción; y por eso el continente nuestro que es tan bellísimo, con personas tan bonitas y con un género humano tan amistoso, no podemos realmente salir adelante. La lucha contra la corrupción es fundamental, porque la corrupción trae terrorismo, trae despotismo y sobre todo trae tiranías.

Por último, también la búsqueda —nos señala el doctor Pacheco—, la búsqueda de independencia de Fiscalías y Procuradurías, sujetas también - alejadas del poder político; al igual que lo que padece la Corte Penal Internacional cuando políticamente se vetan, justamente, las decisiones de la Corte o la autonomía de la Corte; y marca muy bien los caminos que nos enseña el doctor William Soto Santiago de cómo hay que dignificar al género humano con, y al derecho con, elementos humanos (por eso sirve mucho hablar del corazón, como les manifiesto yo).

Ahora sí, vamos a pasar a la tercera y última pregunta porque el tiempo es tirano y tenemos infinidades de preguntas que vamos a reducirlas.

Última pregunta para mis colegas y panelistas (y toman el orden que ustedes prefieran).

¿Cuál mecanismo creen ustedes que se podría implementar para que firmen o ratifiquen el Estatuto de Roma aquellos países que aún no lo han hecho?

Abierto el panel, tome la palabra quien prefiera, en cualquier orden. Doctora, las damas primero. 



Lcda. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz

Gracias. Yo sé que hasta pasaron un papelito ahí, pero también no quiero dejar de reconocer que detrás de los grandes líderes también a la par están los grandes equipos de trabajo; y estamos tan agradecidos con este país anfitrión y con todo este equipo que nos ha atendido a las mil maravillas, muchas gracias y que Dios los bendiga por esa hospitalidad.

En cuanto a la pregunta, es necesaria la divulgación, completa y precisa, tanto de la justicia universal como del funcionamiento de la Corte Penal Internacional; una concientización a los países sobre el Estatuto de Roma, haciéndoles saber que es una instancia con una jurisdicción especial, que los crímenes que la Corte va a conocer —ya los hemos mencionado— son aquellos de gran trascendencia y que afectan e impactan en una forma muy directa al mismo género humano.

Hacer ver sus beneficios, porque los Estados partes al entrar en este concierto de naciones que se protegen bajo la Corte Penal Internacional y el mismo Estatuto, pues están en alguna manera siendo protegidas a futuro, de posibles agresiones.

Pero sobre todo hay dos aspectos que sí es necesario hacer mucho énfasis: el principio de irretroactividad y el principio de complementariedad. ¿Y por qué lo digo? Porque en El Salvador eso fue como uno de los temores que había, si iba a ser retroactivo, que cuál era su alcance; apenas hace once meses hemos suscrito el Estatuto de Roma, en noviembre del 2015.  

Entonces el hecho de hablar sobre estos dos principios sería bueno: que no es retroactivo, sino del tiempo que se firma el Estatuto; y aún más, en el tiempo que lo adopta el Estado parte; y la complementariedad, que significa que solamente si la Corte nacional no da o no puede o no quiere, es cuando entra el Estatuto o la Corte Penal Internacional.

Así es que así resumiría rápidamente cómo podríamos hacer para el conocimiento de esta justicia universal.



Dr. Marco Antonio Sagastume

Muchas gracias. Creo que paralelamente a todo este proyecto que nos decía nuestra doctora, deberíamos de trabajar en conjunto con el proyecto del Dr. William Soto Santiago, de democratizar las Naciones Unidas; y eso va a ayudar mucho.

Creo también bastante en África. África es un continente... En occidente empezamos los Derechos Humanos a través de la protección individual, en África no; en África, a partir de la Carta de Argel de 1966 empezaron a plantear los derechos de los pueblos; y sin embargo en la ONU fue hasta a partir del 48 cuando le encargaron al Dr. Héctor Gross Espiell, de Uruguay, que investigara si había derechos colectivos, y ahí es cuando él da su versión de que sí existen estos derechos y son los derechos de solidaridad, en donde el sujeto es, no solo el individuo o la individua, sino las colectividades.

