emailcumipaz@emapaz.com

Dra. Felisa Liss - Sesión RSE (CUMIPAZ 2016)

Transcripción



“La importancia de las acciones sociales y voluntariado corporativo”

Muchísimas gracias. Ante todo, buenos días para todos, y quiero agradecer a la Organización de Activistas por la Paz por la cálida bienvenida desde el momento que llegue al aeropuerto hasta este momento, muchísimas gracias. Y también agradecer a la señora Raquel, que desde el primer momento dio respuesta a todas mis inquietudes, y al Dr. Iván Sarmiento que estuvo también en contacto conmigo.

Para mí este día es un día muy especial. Estoy con ustedes, estoy aquí presente; pero también quiero compartir que ayer y hoy el pueblo judío festeja su año nuevo, es decir que… [¡Shaná Tová! – voz entre el público] ¡Exactamente!, gracias; es lo que quería decir, que permítame saludarlos a ustedes como saludamos en todo el mundo (y veo que aquí ya también lo conocen): ¡Shaná Tová! ¡Buen año!

Y en esta oportunidad también, permítanme recordar a nuestro ex querido presidente Shimon Peres, que falleció la semana pasada con 93 años de edad, y creo que él fue uno de los empresarios y Activistas por la Paz en forma mundial; y hoy día, gracias a que fundó el Centro de Estudios Peres “Le Shalom” por la Paz, vienen a estudiar el tema de todos los países del mundo.

Y si ya hablamos sobre voluntariado, yo quisiera acá comentarlo y verlo desde otro aspecto. ¿Qué es el voluntariado corporativo?

Pienso que encontré la frase que lo dice todo: “Nos ganamos la vida con lo que recibimos, pero hacemos la vida con lo que damos”. Y pienso que eso explica lo que es ser voluntario. Es decir, todos los que estamos aquí presentes sabemos lo que es ser voluntario: somos los que damos la vida ya sea en una organización, en un lugar…, y ya sea una vez por semana, una vez cada diez días, entregamos lo que podemos dar.

Pero la pregunta es: ¿Qué es el voluntariado corporativo? ¿Qué es a lo que llamamos lo que es...? Tenemos aquí la definición, es muy bonita, pero yo me hago la pregunta: ¿Tenemos voluntariado corporativo?

Yo puedo dar ejemplos de mi país, de Israel. Justo en estos días (toda la semana pasada) todas las empresas, desde los pequeños niños en los colegios hasta las grandes empresas, dijeron: “Ninguna casa se quedará sin comida el día de las fiestas de año nuevo”. Era algo increíble de creer; niños, juventud esperándonos a la entrada de los supermercado, nos daban una lista diciendo cómo podemos colaborar.

Luego las empresas dieron sus áreas, y ahí las otras empresas de cartones dieron sus cartones, y fueron acomodando los víveres; las empresas de transporte dieron sus transportes; y así fueron repartiendo a todas las casas; porque nadie se puede quedar sin festejar.

Pero yo me hago la pregunta: ¿Solamente dos días por año tiene que comer esa gente? ¿Solamente dos días por año las empresas colaboran de esta manera? ¿Eso es voluntariado corporativo? ¿Eso es el apoyo?

Voy a darles otro ejemplo. Tenemos (tal vez en los países de ustedes también) una vez por año el día de los buenos contactos, de las buenas ideas. ¿Y qué se hace en ese día? Toda una semana, desde los niños en el colegio hasta las grandes empresas, dan donaciones, van a pintar casas, ayuda; pero ¿eso se hace una vez por año? ¿No lo podemos hacer constantemente?

Unos días atrás antes de venir aquí, tuve... Yo soy voluntaria en la municipalidad cerca de donde yo vivo, y me llamaron por teléfono y me dijeron: “¿Sabes? En la municipalidad se decidió que no se puede hacer un solo día por año el día de las buenas acciones, queremos hacerlo constantemente. ¿Tú nos puedes apoyar?”. Y yo realmente dije: Un paso más estamos dando adelante. Lo que va a suceder, espero que tenga otra próxima oportunidad y se los voy a comentar; pero esa es la idea, esa es la idea de que las empresas entiendan que no solamente una vez por año, una vez cada tanto, colaboremos en la forma voluntaria.

