Michael Berenbaum y Efraim Zuroff en el Foro “Educando para No Olvidar”, bajo la perspectiva de “Justicia, no venganza. La efectividad de las cortes internacionales de justicia ante los criminales contra la humanidad". Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Michael Berenbaum y Efraim Zuroff en el Foro “Educando para No Olvidar”, bajo la perspectiva de “Justicia, no venganza. La efectividad de las cortes internacionales de justicia ante los criminales contra la humanidad".

Universidad Autónoma de México

12 de mayo

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, la Coordinación de Relaciones Internacionales, el Seminario de Derecho Internacional, y la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, llevaron a cabo el Foro: “Justicia, no venganza. La efectividad de las cortes internacionales de justicia ante los criminales contra la Humanidad.”

El Lic. Francisco Guerra, como Coordinador de la Embajada Mundial, dio apertura al Foro que fue moderado por el catedrático Pedro Medina, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

El Lic. Antulio Ontiveros, miembro del Seminario de Derecho Internacional, del Centro de Relaciones Internacionales y especialista en Derechos Humanos, en su intervención argumentó la importancia de educar para la paz.

Destacadas personalidades de talla internacional también hicieron parte del presidium.

El Dr. Michael Berenbaum,  profesor, rabino, escritor y cineasta norteamericano, anteriormente Director Adjunto de la Comisión Presidencial sobre el Holocausto, así como Director de proyectos del Museo Memorial del Holocausto (USHMM) y Director del Instituto de Investigación del Holocausto;  dando una breve descripción sobre el siniestro, expuso:

«En las consecuencias de catástrofe hay una tarea esencial, y esa es la reconstrucción. No siempre es fácil y veraz. […] Después de la liberación de los judíos restantes, el mundo estaba aterrorizado. La gente estaba llena de preguntas: “¿Cómo preservar la justicia después de las secuelas del Holocausto? ¿Cómo vives con estos eventos? ¿De qué forma podemos componer esto?”»

El historiador israelí Efraim Zuroff, coordinador de la investigación de crímenes de guerra nazis en todo el mundo, del Centro Wiesenthal, quien también participa en el logro de llevar a juicio a los nazis acusados de crímenes de guerra, además de ser el autor del informe anual de investigación (que incluye una lista de los criminales de guerra nazis más buscados), habló sobre las razones por las cuales ellos sienten la obligación de traer dichos nazis a juicio; y lo hizo acotando cinco puntos importantes:

«El paso del tiempo no disminuye las acciones de los asesinos – Es decir, no importa cuántos años hayan pasado, el daño que hicieron sigue siendo igual de grave.

La edad no debe ser un impedimento – Los nazis ahora son personas mayores, pero cuando cometieron los crímenes eran jóvenes. Ellos piensan que la comunidad no debe ser influenciada por las apariencias; sólo porque ven a una persona mayor, inofensiva, de unos 85 años, no significa que es inocente y que no causó daño en el pasado. 

La obligación que le debemos a las víctimas de los nazis – Nosotros estamos obligados a que se haga justicia por todo lo que las víctimas sufrieron, es algo que les debemos. 

El esfuerzo de traer a estas personas a la justicia debe ser un recordatorio de todo lo acontecido.

Estos juicios son muy importantes ya que reafirman y educan sobre lo que en realidad sucedió en el Holocausto».

El Dr. Zuroff mencionó dos puntos que la gente usa para distorsionar la verdad y los hechos del Holocausto: «La negación del Holocausto: negar lo que pasó. La distorsión del Holocausto: reescribir el Holocausto haciendo que parezca un evento pequeño e insignificante».

Y destacó: «El Gobierno de Alemania antes no hacía justicia si no podían probar que la persona acusada específicamente, mató a otra persona; tenían que especificar a la gente; no era suficiente saber que eran parte del SS o si trabajaban para el Gobierno en esos tiempos. Ahora el gobierno alemán promueve la persecución. Toda persona que participó en alguno de los seis campos de la muerte o campos de concentración, es enviada a la Corte de la ley. […] Los nazis son las personas que merecen la menor simpatía, ya que ellos no tuvieron esa simpatía hacia sus víctimas».

Al final del Foro, se abrió una sesión de preguntas y respuestas, y los participantes recibieron un libro de regalo.