Programa social Hijos de la Madre Tierra propicia un acercamiento con los pueblos originariosEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Programa social Hijos de la Madre Tierra propicia un acercamiento con los pueblos originarios

Las coordinadoras regionales de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) de Chaco y Misiones, Argentina, se reunieron con la comunidad de aborigen Mbya Guaraní en la ciudad de San Ignacio, donde dieron a conocer al cacique segundo Ricardo Benítez, el Programa Internacional Hijos de la Madre Tierra.

Este proyecto que ejecuta la EMAP, está orientado al acercamiento con los pueblos originarios para promover y estudiar sus conocimientos ancestrales, haciéndoles partícipes en cada actividad que se realiza en favor de la naturaleza.

Durante la visita acordaron ir a una de las 16 comunidades que están ubicadas en las selvas misioneras cercanas a la ciudad de San Ignacio, donde actualmente residen alrededor de 1500 personas.

Visita a la comunidad

Las voluntarias de la EMAP fueron recibidas por Celeste Brizuela, esposa del cacique primero Damián Rodríguez. En el encuentro realizaron un recorrido por la zona, asimismo, intercambiaron conocimientos y le presentaron los objetivos del programa social.

Finalmente, la comunidad recibió una invitación por parte de la EMAP para participar en el 2º Encuentro Internacional de los Hijos de la Madre Tierra, que se celebrará en Colombia en el mes de agosto.

También se estableció una visita para promover la campaña “Yo firmo por la Madre Tierra”, en apoyo a la nueva Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra como un ser vivo.

Celebración de la Identidad Comechingón

El 5 de julio, voluntarios de la EMAP participaron en la celebración de la Identidad Comechingón, con la develación de una placa en señalización de “el antigal” del Pueblo de la Toma.

El evento fue organizado por la municipalidad de Córdoba, el Instituto de Culturas Aborígenes, la Comunidad Comechingón del Pueblo de la Toma y vecinos del Pasaje Quevedo.

Apoyó la iniciativa Diego Pigini, en representación de la Dirección de Cultura Comunitaria; el director del Instituto de Culturas Aborígenes (I.C.A), Víctor Acebo; y los curacas descendientes de los primeros habitantes de la ciudad (los comechingones), entre ellos:
  • Curaca Ramón Aguilar (el más anciano de todos)
  • Teresita Villafañe
  • Hugo Acevedo (tataranieto del último curaca del pueblo de la Toma).

La ceremonia comenzó con una ofrenda al Río Suquía, un ritual hacia los antiguos, y finalizó con el festival musical, interpretado por estudiantes del I.C.A.

Colectividad originaria

Comechingón es una comunidad originaria de la ciudad de Córdoba, la única del país que se proclama nativa de una urbe. Los comechingones habitan allí tiempos anteriores a la colonia.

En la ribera sur del Río Suquía, se erige un espacio sagrado para los descendientes de los comechingones, un lugar que se cree tiene un aura especial. Allí se ubicaría “el antigal” del Pueblo de la Toma.

Este lugar fue un asentamiento que albergó a miles de comechingones durante siglos, luego esta comunidad fue silenciada y desplazada; pero en el año 2008 se conformaron como un colectivo que reclama por el reconocimiento de sus derechos.