Presentada exposición anual sobre hechos perpetrados en la Segunda Guerra MundialEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Presentada exposición anual sobre hechos perpetrados en la Segunda Guerra Mundial

Este 2016 se cumplen 71 años de “la Marcha de la Muerte”, que comenzó a prepararse a finales de 1944 luego que las fuerzas soviéticas liberasen el primer campo de concentración de Majdanek, en Polonia, donde se estima que fueron asesinadas 200.000 personas.

En enero de 1945 la orden fue trasladar a la mayoría de prisioneros de Auschwitz y el 17 de enero partieron las primeras columnas formadas por personas sanas capaces de resistir los desplazamientos (algunos a pie), acción conocida como “las Marchas de la Muerte”.

Bajo el frío, con nieve y sin alimentos ni abrigo llegaron a recorrer hasta 250 kilómetros. Las cifras oficiales hablan de 9.000 víctimas, pero algunos historiadores elevan la cifra a 15.000 personas, quienes murieron de frío, hambre o fusilados por los alemanes.

Se cumplen 71 años

Para conmemorar este hecho inhumano, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en la ciudad de Olavarría, bajo el proyecto “Huellas para no olvidar” dio apertura a la exposición anual de “la Marcha de la Muerte”.

Las voluntarias de la EMAP exhibieron, en el paseo peatonal que está ubicado en la calle principal Vicente López, cuatro placas en forma de Estrella de David, que contienen las huellas palmares de los siguientes sobrevivientes y su descendencia: 

•    Motel Mesyngier, 

•    Jean Kirschembaun, 

•    Liza Zajak y

•    Rebeca de Mesyngier.

Cada Placa va acompañada de una lámina que presenta un texto con una breve descripción de lo que sucedió en el Holocausto, y un relato de la historia del sobreviviente.

Mantener vivo el testimonio

Más de 300 personas visitaron la muestra, que tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto como una forma de prevenir la reiteración de uno de los capítulos más siniestros de la historia humana. 

El proyecto “Huella para no Olvidar” exalta el respeto por la vida, la libertad y la dignidad humana, así como adopta la verdad histórica en torno al Holocausto perpetrado contra el pueblo judío y otras víctimas de grupos minoritarios en la Segunda Guerra Mundial.