Nosotros queremos que deje de ser una moda, nosotros queremos que el voluntariado dentro de las empresas sea algo de todos los días, sea algo que (todos nosotros que estamos aquí, que entendemos tanto el voluntariado) lo demos a entender a las empresas.

Ahora, ¿cómo se hace? Tenemos el IMPACT 2030. Se quiere que hasta el año 2030 el valor corporativo sea una herramienta de servicio privado a toda la sociedad. ¿Cómo lo logramos? ¿De qué manera lo podemos hacer? Esa es la gran pregunta.

Y ahora, quiero comentarles algo que en Israel ya estamos haciendo ya hace varios años, porque lo nombraron compañeros antes que yo: “la educación comienza por casa”, la educación por el voluntariado comienza en casa y comienza en el colegio.

 

Yo cuando estuve preparando esta conferencia me puse a pensar: ¿Cuándo nació la iniciativa mía por la educación al voluntariado? Y de repente recordé que cuando era pequeña, en la Argentina, mi papá todos los domingos por la mañana salía con otro grupo de amigos a golpear casa por casa para juntar dinero para la gente pobre.

Y yo pienso que ahí fue la mejor educación. Mientras los otros chicos se iban a pasear, mi papá me dio el ejemplo de lo que es el voluntariado propiamente dicho.

Hace casi 10 años atrás el Ministerio de Educación de Israel decidió ver las cosas de una manera distinta. Al principio fue pensar de qué manera podemos bajar la violencia en los colegios dando la responsabilidad a los niños. Y así fue como nació las clases sociales o lo que nosotros tanto amamos llamar: la llave del corazón.

Al principio se hizo en forma de pilot [piloto] pero luego se dio cuenta que la llave del corazón enfoca los valores en los distintos círculos sociales. Es decir, el niño viene al colegio y desde el primer momento conoce a su familia, luego el niño en el aula, luego el niño en las escuela y luego a nivel de la sociedad comunitaria.

En ese momento que comenzó esta forma de trabajo cambió en los colegios (donde se maneja realmente), cambió la forma de enseñar, cambió la forma de comportamiento; y para que tengan una idea: ¿cómo lo hicieron? Algo muy simple: cada niño tiene su función, pero, ¿cómo se maneja esa función? No es que yo como maestra digo: “Tú eres encargado de esto, tú eres encargado de esto, tú eres encargado de esto”. No.

Cada niño elige la función, ya sea de las cosas mínimas como borrar la pizarra, ya sea de las cosas de tener la llave del aula y ser responsable de que todos los niños en el recreo salgan y que no se quede nadie; ya sea de ver la limpieza, ya sea…; pero por otro lado también tenemos la comisión de cultura, las comisiones de la computadora, etc, etc. Y aquí comenzó lo que es el voluntariado.

Primero comenzó en el aula, luego continuó en la escuela. En la escuela nuevamente cada uno dice en qué comisión quiere estar. Y ustedes tienen que ver lo que es la semana de las elecciones; es, ante todo (con las disculpas de todos, porque todos sabemos cómo son las elecciones en nuestros países), es respetable, se respetan unos a los otros; y así es como vienen con carteles y dicen: “Vótenme para la comisión de tecnología, porque yo estudié computación y esto y lo otro”, y están con sus carteles: “Vótenme para el recreo activo”.

Yo quiero decirles que el recreo activo… no sé de... Yo por lo general, cuando vienen grupos a Israel, los llevo a colegios a ver lo que es el recreo activo; y me piden: ¿Cómo lo podemos transformar, cómo lo podemos hacer? Y tuve la suerte de asesorar en Monterrey, en México, y comentarles. Entonces me dice la Sra. Dolores, que es la directora de “Whatsapp” (también una organización de voluntariado), dice: “Yo lo quiero hacer en Monterrey, pero en las escuelas secundarias”, yo digo: “Yo estoy contigo”.

Y fui hace unos meses atrás y me dice: “Te tengo que llevar a ver cómo se maneja esto”. Se acercaron los alumnos y se acercó el director, y dice: “Cambió por completo la forma de conducta de los alumnos en el colegio; y a su vez también tenemos la comisión de seguridad escolar”. De repente... Ustedes saben que cuando un niño educa a un niño es mucho es mucho más fuerte que cuando una persona grande lo educa a él.

