Propuestas para una cultura de paz en el IV Seminario Internacional de la ALIUP en VenezuelaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Propuestas para una cultura de paz en el IV Seminario Internacional de la ALIUP en Venezuela

Los planteamientos serán debatidos en la Cumbre de Integración por la Paz

Con el objetivo de construir una cultura de paz a través de la Educación, la Alianza Internacional Universitaria por la Paz (ALIUP) continúa desarrollando encuentros académicos en diversas naciones para la elaboración colaborativa de propuestas de planes, programas y proyectos que puedan enriquecer el ámbito de la Educación Superior, esta vez en Venezuela con el IV Seminario Internacional - Desafíos de la Educación Superior en el Desarrollo Humano y la Sociedad.

El Gran Salón de la Universidad Santa María de la ciudad capital, congregó a directivos de instituciones de Educación Superior, docentes universitarios, autoridades de entes estatales, dirigentes internacionales, líderes juveniles, Activistas por la Paz y demás ciudadanos, para debatir sobre el tema “Valores en el Desarrollo de Competencias Profesionales”.

En este encuentro académico convocado por el Dr. William Soto, Embajador Mundial de la EMAP y Presidente de la ALIUP, estuvieron presentes el Embajador del Paraguay en Venezuela, Dr. Enrique Ojara Campos; la honorable senadora de la República del Paraguay, Dra. Blanca Fonseca; el Dr. Luis Antonio Ortiz, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela; el embajador Dr. Julio César Pineda; la Dra. Luci Bento, Directora de Postgrado de la Universidad Nihon Gakko (Paraguay) y Secretaria pro tempore de la ALIUP, ente otras personalidades que se han unido a este proyecto internacional.

Las propuestas de estos ciclos de seminarios internacionales desarrollados en distintos países de Latinoamérica, serán debatidas en la Cumbre de Integración por la Paz (CUMIPAZ), a realizarse en Santiago de Chile el 6 de noviembre del presente año; y puesta a consideración de los sectores comprometidos con la Educación Superior.

Encuentro académico por una Educación Superior que impulse la cultura de paz

false

En palabras de introducción al Seminario, la Directora General de la EMAP, Lcda. Gabriela Lara, compartió sobre algunos de los proyectos y programas que promueve esta organización, orientados a la educación y formación de la conciencia ciudadana del ser humano integral y de los pueblos de mundo; entre estos: “Educación del Siglo XXI para la Paz del Ser Humano Integral y de las Naciones” (ES21P), proyecto que establece un sistema educativo integral y holístico, para el desarrollo del ser humano a plenitud; y el programa educativo “Educar para Recordar”, el cual promueve en las escuelas y universidades una educación con base en la enseñanza y la promoción de los derechos humanos.

 «A lo largo de este trabajo hemos podido ver que el ser  humano tiene la necesidad de alcanzar la paz; y sabemos que las universidades cumplen un papel fundamental en esa enseñanza y en esa transmisión de valores que permite a un ser humano, más allá de prepararse como un excelente profesional, ser una persona con integridad y humana», comentó.

En este sentido, invitó a todas las instituciones, autoridades académicas, docentes y demás ciudadanos presentes a unirse a esta alianza de universidades, ALIUP, que no solamente trabaja en América Latina, sino que también está con proyectos importantes en Estados Unidos y España.

Por su parte, el Vicerrector de la Universidad Santa María, Dr. Carlos Enrique Peña, agradeció la oportunidad de ser sede del Seminario y también añadió:

«Yo creo que la promoción de una cultura por la paz es un mandato de los pueblos, y debe ser concebido así pero de manera integral, desde la formación del niño hasta el nivel universitario de manera continua y permanente, para lograr propósitos de reafirmación y de fortalecimientos de los propósitos que los pueblos del mundo persiguen: la paz y no la guerra».

Además, propuso formalmente la integración de esta máxima casa de estudios a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP).

Con relación a la constitución de esta Alianza Internacional, la Dra. Luci Bento, Secretaria pro tempore de la ALIUP y Directora de Postgrado de la Universidad Nihon Gakko (Paraguay) –institución que forma parte de los miembros fundadores de la ALIUP–, explicó que los Foros Judiciales organizados por la EMAP así como los programas y proyectos impulsados por el Dr. Soto, son fuente de inspiración para esta Alianza Internacional. Además mencionó que Venezuela tuvo activa participación desde la gestación de la ALIUP.