Entonces creo que también hay necesidad de un proyecto educativo. Lo que sucede es que cuando recibíamos la conferencia el día de ayer del Dr. Borrero de Colombia, y que nos decía que la NASA había anunciado ya, que nuestro planeta, del 2030 al 2050 se muere, y que hay que plantear la conquista de otros planetas.

¡Dios mío!, decía yo: ¿y eso cómo va a caber dentro del proyecto educativo?, ¿cómo va a caber, cuál es la esperanza? La caja de pandora se abrió y lo único que veo es la esperanza; y ahora nos dicen que tampoco queda la esperanza.

Yo siempre creo que mientras tengamos este tipo de actividades, que nos pongamos de acuerdo, que hablemos de la integración como nos decía el Dr. Salazar Grande; miren, y como es su segundo apellido les digo: este es un proyecto grande, de la integración mundial; por eso creo que debemos de trabajar en conjunto, siguiendo… pero con ese proyecto de esperanza todavía.

Muchas gracias.



Dr. Rubén Pacheco Inclán

Muchas gracias. Por supuesto que el origen de la falta de impulso, tal vez, a la suscripción de los acuerdos para la Corte, para transitar a los convenios que acepten a la Corte Internacional Penal, es impulsar las democracias. Indudablemente que un país que no tenga democracias claras, no va a querer sujetarse a un Corte de la que puede ser objeto posteriormente.

Indudablemente que el primer elemento sería: el impulso a las democracias, demostración de su aplicabilidad; porque desafortunadamente no se ha distinguido aún un caso significativo en América, por ejemplo, donde la Corte Penal Internacional nos haya dado ya muestra del resultado mismo.

Pero lo más importante, lo que yo decía hace un momento, son los cambios de paradigma. Hay que cambiar desde nuestras trincheras, para que esto pueda dar resultados tangibles; porque indudablemente que el fin de considerar a la Corte Penal Internacional es que no se sigan cometiendo delitos contra la humanidad, proteger a la humanidad, tratar de alcanzar una congruencia de protección a los individuos tanto como a sus derechos; y no hay duda que nosotros tenemos que hacerlo.

Y voy a cerrar con una frase de Albert Einstein, que me parece fundamental, donde dice: “Si quieres que las cosas se hagan mejor, hay que cambiar de pensamiento; y empieza por cambiar tú”.

Muchas gracias. 



MODERADOR

Dr. Franco Marcelo Fiumara


Gracias doctor. Brillante como de costumbre. Vamos a hacer conclusiones rápidas para poder ir a las preguntas, porque el tiempo es tirano y ya nos corre.

Muy bien la doctora cuando dice justamente, que la lucha que uno debe tomar en este sentido, es tomar conciencia que es una jurisdicción justamente internacional y especial, por la trascendencia y la magnitud que tienen los crímenes perpetrados en el género humano. 

Y marca dos principios legales básicos: que es el principio de retroactividad, que revive cuando un Estado toma parte y pasa a ser miembro (para atrás no es aplicable); y la de complementariedad: esto nos marca que si la justicia nacional no funciona o la justicia nacional está cooptada, funciona la complementariedad; como el caso de Milošević, aconteció justamente en la Corte Penal Internacional; otro caso fue la Alemania nazi —ya sabemos— que tuvo una justicia, no en lo criminal, sino criminal que fue cooptada, una justicia nazi. Y por eso cuando muchos critican a los Juicios de Núremberg (un craso error)…, porque la otra forma era que juzguen a los mismos nazis los volksgerichtshof, que eran los jueces nazis que juraban lealtad a Hitler; y por ello fue la creación de los juzgados, los Tribunales de Núremberg.

El doctor Sagastume también nos marca que hay que democratizar siguiendo los pasos propuestos o los postulados del doctor William Soto, a las Naciones Unidas; y la integración justamente de todos los organismos en ellos abocados.

Y por último, nos está manifestando el doctor Pacheco la falta de acuerdos y la solución de impulsar las democracias como cambios de paradigma.

Pido disculpas por la brevedad de las conclusiones, pero voy a pasar a las preguntas puntuales. Si quieren, solamente contestarla uno; porque ya estamos en tiempo de descuento.

SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si existen suficientes sustentos legales para la autonomía de la Corte Penal Internacional, ¿cuáles serían los pasos o procesos para su consecución?

Lcda. Sonia Elizabeth Cortéz de Madríz

Bueno, el principio fundamental es su jurisdicción especializada, los grandes crímenes, las grandes atrocidades, que son del conocimiento de su competencia; eso creo yo, que da razón para poder impulsar la autonomía y la independencia de la Corte Penal Internacional.

MODERADOR - Dr. Franco Marcelo Fiumara

Muchas gracias. No sé, si alguien quiera agregar algo más, o pasamos a la segunda pregunta; vamos a la segunda pregunta. Muchas gracias por la comprensión. 

¿Qué medidas pueden hacer las Altas Cortes para la construcción de justicia, y por ende, paz, en los países donde existen altas cifras de víctimas de abuso sexual?

Dr. Marco Antonio Sagastume

¡Ay, mire, Dios mío! Soy padre de cuatro hijas, y en 1970 lancé un librito, un libro que es “Cuentos para vivir en paz”, curso infantil de Derechos Humanos, y proponía que cada vez que digan “niño”, digan “niña”, cada vez que digan “hombre”, digan “mujer”. Y los presidentes centroamericanos me han dicho: “Marco, pero ¿hasta dónde querés llegar con el lenguaje?, porque hasta nosotros tenemos que decir nosotros y nosotras”. Yo les digo: “Mire, hasta la Real Academia Española me ha enviado una de cartas…” (¡), pero insisto, todos y todas, porque lo que no aparece, no existe. Y debemos de insistir, ¡quitarle el machismo!; y así como le estamos quitando ese machismo a la Real Academia Española, también lo podemos hacer en todos estos crímenes de lesa humanidad.

Creo que la humanidad cada vez está tomando más conciencia, aunque pareciera aparentemente que no es así; creo que la conciencia ha ido avanzando y que hay mecanismos que ya se están dando. Por ejemplo, la Corte Penal Internacional es un avance sin precedentes.

Miren ustedes, cuando se aprobó… perdón, cuando el Rey Juan sin Tierra, en el año 1215, el 12 de junio, aprobó la Carta Magna, no fue porque él quisiera; se la impusieron lo varones. Por eso les digo, los Derechos Humanos nacen frente al poder público.

En 1809 se creó allá en Suecia una institución que ahora está en toda América, es el Ombudsman, es el representante del pueblo para defender al pueblo.

Pero sin embargo, muchas veces vemos que ese representante en América lo propone el señor presidente de la República; eso no es posible. Tenemos que avanzar para lograr lo que está planteando esta pregunta.

Dr. Rubén Pacheco Inclán

Voy a decir muy rápido: ¿qué necesitamos? Educación: educación para que la gente sepa lo que tiene que hacer en estos casos, no solo en el delito de abuso sexual o los delitos de carácter sexual, tenemos que acercarle a la gente el conocimiento.

Yo fui parte de la Fiscalía General en México, y llegaban situaciones en las que nos decían: “Oiga, recomiéndeme algo para hacer”. No existen las panaceas, tenemos que conocer exactamente cuál es la situación y el origen del problema. Cuando yo les decía: “Bueno, lo primero que tienen que hacer, medidas preventivas: pongan la luz toda la noche”. —“No tenemos luz, no nos ha llegado la luz a nuestra población, a nuestro lugar”. Por supuesto no podemos inventar cosas generales, todo deriva de las circunstancias particulares de los sucesos.

Por eso es tan importante, que conozcamos, que acerquemos sobre todo la educación a la gente, para evitar no solo este, todos los problemas de violación de derechos.

MODERADOR - Dr. Franco Marcelo Fiumara

Interesante conclusión: Educación y justicia como método de prevención. 

Muchas gracias, damas y caballeros. Doctor William Soto Santiago, a usted en especial por permitirnos enriquecer magníficamente con los conocimientos de todos los que hoy han concurrido y han participado. Gracias a todos ustedes. Bienvenidos, y hasta una próxima oportunidad.