Se devela Placa a sobreviviente del Holocausto y de la dictadura militar argentina en sede de la ex ESMAEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Se devela Placa a sobreviviente del Holocausto y de la dictadura militar argentina en sede de la ex ESMA

19 de noviembre de 2014

Bajo la dictadura cívico militar que sufrió Argentina de 1976 a 1983, más de cinco mil personas desaparecieron en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde funcionó uno de los centros clandestinos de detención, tortura y exterminio, con el fin de extraer información a los retenidos que permitiera desarticular grupos sociales y políticos que se habían formado en contra del Gobierno.

Los hechos ocurridos en este lugar, que hoy se conoce como el Espacio de Memoria y Derechos Humanos, y que se ha convertido en un emblema de la nación argentina, símbolo del dolor y la pérdida de familias completas consideradas opositoras de Videla, se relacionan a los actos ocurridos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Sara Russ, de origen polaco, fue trasladada a un gueto en Lodz cuando apenas tenía 12 años de edad, fue obligada a usar la estrella de David y a vivir en condiciones infrahumanas. Sobrevivió a la marcha de la muerte, a los campos de Auschwitz-Birkenau y a Mauthausen (en Austria). Pesando 26 kg, a sus 18 años llegó a Argentina junto a su madre y esposo a quien conoció en esta etapa, sin la posibilidad de poder tener hijos debido al sufrimiento que había padecido su cuerpo durante estos años.

A pesar de los pronósticos nació Daniel, uno de los dos hijos que Sara pudo dar a luz en la República Argentina y el cual fue secuestrado y asesinado durante la dictadura de Videla.

La Embajada Mundial de Activistas por la Paz, develó hoy la Placa conmemorativa “Huellas para no olvidar” en el Salón de los Pañuelos Blancos, símbolo con el que las madres de los desaparecidos de esta masacre se han identificado.

El acto conmemorativo contó con la participación del Embajador de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, Dr. William Soto; el Procurador ante el Tribunal de Bogotá, Colombia, Dr. Camilo Montoya Reyes; el Director del Centro de Investigaciones de Documentación de Sarajevo, Bosnia, Dr. Mirsad Tokača; el Subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno del Gran Buenos Aires, Lic. Claudio Avruj; el representante del Gobierno de la ciudad en el ente público Espacio para la Memoria, Dr. Gustavo Peters; y el representante de los organismos de Derechos Humanos de la ESMA, Daniel Tornopolsky.

Luego de las palabras de bienvenida por parte de los anfitriones, el Dr. William Soto —gestor de este proyecto— y el Dr. Daniel Rafecas acompañaron a la señora Russ a develar ante las autoridades y activistas de diferentes países que asistieron al acto, la Placa que contiene grabadas sus huellas palmares. Soto cerró el evento con estas palabras:

«El derecho a la verdad lleva ínsito el derecho a recordar; y para recordar hay que educar; educar para no olvidar; y así prevenir la barbarie. Mi consideración y admiración para la señora Sara Russ y para todas las víctimas y familiares de las personas que en este centro clandestino de detención, fueron torturadas y desaparecidas. Destaco de Sara Russ mi admiración por su espíritu de superación y amor por la vida. Muchas gracias; y que siempre brille la Verdad y la Justicia”.