«La ALIUP en muy poco tiempo ha tenido un impacto internacional a nivel latinoamericano, así como en la Segunda Cumbre Académica Latinoamericana, del Caribe y la Unión Europea, desarrollado en la oportunidad del Encuentro Birregional con los Gobernantes en Bruselas, estas acciones concretas muestran que la ALIUP trabaja en coherencia con uno de los objetivos de la Educación Superior: la internacionalización de la Educación», manifestó.

Propuesta de un modelo educativo integral para el ser humano trino

false

El Dr. William Soto argumentó sobre el papel trascendental de la educación para la formación de la personalidad del individuo, lo cual indicó es determinante en la consolidación del respeto por los derechos humanos, y consecuentemente en la construcción de la paz; en lo referente, mencionó lo establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Art. 26 numeral 2), instrumentos internacionales que tipifican esta concepción.

A su vez, presentó un modelo educativo integral y holístico para la formación del ser humano en consideración de su constitución como ser trino, alma, espíritu y cuerpo:

«Se hace necesario y urgente incluir en las universidades una cátedra para la paz, que reconozca la naturaleza completa del ser humano, porque nos hemos olvidado que la persona no sólo es cuerpo físico, también está formado por espíritu y corazón (o como muchos lo llaman, alma). Es importante entender que el ser humano es integral y que cada uno de estos componentes tiene una información, un conocimiento, un mensaje o palabra que debe recibir, que lo va  formando, y un proceso diferente que lo  fortalece».

En lo que se refiere al espíritu detalló: «El espíritu está ubicado en la mente del ser humano, es la parte consciente, es la parte del ser humano que puede ser educada, donde desarrollamos la inteligencia; mediante el espíritu adquirimos conocimientos, habilidades y destrezas, y es precisamente en el espíritu donde trabajan las universidades».

Y en relación al corazón señaló: «Es el corazón el que decide con esa libertad de elección, cuál es la información que va a desechar, o aceptar y proyectar al exterior a través de acciones; por eso hoy se habla tanto sobre la educación del corazón. El corazón da órdenes a la mente. Esta información ha quedado completamente fundamentada, gracias a extensas investigaciones en este campo». (Leer discurso completo).

Con base en lo expuesto, el Dr. Soto manifestó la necesidad de una Educación integral, que no sólo forme profesionales capacitados, sino seres humanos que desde su profesión contribuyan a la formación de una cultura de paz; en el entendido de que la formación en valores aparece como una clara exigencia de la sociedad a la Educación Superior.

Conocer los Derechos Humanos para construir la paz

La Senadora del Paraguay, Dra. Blanca Fonseca, quien ha tenido participación continua en el ciclo de seminarios de la ALIUP, disertó sobre la importancia de la Educación en Derechos Humanos; asimismo presentó los proyectos que lidera a este respecto, entre los que mencionó un proyecto de ley cuya finalidad es incluir en toda la malla curricular de la Educación, la enseñanza como materia de Derechos Humanos.

«Los Derechos Humanos son la pieza esencial para la convivencia democrática (…) Que día a día trabajemos todos juntos por construir una cultura de paz a través de la Educación de calidad que se orienta al desarrollo de competencias profesionales, fundamentadas en el respeto de la dignidad y en la protección y promoción de los Derechos Humanos», instó.

Sólo quienes conocen sus derechos podrán exigirlos

En continuación de las propuestas, el Dr. Eduardo Torres, representante del Centro para la Paz y los Derechos Humanos, adscrito a la Universidad Central de Venezuela, manifestó su compromiso en el desarrollo de los proyectos de la ALIUP, y en su intervención habló sobre “La promoción de los instrumentos jurídicos en la cultura de paz y Derechos Humanos, para el respeto de la dignidad humana”; en este sentido hizo alusión a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y las Constituciones de cada país.

