Lanzamiento Internacional de Programa Educativo Comunicacional por una Cultura de Donación de SangreEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Lanzamiento Internacional de Programa Educativo Comunicacional por una Cultura de Donación de Sangre

País piloto Venezuela

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar (…) la asistencia médica y los servicios sociales necesarios.” (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Art. 25)

Con el objetivo de respaldar este decreto, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) presentó el Programa Educativo Comunicacional para la formación de una cultura de donación voluntaria, altruista y habitual de sangre segura “En la Sangre está la Vida” (PEC-VIDA), como un mecanismo que permite asegurar el cumplimento de este derecho.

Este programa es uno de los componentes estratégicos del Proyecto Internacional de la EMAP “En la Sangre está la Vida - Donando la Savia de la Vida”.

El lanzamiento oficial tuvo lugar en Venezuela, país piloto, durante el mes de julio de este año 2015.

El acto concentró a la directiva internacional de la EMAP, encabezada por el Dr. William Soto Santiago, Presidente Ejecutivo; la Lcda. Gabriela Lara, Directora General; el Dr. Miguel Bermúdez Marín, Coordinador Internacional; la Lcda. Ruth de Bermúdez, Coordinadora Internacional del Proyecto “En la Sangre está la Vida”; entre otros miembros de la organización internacional.

PEC-VIDA para la humanidad

La EMAP creó este programa enfocado en la Educación, al considerar que “es el arma más poderosa para transformar mentalidades y, consecuentemente, para cambiar el mundo.” (Dr. Soto)

El PEC-VIDA es un medio para promover en las personas la donación de sangre como una responsabilidad social, pero ante todo un acto de amor, justicia y solidaridad; a su vez, fomenta que esta cultura de donación voluntaria y habitual debe ser el pilar de todo sistema nacional de salud.

Para la implementación de este Programa Educativo Comunicacional se han considerado los siguientes ámbitos de aplicación: familiar, comunitario, educativo y organizacional.

Las estrategias comunicacionales son también parte importante del programa, al utilizar los medios de comunicación para la concienciación de la donación voluntaria y habitual de sangre segura, a través de contenidos dirigidos a todo público y adaptables a la cultura de cada país.

Esta iniciativa está basada en los principios y valores del ser humano, en los programas internacionales de suministro de sangre segura y en los fundamentos filosóficos del Dr. William Soto, autor del Programa.

Para el desarrollo del PEC-VIDA fue conformado un equipo interdisciplinario de profesionales en las áreas de Educación (en sus diferentes niveles), Diseño y Gestión de Proyectos, Metodología, Psicología, Derecho y Comunicación Social.

Este Programa es de alcance interregional (Norteamérica, Centroamérica, Suramérica, el Caribe y España), y cada uno de los países establecerá sus etapas temporales, a través de un plan de actividades dividido en fases que abarcan desde la socialización del proyecto hasta la evaluación de los resultados.

El PEC-VIDA impulsa objetivo de la OMS para el 2020

Al fomentar esta cultura por medio del PEC-VIDA, la EMAP prevé la incrementación automática de los donantes voluntarios y habituales de sangre, al considerar que en muchos países la demanda supera la oferta de la donación de este vital tejido líquido.

Este hecho tiene fundamento en el informe anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de este año 2015,  el cual indica que sólo en 62 países del mundo el suministro nacional de sangre procede casi en su totalidad de donaciones voluntarias no remuneradas, mientras que 40 países siguen dependiendo de donaciones procedentes de familiares o incluso de donantes remunerados.

A través del desarrollo de este Programa Educativo Comunicacional en diversos países del mundo, la EMAP respalda el objetivo de la OMS: que en 2020 todos los países obtengan su suministro de sangre de donantes voluntarios no remunerados.

Salvar vidas, una necesidad permanente

La EMAP considera que la donación de este líquido vital no debe ser un acto minimizado ni esporádico; sino que debe existir la conciencia de una cultura de donación en el individuo, como una necesidad permanente, y no sólo asociada a las urgencias.

Este acto incrementa la esperanza y una mejor condición de vida en pacientes con enfermedades potencialmente mortales, así como al llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

Para la EMAP, la donación de sangre es una expresión de amor y solidaridad al prójimo, lo que a su vez impulsa el establecimiento de vínculos de hermandad que contribuyen con la paz y felicidad de la familia humana.

Proyecto “En la Sangre está la Vida – Donando la Savia de la Vida”

El PEC-VIDA constituye el primer componente estratégico del Proyecto Internacional “En la Sangre está la Vida”, el cual es un proyecto de intervención social, propuesto y diseñado por el Dr. William Soto para contribuir a la participación activa y eficaz de la ciudadanía, en la formación de una cultura de donación voluntaria, altruista y habitual de sangre segura.

El segundo componente es la Campaña Internacional “En la Sangre está la Vida”: Maratones y Jornadas de Donación de Sangre. Y el tercero establece la propuesta de la Ley Marco para el fomento de la donación voluntaria, altruista y habitual de sangre segura.

El Dr. Soto promueve que esta cultura de donación voluntaria y habitual de sangre segura “es parte de la paz integral para la familia humana, pues en una familia con problemas de salud en su hogar, y que necesita sangre para obtener buena salud, no puede tener paz sin ese recurso; pero si se le provee y suministra la sangre que se requiere para la persona, puede volver la paz a la familia.”