LA HISTORIA DE LOS SOBREVIVIENTES DEL HOLOCAUSTO ES ENSEÑANZA “VIVA” EN EL CAPITOLIO DE SANTA FE – NUEVO MÉXICOEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

LA HISTORIA DE LOS SOBREVIVIENTES DEL HOLOCAUSTO ES ENSEÑANZA “VIVA” EN EL CAPITOLIO DE SANTA FE – NUEVO MÉXICO

“Honramos la valentía, la esperanza y la perseverancia como legados para la humanidad”, como conclusión del evento.

El proyecto “Huellas para no olvidar”, con el apoyo de autoridades de Nuevo México, honró la vida de cuatro sobrevivientes del Holocausto el 8 de diciembre de 2016 en el Capitolio de Santa Fe, Nuevo México, Estados Unidos. El evento contó con la participación del Museo del Holocausto, la Cámara de Comercio de Arlington, la Universidad de Nuevo México, el Centro Judío de Santa Fe, la Sociedad Histórica Judía de Nuevo México y estudiantes de secundaria de la Escuela de Montessori.

Las disertaciones giraron en torno a una visión de superación ante las adversidades y la comprensión de que el Holocausto debe ser visto, más que como una tragedia del pasado, en un testimonio latente de una historia “viva”, colmada de valiosas enseñanzas y lecciones para la actual y las futuras generaciones, acerca de la necesidad de romper el silencio y contrarrestar el antisemitismo, la intolerancia, el prejuicio, el odio y la discriminación.

El presidente ejecutivo de la EMAP, Dr. William Soto, indicó que tomando una posición esperanzadora y de enseñanza sobre estos hechos ocurridos durante el Holocausto, la educación en valores se convierte en un deber para las escuelas, colegios y universidades.

 

Y añadió: «Si consideramos importante para la formación de un niño o niña enseñarle ciencias básicas y humanísticas, cuánto más importante es educar en función del respeto por los valores humanos y la enseñanza del Holocausto como paradigma del acto genocida, ya que nos proporciona las herramientas necesarias para transmitir el respeto por la dignidad humana como la base para una convivencia pacífica entre individuos, sociedades y naciones».

Es un error grave decir que un genocidio como el Holocausto nunca más se va a repetir.

En tres placas conmemorativas con la forma de la Estrella de David, se exaltó la vida de Evy Woods, Riva Wolf y el Sr. y Sra. Limanovich, sobrevivientes a la manifestación más grande de intolerancia, odio y discriminación de la que el ser humano tenga registro.

En su participación tuvieron la oportunidad de compartir con los asistentes su historia de vida y su percepción actual de lo que significó el Holocausto.

«Los desafíos de la guerra nos obligaron a crecer muy pronto. Mi infancia terminó en junio de 1941 a la edad de 8. Aprendimos temprano a apreciar la vida. Usted piense en un número: seis millones. Piensa en la jovencita, perdida y sola, corriendo por su muerte. Piensa en una madre que decide cuál de sus hijos podría ahorrar».  —Asya Limanovich.

«Cuando quitamos la humanidad de un grupo por su raza o religión, o por cualquier otra razón, hacemos posible que ocurran atrocidades». —Michael Limanovich.

«En el 1940 las cosas en Francia, en París, no se veían muy bien. Y estaban preocupados de la posibilidad de que París fuera bombardeada y otras cosas. En ese tiempo, por cierto, mi padre era un rabino y era muy religioso, pero no públicamente... No era como hoy que tenemos diferentes tipos de religiones». —Riva Wolf.

«Yo sé que mi padre me tuvo que dar una cachetada un par de veces para que me memorizara mi otro nombre. Cuando nos escondimos, o después de ese punto, yo ya no era Evy Goldstein, sino que vine a ser Eva Holstein». —Evy Woods.

La enseñanza del Holocausto es hoy en día un instrumento legítimo, recomendado por la Organización de Naciones Unidas a través de la UNESCO, y utilizado  para  denunciar y prevenir el antisemitismo, el racismo, la discriminación y los brotes violentos de grupos extremistas como los neonazis.

Eventos relacionados:

La Universidad de Nuevo León recibió un taller de educación sobre el Holocausto

En México: Presentación del proyecto “Huellas para Recordar” en el Congreso del Estado de Veracruz

Se devela Placa a sobreviviente del Holocausto y de la dictadura militar argentina en sede de la ex ESMA