Presentación en Colombia del Movimiento Ambiental “Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Presentación en Colombia del Movimiento Ambiental “Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”

El Movimiento Ambiental “Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra” de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), fue presentado ante diferentes personalidades del ámbito gubernamental y ambiental de Colombia, en el Parque metropolitano El Lago o Parque de Los Novios de Bogotá, con diversas actividades ambientales y exposiciones con invitados nacionales e internacionales.

La mañana del lunes festivo en Colombia se inició con una jornada de adopción de árboles en el Parque de Los Novios, la cual fue dirigida por el Jardín Botánico de Bogotá; posteriormente se fue reuniendo el público —especialmente jóvenes provenientes de toda Colombia— frente a la tarima central, para escuchar intervenciones especiales de diferentes personalidades de Puerto Rico, Ecuador, Colombia y Venezuela.

El Dr. William Soto Santiago, promotor mundial del movimiento ambiental Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra, presentó ante la audiencia el programa integral “Hijos de la Madre Tierra”, y resaltó su propósito principal, que es el reconocimiento mundial de la Madre Tierra como un Ser Vivo, y que los seres humanos fuimos creados de ella para amarla, guardarla y protegerla: «Esta es nuestra consigna, y estamos trabajando arduamente, en especial con los jóvenes, en la promoción de acciones para restaurar la armonía y la paz entre la Madre Tierra y los seres humanos».

false

El Dr. Soto manifestó la importancia de la participación activa de los jóvenes en esta labor, y los invitó a ser parte de este movimiento ambiental: «América Latina y el Caribe es el continente del futuro, y es momento de que nosotros alcemos nuestra voz por los derechos, la restauración y la paz de nuestra Madre Tierra».

La expresidenta del Ecuador, Dra. Rosalía Arteaga Serrano, llamó a la reflexión respecto a la adquisición de nuevos hábitos para la conservación del ambiente, y señaló la importancia de trabajar en conjunto por la paz y por el cuidado de la Madre Tierra: «Jóvenes, en sus manos está, chicos y chicas, la capacidad de hermanarse, de cuidar la paz y de cuidar la Tierra. Solamente así vamos a cumplir esa misión con la que hemos venido: ser todos hermanos, llevarnos bien, y pensar que esta gran casa, la Madre Tierra, en este parque simbólico que se llama Parque de Los Novios… Y ser novio significa ser amigo, sonreír, amar, darse la mano, besarse. Todo ello podemos hacer también con nuestra Madre Tierra».

Por la Organización Nacional Indígena (ONIC) participó Mábel Quinto Salas, quien también pertenece al pueblo indígena Nasa del Norte del Cauca. En su intervención habló sobre la convivencia armónica que han tenido nuestros pueblos originarios con la Madre Tierra, por ser el espacio sagrado donde habitan los seres humanos; y relató sobre sus prácticas ancestrales y culturales para cuidarla. Destacó que cuando nace un niño, su ombligo es enterrado en la Madre Tierra, estableciendo el primer contacto con ella y reconociendo que somos sus hijos, y por eso es el deber de cuidarla y protegerla: «Siempre, todo el tiempo estamos dando gracias por el sol, por la lluvia, por la noche que tenemos, y diciendo que nosotros no somos dueños de la Madre Tierra, somos hijos; y por eso debemos cuidarla, quererla y protegerla siempre y en todos los espacios de vida».

En representación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia estuvo presente el Dr. Ricardo Molano, y de la Dra. Maritza Torres Carrasco, subdirectora de Educación y Participación del Ministerio. El Dr. Molano hizo lectura de las palabras enviadas por el ministro Gabriel Vallejo, las cuales expresaron la alegría de ver el interés por esta tarea ambiental: «Este mundo necesita más personas como ustedes, que con su buena actitud y amor por sus recursos harán que persevere la vida de nuestra Tierra por muchos miles de años más...»

Por su parte, el Dr. Molano celebró el desarrollo de estas iniciativas y movimientos que propician reflexiones profundas del rol de los seres humanos con relación a la Tierra, para la construcción de una cultura ambiental sostenible: «Qué interesante tener un grupo de jóvenes hoy, en este escenario, con preocupaciones por lo ambiental, con preocupaciones por el cuidado y la preservación de los recursos naturales, pero en un marco de responsabilidad social (creo que eso es fundamental). Hoy tenemos jóvenes mucho más críticos y reflexivos, que tienen espacios en escenarios de toma de decisiones».

false

La última intervención fue de la coordinadora del programa integral de la EMAP “Hijos de la Madre Tierra”, Carmen Salzano, quien invitó a los presentes a realizar un recorrido por las carpas de las seis brigadas que conforman el movimiento ambiental Guardianes por la Paz de la Madre Tierra: Atmósfera, Geósfera, Hidrósfera, Biodiversidad Vegetal, Biodiversidad Animal y los Seres Humanos. Destacó además que las decoraciones y ambientaciones de las mismas fueron realizadas por los jóvenes y hechas con material totalmente reciclado y reutilizado.

Los visitantes pudieron apreciar la formación ambiental y la creatividad de los jóvenes mientras mostraban sus trabajos y reflexiones para trabajar por la paz de la Madre Tierra. Cada uno de ellos expuso con mucha emoción la importancia de los sistemas del planeta, sus principales problemas y el llamado de atención para protegerla.

Un arco iris formado por más de 1.500 tapas, un molino de energía eólica, un túnel para ingresar al centro de la Madre Tierra, un delfín hecho con latas de metal, algas hechas con botellas plásticas, obras de teatro concientizando sobre la tala indiscriminada de árboles e instando a “Adoptar una planta”, representación de animales emblemáticos de Colombia hechos con material reciclado como el cóndor colombiano, el colibrí, la mariposa morpho azul, el delfín rosado, y muestras de cómo los seres humanos podemos vivir en un ambiente sustentable y en armonía con la Madre Tierra, fueron parte de lo mostrado en las carpas de Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra.

false

Finalmente, unos niños representando las 5R (reparar, reducir, reutilizar, reciclar y reeducar) y representantes de los pueblos originarios de Colombia, dejaron palabras de motivación y llamados de atención sobre la conciencia del cuidado urgente que necesita nuestra Madre Tierra, y de la reconexión que necesitamos con ella para asegurar la existencia de la humanidad.