Sen. Blas Antonio Llano, Presidente del Congreso Nacional de Paraguay - Lanzamiento de proyectos de la EMAP en el Congreso de Paraguay

Señor Vicepresidente Primero de la Cámara de Diputados, don Amado Florentín; señora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Senadores, senadora Blanca Fonseca; señora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Diputados, diputada Olga Ferreira; señor Embajador de Activistas por la Paz, don William Soto; senadoras, senadores, señores miembros del cuerpo diplomático, señoras y señores.

 

La ley No. 3.441 que en su Artículo 5° establece taxativamente permitir tipos de reconocimientos aplicables de trasplantes de órganos varios del cuerpo humano, que dada la complejidad que conlleva el trasplante tiene relación directa con cada órgano; pero el objeto de esta reunión tiene mayor alcance porque es tratar específicamente de la donación de sangre con énfasis en la enseñanza y la promoción de la cultura de la donación voluntaria de la misma.

 

El tema es rigurosamente del ámbito humanitario y además es considerado temática transversal de los Derechos Humanos; y por lo mismo no es de fácil enfoque.

 

La vida de miles de personas afectadas por enfermedades que tienen que ver directamente con la sangre, hacen necesario un estudio estadístico a nivel mundial; y específicamente las referencias estadísticas que tienen relación con nuestro país.

 

A nivel mundial el 65% de las donaciones de sangre se hacen en los países desarrollados, que solo representan el 25% de la población del mundo. Las tasas de donación siguen siendo inferiores al 1% de la población; en 73 países, 71 de los cuales son países en desarrollo. En nuestro país las estadísticas son más dramáticas, y esto tiene relación directa con el nivel social de un país en desarrollo (como el nuestro) y que tiene poco desarrollo cultural sobre la necesidad de donar sangre.

 

Se encuentran tipos de donación de sangre: 

1. La voluntaria no remunerada,

2. La de familiares o allegados, y

3. La remunerada.

 

Estos tres tipos tienen mucho que ver con las enfermedades transmisibles por la sangre, como el virus de la hepatitis, el VIH y otras menos agresivas.

 

Pero el tema de la donación de sangre (por tratarse de un componente en la vida y en la salud de la gente) no se reduce al ámbito exclusivamente clínico ni tecnológico, sino tiene alcances en el ámbito de la ética. Pero sé que ustedes tienen el interés, la voluntad y el propósito de debatir estos temas, a fin de llevar a la plenaria de las instancias parlamentarias, la Cámara de Senadores, la Cámara de Diputados, el tratamiento de un proyecto de ley que se ajuste a la complejidad del tema en cuestión.

 

La dedicación de nuestra comisión de Derechos Humanos, la presencia de ustedes que nos acompañan y el aval emblemático que trae la participación del Embajador de Activistas por la Paz, don William Soto, dará cumplimiento al íntimo deseo del que soy portador. Que el éxito corone este evento.

 

Muchas gracias.