Las Jornadas Ambientales Comunitarias de la EMAP involucraron alrededor de 100.000 ciudadanos de América y Europa en la celebración mundial del 21 y 22 de marzoEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Las Jornadas Ambientales Comunitarias de la EMAP involucraron alrededor de 100.000 ciudadanos de América y Europa en la celebración mundial del 21 y 22 de marzo

Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra visitaron miles de hogares y establecimientos con el llamado: ¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra!

Estamos decididos a proteger el planeta contra la degradación, incluso mediante el consumo y la producción sostenibles, la gestión sostenible de sus recursos naturales…”, Dr. William Soto, Presidente Ejecutivo de la EMAP.

Bajo esta determinación, la Directiva Internacional y miles de voluntarios de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en Latinoamérica, Estados Unidos y España, desarrollaron las Jornadas Ambientales Comunitarias “Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra”, en unión a la convocatoria de la ONU, para celebrar el Día Internacional de los Bosques (21 de marzo) y el Día Mundial del Agua Dulce (22 de marzo).

Las jornadas fueron motorizadas por el Movimiento Ambiental Internacional de la EMAP “Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”, con el objetivo de hacer un llamado a la reflexión y a la participación ciudadana por el futuro de la Madre Tierra y de la humanidad, mediante el uso sostenible de los recursos naturales para el Desarrollo Sustentable.

Puerta a puerta los brigadistas visitaron miles de familias y diversos establecimientos en más de 20 países, para desarrollar una breve charla ambiental, enfocada especialmente en el uso correcto del agua dulce y la preservación de los bosques; esta labor impacto alrededor de 100.000 personas, entre niños, jóvenes y adultos.

Según la ONU, los bosques juegan un papel fundamental en la tierra y la vida de sus habitantes; alrededor de 1.600 millones de personas, incluidas más de dos mil culturas indígenas, dependen de estos para vivir. Sin embargo, la deforestación continúa a un ritmo de 13 millones de hectáreas al año, responsable de entre un 12 y un 20% de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y que contribuyen al calentamiento global.

Con respecto al agua, la mayor parte de su total mundial se encuentra en los océanos y sólo el 2,5% es agua dulce; cabe destacar, que los seres humanos sólo tienen acceso a menos del 1% de este líquido vital. Es preciso señalar, como dato alarmante, que según evaluaciones del Banco Mundial, para 2050, más de mil millones de personas vivirán en ciudades sin suficiente agua.

La EMAP presentó en esta celebración: “10 acciones para salvar los Bosques y el Agua Dulce de Nuestra Madre Tierra”, una iniciativa ambiental, dirigida especialmente a la sociedad civil, la cual promueve desde el reconocimiento del valor e importancia de estos recursos naturales, hasta la acción individual y colectiva, como jornadas de reforestación, reparación de tuberías y botes de agua, e integración o apoyo a ONG`s ambientalistas. (Ver: 10 acciones para salvar los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra”)

Potencias sociales en favor de la Madre Tierra

La EMAP se enfocó en desarrollar estas jornadas en el seno de diversas comunidades de los países participantes, al considerar que la Comunidad constituye un grupo de individuos en constante transformación y evolución y una potencialidad social (Montero, 2007)

En sólo 5 minutos, miles de guardianes de diferentes edades, organizados en duplas o equipos de trabajo, realizaron el recorrido, efectuando encuestas y  tomando fotografías como registro de las visitas, además obsequiaron detalles elaborados con material reciclado, como recordatorio de las acciones ambientales.

Las jornadas contaron con el apoyo y participación de entidades gubernamentales, asociaciones de vecinos, juntas comunales, empresas y organizaciones ecologistas, así como la cobertura de diversos medios de comunicación que expandieron las actividades a nivel local y nacional.

Puesta en marcha de las jornadas por país

De acuerdo al Dr. Soto, “hace falta un esfuerzo mayor de la Comunidad Mundial para alcanzar acuerdos más eficaces en materia de cooperación destinados a proteger y salvaguardar el equilibrio y la calidad de vida en nuestra Madre Tierra”, por tal motivo, a través de las jornadas se potenció el llamado a la urgente necesidad de reflexionar y accionar por una coexistencia armónica de los seres humanos con la Madre Tierra.

Países participantes:

En Argentina más de 3000 familias recibieron educación ambiental por el Desarrollo Sostenible
 

En Bolivia los Guardianes visitaron diversos barrios, escuelas y universidades para promover la necesidad de preservar las reservas forestales y las reservas de agua dulce

Más de 1600 brigadistas en Colombia involucraron a 25.000 ciudadanos en la celebración
 

En Chile más de 1000 ciudadanos atendieron el llamado de los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra
 

Habitantes de la Comunidad San Sebastián en Costa Rica manifestaron su preocupación por la acción ambiental individual y colectiva

Nueve ciudades del Ecuador integraron la lista de entidades sensibilizadas por la EMAP el 21 y 22 de marzo
 

Hasta el continente Europeo se extendieron las jornadas: en las ciudades de Madrid, Barcelona y Tarragona, España, fueron sensibilizados niños, jóvenes y adultos

Voluntarios de la Unión Americana desarrollaron las jornadas en diversas ciudades de Texas, Washington DC, Florida, Oklahoma, Massachusetts, Virginia y New Jersey

Brigadas de concientización en El Salvador compartieron el mensaje: ¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de Nuestra Madre Tierra!

En Honduras se evidenció la necesidad de luchar contra la deforestación y desertificación de los ecosistemas boscosos

Puerta a puerta los panameños llevaron la celebración del 21 y 22 como un mensaje urgente por el futuro de la Madre Tierra

En Guatemala las jornadas abarcaron seis municipios con un total de 1203 casas visitadas

En Paraguay las ciudades de Asunción, Capiatá, Encarnación y Ciudad del Este de Paraguay se vistieron de verde 
 

200 familias en Cayey, Puerto Rico reconocieron el valor de los bosques y el agua dulce
 

2 brigadistas por domicilio + 5 minutos + 10 acciones para salvar los bosques y el agua dulce = 33.000 venezolanos sensibilizados en pro del Desarrollo Sustentable