Nuevo México rinde homenaje a sobrevivientes del Holocausto como parte del Proyecto “Huellas para no olvidar”Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Nuevo México rinde homenaje a sobrevivientes del Holocausto como parte del Proyecto “Huellas para no olvidar”

La Gobernación del Estado de Nuevo México proclama el 5 de mayo como el Día Huellas para Recordar

La Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en colaboración con el Estado de Nuevo México-EE.UU., el Consulado General de Israel y el proyecto de Derechos Humanos de Nuevo México, lideró la Conmemoración por las Víctimas del Holocausto el 5 de mayo de 2016, en el Capitolio de la ciudad de Santa Fe, como parte del Proyecto “Huellas para no olvidar, el cual tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto para transmitir a las generaciones presentes y futuras las lecciones universales de ese lamentable hecho.

El Día de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, conocido como Yom Hashoah en hebreo, es el día en que Israel recuerda a los más de seis millones de judíos asesinados sistemáticamente en el Holocausto, junto con gitanos, Testigos de Jehová, izquierdistas, homosexuales, opositores políticos, prisioneros de guerra, disminuidos mentales y el resto de la población no considerada pura por el régimen nazi.

El Roundhouse (Capitolio del Estado de Nuevo México) fue el escenario de reunión de destacados panelistas como el Sr. Eitan Levon, cónsul general de Israel para el Suroeste de los Estados Unidos; Lic. Efrén Nicolás Leiva A., cónsul general de México en Albuquerque; Sra. Regina Turner, fundadora y presidente ejecutiva de Proyectos de Derechos Humanos de Nuevo México; Sr. Zachary Benjamin, presidente ejecutivo de la Federación Judía de Nuevo México; Sra. Idalia Lechuga-Tena, representante por el Distrito 21; Srita. Shoshana Dubman y la Sra. Raya Kovensky, sobrevivientes del Holocausto; y la Lic. Gabriela Lara, directora general de la EMAP.

Además de contar con una amplia participación de la comunidad judía del Estado de Nuevo México, estuvieron presentes más de una decena de sobrevivientes del Holocausto, Activistas por la Paz de diversos estados de la unión americana, ciudadanos de Santa fe, Albuquerque y de otras ciudades de Nuevo México.    

Durante la ceremonia se realizó la develación de dos Placas conmemorativas con la forma de la Estrella de David, la cual tiene las huellas palmares de las sobrevivientes Shoshana Dubman y Raya Kovensky, quienes compartieron con la audiencia su experiencia durante el Holocausto. 

También se rindió homenaje a los demás sobrevivientes presentes con la entrega de una rosa blanca como símbolo de inocencia y pureza frente al mal. Shoshana Dubman narrando experiencia de supervivencia, dijo:

“Yo represento a los niños que nacieron hacia el final de la guerra o al final de la guerra. No tenemos actas de nacimiento, no tengo papeles, no tengo actas bautismales porque cuando yo estaba haciendo mis papeles aquí en los Estados Unidos de América, me preguntaron: “¿Tienes actas bautismales?”. Dije: “Soy judía. No tengo actas bautismales, no tengo actas de nacimiento”. Y los niños como nosotros podríamos haber nacido en una zanja, podríamos haber nacido en una prisión, podríamos haber nacido en un campo en algún lugar, y tal vez nuestras madres fueron violadas intentando huir por la libertad y quizá ni siquiera sabían que llevaban a un niño”.

Además, Shoshana instó a los presentes a vigilar todo en su entorno para evitar la reiteración de hechos como este, por lo cual manifestó:

“Por favor sea consciente de la persona junto a usted. Por favor sea consciente del vecino junto a usted, de los disturbios en sus ciudades, en las escuelas. Ser consciente y no estar en silencio, no apartar la mirada… no apartar la mirada. Cada holocausto, genocidio, tiene su historia de supervivencia. La diferencia en este holocausto, es que todavía está a nuestro alcance, que aún está dentro de su alcance escuchar las historias para aprender las lecciones”.

Por su parte, el Cónsul General de México en Albuquerque, en su discurso citó el poema “Cuando los nazis vinieron por los comunistas”, de Martín Niemöller, que habla de las consecuencias de no oponerse a las tiranías, y cuando finalmente llegó el momento en que fue traicionado ya no quedaba nadie para defenderlo. De las enseñanzas que el cónsul tomó de este trágico episodio, dijo que:

“Debemos hallar la victoria de la tolerancia sobre el racismo, del amor sobre el odio, del bien sobre el mal; formar generaciones de educadores para que enseñen cómo estudiar el Holocausto y cómo aprender de ese tiempo de eclipse de sol”.

La intervención del Sr. Eitan Levon, cónsul general de Israel del suroeste de los Estados Unidos, giró en torno a lo que significa el Estado de Israel para los judíos: un “refugio”, y todo lo que les proporciona en la actualidad, incluyendo la capacidad de autodefensa colectiva y la “voz” del pueblo judío. Sobre el Holocausto y el trabajo de la EMAP en torno a este tema, dijo:

“El Holocausto es una advertencia a toda la raza humana, que nunca debe ser relegado a ser simplemente una lección de la historia del pasado, es una lección para el futuro. Organizaciones como la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y proyectos tales como ‘Huellas para no olvidar’, con sus nobles acciones, se aseguran de que el Holocausto no se permita desvanecerse en el olvido de la historia”.

Acto seguido, la Sra. Susana Martínez, gobernadora del Estado de Nuevo México, otorgó la proclamación a la Embajada Mundial de Activistas por La Paz y a su Embajador Mundial, Dr. William Soto Santiago, en la que se establece el 5 de mayo como día “Traces to Remember” o “Huellas para Recordar”, a partir de la fecha y en los años subsiguientes en el Estado. Esta proclamación fue entregada por la representante Idalia Lechuga-Tena, quien manifestó:

“Nosotros estamos aquí para defender los Derechos Humanos. Muchas de las leyes que vamos a proponer son para defender nuestros derechos humanos, y yo sé que tenemos muchos Activistas por los derechos humanos aquí; pero los quiero felicitar por el arduo trabajo que hacen todos los días como Activistas”.

El Dr. William Soto Santiago, en su intervención recalcó que es importante contar con el compromiso de organismos gubernamentales, civiles, diplomáticos, que apoyen la promoción de acciones enfocadas a la enseñanza y defensa de los derechos humanos, haciendo énfasis en el compromiso personal de compartir la historia de los sobrevivientes como herramienta de prevención

“Lo único que nos garantiza que las personas tomen conciencia sobre el valor de la vida es la educación; herramienta fundamental que nos permitirá trabajar de manera efectiva en cualquier parte del mundo y con personas de diferentes nacionalidades, culturas, ideologías, idiomas, edades, religiones y creencias.

Hoy más que nunca, tenemos la obligación de recordar el pasado, aprender sus lecciones y aplicarlas al presente, a fin de asegurar el futuro de nuestros pueblos con base en la justicia, la verdad, la armonía y la equidad. Recordar nuestra historia y respetar la dignidad humana, nos permitirá construir una cultura de paz”.