Y también el periódico escolar, de orden y limpieza, la biblioteca, la comisión de ecología…; que hoy día en Israel toda la parte de ecología recibió una fuerza muy grande; y aquí sí quiero decir: los niños educan a los padres diciendo: “Los envases van aquí, los cartones van aquí, la basura normal va allá”, y es una educación; ellos nos educan a nosotros.

Ahora, tenemos también la comisión de mediación de conflictos. ¿Quién dijo que nosotros, las personas grandes, sabemos mejor que los niños cómo manejarnos en los conflictos? Es verdad, en todas estas comisiones tenemos un maestro que los dirige y tenemos también la comisión de liderazgo escolar, que ellos dirigen todo lo que está pasando en el colegio; y la comisión que da también ayuda a toda la vida nacional en la sociedad comunitaria, que para aquí estamos hoy día acá, para ver cómo lo manejamos.

Aquí tenemos que los niños se organizan con la ayuda siempre de un maestro. Tenemos las actividades deportivas, tenemos los encuentros con miembros de la sociedad; están interesados en venir a los colegios, ya sean políticos, ya sean escritores, ya sean artistas, ya sean empresarios…, que empiezan a explicar.

Y así es (como ya les comenté antes): donaciones a familias necesitadas, recreos activos con la comunidad, actividades voluntarias en el bien de la comunidad. Padres entienden que tiene que venir a colaborar al colegio y lo hacen con mucho mucho amor.

Es decir, ellos son nuestro futuro, ellos son los que cuando lleguen… y ya tenemos gente joven que pasó toda esta forma de trabajo en los colegios, están trabajando en empresas; ellos no van a decir: ¿para qué se necesitan voluntarios?, porque es parte de ellos.

Ahora, ¿qué beneficios…? Ahora comprueben, hagan una comparación entre los beneficios de la institución, del colegio y los beneficios si estaríamos hablando de una empresa:

-Eleva la moral, la satisfacción personal; ustedes van a ver niños sonrientes, profesores sonrientes.

-El orgullo institucional: que toda la comunidad está hablando de ellos, sí, porque vinieron al asilo de ancianos ayer y cómo bailaron y cómo cantaron.

-Les dan la motivación.

-Le da una imagen completamente distinta a la institución.

-Nuevos hábitos: se comportan de otra manera; y mejora el clima laboral, tanto de los profesores como también el comportamiento de los niños.

Y lo más importante del encuentro, que también estamos conversando aquí:

-Fortalece el vínculo con la comunidad.

Ahora, volvamos… esto es el colegio, estos son los beneficios, pero volvamos ahora a lo que estamos hablando de lo que es el voluntariado corporativo.

Necesitamos un compromiso, necesitamos una responsabilidad, una constancia y, sobre todo, motivación. Pero algo que continúe, que no sea una moda.

Ahora, para que continúe y que no sea una moda, ¿qué debemos hacer? Necesitamos una metodología. No podemos decidir que mañana lo vamos a hacer, porque es imposible; necesitamos una preparación, necesitamos una formación previa, conocer las motivaciones de todos los empleados, de toda la gente que está ahí; definir objetivos de estrategia. Y así, de esta manera, necesitamos herramientas para saber cómo manejarlo, y así tenemos que ver los aspectos relevantes.

Ante todo, tomar en cuenta, así como tenemos en cada empresa distintas áreas y distintos directores, decidir que tenemos un área de voluntariado. Necesitamos un asesor que nos ayude para saber cómo hacerlo. Ese asesor tiene que, ante todo, sentarse con la dirección de la empresa y decir: “¿Qué es lo que ustedes proponen, cuáles son las necesidades? Y con base en eso podemos ir formándolo.

¿Cuánto quieren? Una vez por semana, una vez cada diez días, un grupo aquí, un grupo allá; y sobre todo, también, ¿qué presupuesto? Porque nosotros estamos todos aquí en forma voluntaria, pero hay un presupuesto que nos trajo a todos nosotros aquí, también hay que tomarlo en cuenta.

Y luego conversar con los empleados, ver cuáles son sus motivaciones, ¿qué es lo que quieren dar? Porque puede ser que unos son perfectos en computación, pero me dice: “yo quiero colaborar, vi ahí una escuelita que está todo abandonado, toda la parte del césped, yo quiero organizar ahí, que haya florecitas y todo lo demás”.

