Nicaragua celebró el Día Mundial de la Vida SilvestreEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Nicaragua celebró el Día Mundial de la Vida Silvestre

Con un colorido desfile y parada ambiental, movimiento Scout y estudiantes de la Escuela Básica Cristóbal Rugama de Masaya, resaltaron la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes.

La organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 3 de marzo para celebrar el Día Mundial de la Vida Silvestre, ocasión que le dio la oportunidad a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en Nicaragua, a través del Programa Internacional “Hijos de la Madre Tierra”, de crear conciencia en la población acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tienen para la humanidad, y resaltar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes.

Habitantes de la ciudad de Masaya, capital del folclor de Nicaragua, celebró con bombos y platillos este importante día, con un desfile multitudinario que contó con la participación de diferentes organizaciones ambientalistas, Activistas por la Paz y los estudiantes de la Escuela Básica Cristóbal Rugama, lugar donde se realizó la Parada Ambiental.

Los asistentes a este evento ambiental, participaron de las exposiciones presentadas en los tres módulos informativos. El 1er. Módulo, “Día Mundial de la Vida Silvestre” mostró el porqué se celebra este día y cuáles son las especies que están en peligro de extinción, también las especies carismáticas, la importancia de frenar el comercio de especies silvestres, y las medidas que se están tomando para el cuidado y protección de la flora y la fauna.

Asimismo, a través del 2do. módulo, se promovieron los Derechos Universales de la Madre Tierra, haciendo énfasis en los relacionados a preservar la biodiversidad vegetal y animal. Finalmente, se presentó a la comunidad por medio del 3er. módulo, el Programa Internacional “Hijos de la Madre Tierra” y Movimiento Ambiental “Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”.

El recorrido por cada uno de los módulos logró incentivar la participación ciudadana, en el ámbito educativo y comunitario para proteger y restaurar el equilibrio en nuestra Madre Tierra. Byron Carballo, dirigente juvenil del movimiento Scouts, presente en la parada ambiental, expresó que Nicaragua es un país con una gran biodiversidad, y  alberga la reserva Bosawas; por tal motivo, este tipo de actividades dan a conocer a la colectividad lo importante que es preservar la flora y evitar el comercio ilícito de la fauna silvestre.

La Reserva de la Biosfera de Bosawás en la parte norte y central de Nicaragua, es uno de los elementos centrales del denominado “Corazón del Corredor Biológico Mesoamericano”. El área es reconocida por su rica biodiversidad y numerosas especies poco frecuentes y en peligro de extinción.

En la región se encuentran muchas de las últimas poblaciones centroamericanas de especies, como: el oso hormiguero gigante, el tapir de Baird, el mono araña centroamericano, el jaguar, el águila arpía, y el cocodrilo americano.

Por su parte, directivos de la Escuela Básica Cristóbal Rugama, calificaron de positiva la iniciativa del presidente ejecutivo de la EMAP, Dr. William Soto Santiago, al realizar este tipo de eventos, porque motiva a los niños a cuidar el planeta y compartir con sus padres los valores ambientales que aprenden con estos proyectos. Cabe destacar, el apoyo de la Policía Nacional durante todo el trayecto de la marcha, y de la Empresa Distribuidora de Nicaragua, quienes colaboraron con toldos e hidratación para los participantes.