«Educar para la dignidad apoyándonos en los instrumentos internacionales y nacionales de Derechos Humanos y de cultura de paz (…) En los instrumentos jurídicos están los conceptos; valores que han sido recogidos por los hombres y han sido reconocidos; y por otra parte existen las normas que constituyen la base para la exigibilidad. Es decir, en la medida que nosotros tengamos unos ciudadanos educados, unos ciudadanos que saben cuáles son sus derechos, podrán entonces exigirlos y podrán respetarlos entre todos», puntualizó.

 

De sujeto a víctima: Reconstrucción del tejido psicosocial

false

«No vine a contradecir. Vine a llevarme una mejor forma de seguir educando», fueron palabras de la Dra. Diana Esther Salgado Ruiz, docente del Programa de Psicología Universitaria de la Universidad Cooperativa de Colombia, quien a través de su experiencia del trabajo con víctimas del conflicto armado en esta nación, desarrolló el tema “De sujeto a víctima, reconstrucción del tejido psicosocial” y presentó las acciones de esta máxima casa de estudios en el tema de paz.

En lo concerniente, habló sobre el artículo de su autoría, «La indemnización del dolor y la subjetivación del trauma”, un escrito de reflexión que surge de un trabajo con víctimas, como una forma de decir que el dolor no se paga con nada.

Asimismo, como líder del proyecto “Proceso de Reformación Curricular” del Programa de Psicología de la Universidad, comentó sobre las brigadas que han realizado, seminarios regionales, módulos de memoria individual-colectiva, la reconstrucción del tejido y procesos de paz, los cuales manifestó que fueron inspirados en el proyecto de la EMAP “Huellas para no olvidar” y artículos del Dr. Soto sobre el buen trato y señales de alarma.

Liderazgo transformacional para la paz

El enfoque de la Educación Superior en Valores, basado en el liderazgo, fue otro de los temas desarrollados en el seminario, en palabras de la Msc. Iris Gil, representante del Instituto Universitario de Tecnología Antonio José de Sucre del estado Anzoátegui, Venezuela.

«Ante la situación emerge la necesidad de mejorar la Educación Superior y, por ende, la praxis docente, humanizando su desempeño laboral al incorporar características que sustenten el liderazgo transformacional por la paz, considerándose uno de los factores claves que puede influir positivamente en la dinámica académica, para lograr el desarrollo pleno en la formación de aptitudes y valores en sus alumnos», indicó.

Jóvenes comprometidos con la Alianza Internacional Universitaria por la Paz

Representantes de importantes casas de estudios superiores de Venezuela también dieron su aporte en relación al papel de la Educación Superior para la formación de una cultura de paz.

«Las universidades e institutos de Educación Superior deben preparar a los futuros profesionales para que sean capaces de utilizar sus conocimientos, no sólo en el contexto científico, tecnológico o económico, sino poderlo aplicar en la solución de las necesidades sociales más amplias. He aquí la necesidad de establecer nuevos paradigmas sociales sustentados en la paz y en la convivencia, en la fraternidad del ser humano, en la libertad e igualdad, en el respeto y en la recuperación de nuestro planeta», comentó Luis Miguel Villafañe, representante del Centro Estudiantil de la Universidad Alejandro Humboldt

«La Educación Superior debe ser un arma importante, debe ser un gran alimento para el espíritu (…) A través de la Educación Superior debemos generar los liderazgos transformadores, esos liderazgos que comiencen a trabajar en la construcción de esta verdadera cultura de paz», manifestó Víctor Hugo Hidalgo, representante del Centro de Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela.

ALIUP respalda resolución de la ONU

«La educación es un poder; y somos conscientes de que es el arma más poderosa para transformar mentalidades; por ende, un mecanismo fundamental para modificar sociedades y —consecuentemente— para cambiar el mundo».

Basada en este pensamiento del Dr. William Soto, la ALIUP trabaja en promover en la Educación Superior el desarrollo de competencias profesionales a través de una formación integral, y fomentar las alianzas estratégicas interinstitucionales que siembren, fomenten y fortalezcan una cultura de paz en la sociedad.

De esta manera, la EMAP respalda la Resolución 53/243 de la ONU sobre la Declaración y Programas de Acción sobre una Cultura de Paz.

Detalles

Fecha: 
access_time Miércoles, Julio 15, 2015