Primer Seminario Taller “Contribución de la Cátedra para la Paz en el Proceso formativo del Ser Humano Integral”Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Primer Seminario Taller “Contribución de la Cátedra para la Paz en el Proceso formativo del Ser Humano Integral”

En el Primer Seminario Taller de la ALIUP se fijaron propuestas para estructurar una Cátedra para la Paz

En las instalaciones de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), ciudad de Encarnación-Paraguay, se llevó acabo el Primer Seminario Taller con el tópico “Contribución de la Cátedra para la Paz en el proceso formativo del Ser Humano Integral”.

El evento realizado el pasado 26 de abril, tuvo por objetivo estructurar mediante la construcción de aportes, una Cátedra para la Paz, cuyo contenido e impacto sea evaluado con miras a la formación integral del ser humano; de modo que siembre, fomente y fortalezca una cultura de paz en la sociedad.

En el encuentro académico participaron destacadas instituciones educativas del nivel superior, representadas por rectores, vicerrectores y decanos de diversas disciplinas; lo que marca el inicio de actividades propias de la construcción de la cátedra con uno de los cinco campos estratégicos de acción dentro de la red; en este caso, las universidades.

Educación integral para el hombre integral

Los integrantes de la primera mesa dieron apertura al taller e insistieron en la conveniencia de aunar esfuerzos y cooperar a través de una red bien estructurada, para lograr, desde la Educación Superior, la formación de profesionales comprometidos en trabajar en favor de la sociedad y del planeta Tier

«Encontrarán en la Universidad, en su comunidad académica, unos aliados estratégicos para llevar adelante la defensa de los derechos humanos, para establecer esa paz y también la defensa de los derechos de la Madre Tierra». Prof. Ing. Hildegardo González Irala, rector – presidente del Consejo Superior Universitario.

«Tendremos la oportunidad de analizar y reflexionar sobre los contenidos que puedan integrar como disciplina, la Cátedra para la Paz, que favorezcan el respeto a los Derechos Humanos y el respeto a la dignidad de la persona». Dra. Hermelinda Alvarenga, vicerrectora, U. Nihon Gakko – secretaria pro témpore de la ALIUP.

«Es muy importante que desde las diferentes perspectivas y carreras, podamos construir esa Cátedra, dado el protagonismo de la Universidad en el proceso transformador que queremos llevar ahora en medio de la juventud y en medio de la sociedad» Lic. Gabriela Lara, directora general de la EMAP.

El diseño curricular sobre la base de las competencias reconoce la complejidad del hombre y lo educa para la paz

En su disertación, el Dr. William Soto Santiago citando a Platón, evidenció que aun la educación desde la antigua Grecia tenía como objetivo y propósito central educar integralmente; de esta manera, presentó los pasos que constituyen la base de transformación hacia una educación integral de calidad.  A la vez, indicó los resultados que la Sesión Académica arrojó dentro de la CUMIPAZ-2015 y presentó las ocho unidades que constituyen los ejes temáticos de la Cátedra para la Paz.

«La universidad debe reflexionar sobre su liderazgo, e identificar las prioridades en la formación de profesionales integrales, que respondan a los retos de la Educación según las necesidades del entorno». 

Los cuatro talleres que conformaron el Seminario estuvieron a cargo de la Dra. Nancy Oilda Benítez, directora de currículo del MEC; el Dr. Antonio Kiernyezny Rovate, decano de la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Cultura Guaraní en la UNI; desde México la Dra. Gloria María Abarca, doctora en Estudios Internacionales de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Cátedra de la UNESCO; y la profesora magíster María Amelia Brito, directora académica de la Universidad Nihon Gakko.

Para la doctora Nancy Benítez, existen aspectos básicos que deben tenerse en cuenta para el diseño de un currículum por competencia, que contenga la Cátedra para la Paz; y en ese sentido propone que lo primero sea definir la función social a desarrollar por el estudiante, formado en conceptos, aptitudes y procedimientos para la paz.

El taller propuesto por el decano de la UNI, giró en torno a la pregunta sobre qué pasó con el devenir en la producción de conocimiento en las diferentes ciencias y ámbitos del saber, apoyándose en la teoría del filósofo y sociólogo Edgar Morin, para indicar que “debe existir una educación que garantice el conocimiento pertinente, porque la mera transmisión del conocimiento no asegura la pertinencia del mismo”.

Por su parte, la doctora Gloria Abarca señaló que es necesario tener claro qué es la paz, reconocerse a sí mismo, aceptar al otro e identificar en la cooperación la salida para encontrar la paz.

«La violencia es un fenómeno social que ha sido construido por necesidades que no han sido escuchadas; por lo tanto, la paz es una respuesta que tenemos que construir».

El cierre de los talleres estuvo a cargo de la doctora María Brito, quien centró su exposición en las Técnicas de Andragogía, consistentes básicamente en la enseñanza de herramientas para educar a personas adultas; de esta manera, considera que la totalidad de la población conocería y se educaría para la paz. También invitó a los maestros a desaprenderse de las prácticas obsoletas en materia de enseñanza y educación.

Ver nota: El V Seminario Internacional de la ALIUP en México promueve la creación de una cátedra para la paz