LAS FUERZAS ARMADAS DE COLOMBIA RECIBEN EDUCACIÓN PARA LA PAZEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

LAS FUERZAS ARMADAS DE COLOMBIA RECIBEN EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Colombia

III Foro Judicial Nacional de la EMAP

Más de 1.100 uniformados del Ejército colombiano asistieron al III Foro Judicial Nacional, en la sede del Centro de Educación Militar en Bogotá, promovido por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en el marco del proyecto “Justicia para la Paz”.

Uno a uno fueron registrados biométricamente para recibir a los especialistas en Derechos Humanos provenientes de Puerto Rico, Argentina, Colombia, Estados Unidos, Cuba, México y Paraguay, quienes disertaron sobre los principios de Dignidad humana, presunción de inocencia y Derechos Humanos (DDHH).

«La libertad, la justicia y la paz en el mundo, tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana».

Con este preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Dr. William Soto Santiago, Presidente Ejecutivo de la EMAP, y el Mg. Nicasio de Jesús Martínez Espinel, Jefe de Educación y Doctrina del Ejército Nacional, representando a la Escuela de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de Colombia, dieron inicio al Foro.

Fórmula para construir la paz

«Con la verdad se administra justicia, y con el diálogo se alcanza la reconciliación. Así se construye la paz que tanto anhela la nación colombiana».

Con estas palabras, el Dr. Soto reiteró que es necesario garantizar el derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación de las víctimas.

«Se deben agotar todos los esfuerzos que sean necesarios para detectar los puntos de acuerdo. Los puntos de convergencia y el respeto por el otro, así piense diferente, son los fundamentos de todo proceso de paz», exhortó.

La historia ha sido testigo de la lucha del hombre por la protección de sus derechos en diversas culturas como Roma, Grecia, India, Francia y Estados Unidos; pero fue en 1948 cuando se logró bajo un solo documento consolidar las normas que rigen actualmente a los 192 países que conforman las Naciones Unidas (ONU).

La necesidad de conocer los Derechos Humanos en todos los ámbitos sociales

El Director en Ciencias Jurídicas y Políticas, Juez en el área criminalística ante el Tribunal Oral de Argentina, Dr. Franco Marcelo Fiumara, asistió la mesa de honor y disertó sobre “Los derechos humanos durante la dictadura”, resaltando la similitud entre las dictaduras a través de la historia.

«Nada puede escapar del ámbito del Derecho y de la Educación, y así lo comprende también Naciones Unidas; y creo que cada día se hace más necesario aprender todo este andamiaje, como para poder educar en parámetros simétricos internacionales a los jóvenes por venir, a los jóvenes que ocuparán en un futuro cargos de relevancia pública», alegó.

El Procurador Séptimo ante el Tribunal de Bogotá y Cundinamarca, Especialista en Ciencias Penales y Criminológicas, Dr. Camilo Montoya Reyes, destacó que la presunción de inocencia nació como una respuesta antagónica a la presunción de culpabilidad, lo cual se interrelaciona con el principio de la dignidad humana y el respeto a la libertad.

«La presunción de inocencia limita las causales para privar de la libertad a un ser humano, limita la duración de la privación de libertad de un ser humano y la intensidad de la privación de la libertad», detalló.

El Ministerio de Defensa se hizo presente con la interlocución del Director de Derechos de las Fuerzas Militares, Tnte. Carlos Soler Parra, quien explicó las diferentes convenciones que componen el Derecho Internacional Humanitario, explicando que es una ley especial que se aplica como derecho de mínimos en tiempos de guerra con el fin de proteger a las víctimas en medio del conflicto.

El Consejo Superior de la Judicatura intervino bajo la ponencia del magistrado Pedro Alonso Sanabria, con el tema “Dignidad humana en el contexto constitucional”. Sanabria, además respondió las interrogantes de los militares sobre la expansión del fuero militar en Colombia, y ante esto recalcó que existe una diferencia entre un civil y un uniformado en el ejercicio de su labor, la cual debe considerarse.

Ati Quigua, Líder indígena y delegada de la Comisión Asesora de Paz de la Presidencia de la República de Colombia, reveló la novedad de este concepto de los Derechos Humanos ante las pueblos originarios, afirmando que éste no existía en su cosmovisión hasta que el concepto antropocéntrico lo introdujo.

Los representantes estudiantiles Juan Manuel Moreno Sanabria y Camilo Montoya Real de la Universidad de Harvard y de los Andes en Colombia, respectivamente, también participaron con el tema “La libertad de expresión y el diálogo en un proceso de paz”, bajo la premisa de Voltaire que afirma: “No estamos de acuerdo con lo que dice el otro, pero defenderemos con la vida el derecho que tiene de expresarlo”.

Los Derechos Humanos una responsabilidad compartida

Como cierre del Foro los uniformados recitaron la “Oración a la Patria” como anhelo de la libertad y respeto, acompañados por su banda marcial, ante militares de alto rango y diferentes fiscales, quienes coincidieron en que los Derechos Humanos no son una lección de historia, no son un discurso; son la responsabilidad que todos comparten con el prójimo.