Y también escuchar las frustraciones de la gente, orientar el concepto de voluntariado, ser creativos e innovadores (tomarlo en cuenta). Y esto también es una preparación.

Yo puedo decirles y comentarles que también hace dos o tres semanas atrás… En Israel las municipalidades están muy avanzadas en la parte de voluntariado; no hay municipalidad que no tenga su área de voluntariado; y en uno de esos… yo lo llamo viajes o conocimientos en el tema, estuve hace poco en una granja.

Una familia tenía unas cuantas hectáreas y no sabía qué hacer, y decidió colaborar con la sociedad; escuchó qué hay cerca de su casa un colegio que tiene alumnos (escuela secundaria), que tienen alumnos que por “h” o por “b” están perdidos; ya sea porque han tomado drogas, ya sea por problemas de conducta, y dijo: “Denme 15 muchachos como estos, que vengan a trabajar a mi granja. Incluso yo también les tengo la posibilidad de dar hospedaje”. Pero para eso también se necesita ayuda, para eso también se necesita colaboración.

Y una de las colaboraciones que pidieron fue a una empresa que tal vez ustedes escucharon (porque es una empresa internacional de riego por goteo), Netafim; y fueron a pedirles a ellos que les ayuden con todo lo que es la parte de riego por goteo. Cuando fueron a pedírselo, ellos fueron y les dijeron: con una condición. Y ¿cuál fue la condición? Nosotros estamos dispuestos a ayudarlos, pero queremos una vez por semana ser voluntarios y venir a ayudar a esos niños.

Lógicamente, es algo no tan común. Me salió estar ahí cuando vino el grupo de Netafim, de riego por goteo, y estuve observando a la gente, y cada uno ya adoptó a uno de los estudiantes; entonces escucho que mientras están trabajando en la tierra, le dice: “¿Cómo estás tú en matemáticas? ¿Quieres que te ayuden en algo más?”

Luego vi, ahí juntos, preparando la comida con todas las verduras que ellos ahí tienen. ¿Y saben? Todos los fines de semana ellos recogen la fruta y las verduras, y hacen una feria; vienen gente de toda la zona a comprar; y el dinero que se reúne se los reparte entre los muchachos que están ahí.

Cuando conversé con el director del colegio (que estos muchachos están ahí), dice: “Es increíble cómo estos muchachos han avanzado, y es increíble la necesidad de ellos, de ir y colaborar ahí en la granja”.

Ahora, es decir, que las aportaciones de las empresas tiene que ser:

-Conocimiento sectorial.

-La base de los empleados fuera del trabajo.

-Poder económico,

y como ya lo hemos hablado, y lógicamente:

-Los recursos financieros.

Otro ejemplo de la vida de Israel es en un territorio (nosotros lo llamamos ciudades), en una de sus ciudades socioeconómicas bajas, una empresa de la zona (tal vez escucharon, Intel, de alta tecnología) decidió adoptar a toda la ciudad; ya sea…, sobre todo en los colegios, porque el nivel era muy bajo.

En el momento en que ellos entraron ahí en forma voluntaria, llegó un momento tal que los chicos se tenían que preparar para dar los exámenes; no les importaba las horas, no les importaba cuánto tiempo estaban; lo que les importaba era que esos niños pasen bien el examen y puedan continuar.

Hoy día esa zona llegó a un... si estaba aquí ya llegó hasta allá; y siguen apoyándolos. Por eso les digo que el mejor premio para el voluntariado, para el voluntario, es ser voluntario; y apoyar, en el momento que está en la empresa, que la empresa entienda la importancia del voluntariado.

Quisiera decirles que el camino es aún largo y la actividad recién comienza. Continuaremos marchando juntos para un futuro que dé más seguridad a todos los ciudadanos.

Y para finalizar, un recuerdo que tal vez nos ayudará a todos a reflexionar: Apoyando a las personas, apoyando al futuro…, y tenemos acá el fundador de Bridgestone (que ustedes seguramente, cada uno de ustedes tal vez los conoce, las llantas de ellos), que dijo: “Con muchos años atrás estoy convencido que un negocio que solo busca el beneficio, nunca prosperará; pero un negocio que contribuye a la sociedad y al país, siempre será rentable”.

Muchísimas gracias, y recuerden: Nos ganamos la vida con lo que recibimos, pero hacemos la vida con lo que damos. Muchísimas gracias.