La EMAP y Pueblos Originarios de México en jornada por la coexistencia de los seres humanos y la Madre TierraEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

La EMAP y Pueblos Originarios de México en jornada por la coexistencia de los seres humanos y la Madre Tierra

Rescate de la sabiduría ancestral para el desarrollo del proyecto internacional

Unidos para trabajar por la coexistencia de los seres humanos en un equilibrio sustentable con la Madre Tierra, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) y Comunidades Indígenas del estado San Luis Potosí, México, llevaron a cabo una Jornada Internacional por los Derechos de la Madre Tierra y de los Pueblos Originarios.

Este encuentro de los Hijos de la Madre Tierra, organizado por la EMAP en la ciudad de Xilitla, permitió la participación de representantes de los grupos étnicos Nahual, Teenek y Pame (Xi’ui), los cuales tienen un promedio de 300.000 habitantes. Los pueblos originarios de este estado representan aproximadamente el 12% de la población de 2,6 millones de potosinos.

Asimismo, estuvieron presentes delegados del Congreso de la Cámara Local de Diputados del estado SLP, de la Secretaría de Educación del Gobierno de SLP, de la Visitaduría General de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), del Dpto. de Ecología y Gestión Ambiental de Ciudad Valles, de la Unidad Estatal de Consejos Escolares de Participación Social y de la Universidad Intercultural de SLP.

Esta jornada se enmarca en las líneas de acción del Proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, inspiración del Dr. William Soto, Embajador y Presidente Ejecutivo de la EMAP, quien lleva años trabajando por rescatar la sabiduría de los pueblos milenarios de América Latina para promover la reivindicación de sus derechos y la defensa de los derechos de la Madre Tierra ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales.

Sabiduría milenaria para la coexistencia con la Madre Tierra

El Dr. Soto en su participación presentó las bases del proyecto y destacó la necesidad de impulsar e instaurar la sabiduría milenaria, que reconoce y respeta a la Madre Tierra como un ser vivo, para lograr que la familia humana coexista en armonía y paz con la Madre Tierra.

«Las comunidades originarias sí tienen la sabiduría para vivir y crecer como pueblo  preservando el equilibrio de la Madre Tierra, por lo tanto, tienen el conocimiento para preservar el equilibrio del ser humano integral. Esa sabiduría milenaria es con la que nos debemos encontrar o reencontrar para restablecer ese equilibrio perdido con la Madre Tierra (…) Es importante establecer un equilibrio sustentable entre el uso de sus recursos, la protección y preservación de la Madre Tierra y de todos sus hijos».

Por ello, el Dr. Soto hizo un llamado a la unión de todas las Comunidades Originarias como un sólo pueblo, para que tengan representación ante la ONU y demás organismos internacionales, y de esta manera puedan alzar su voz y voto para luchar libremente por sus derechos como pueblo y los derechos de la Madre Tierra.

Formación de una conciencia por la Paz de la Madre Tierra

Otra de las propuestas presentadas por la EMAP fue el Programa Educativo Comunicacional Ambiental, el cual está siendo diseñado con el objetivo principal de promover la concienciación del reconocimiento de la Madre Tierra como un ser vivo, y como tal, sujeto de derechos, con miras a la formación de una ciudadanía verde sustentable, en armonía con los elementos que la conforman.

«Nuestro programa educativo se está desarrollando con el propósito de formar una conciencia por la paz de la Madre Tierra, formando seres humanos con responsabilidad ambiental y sostenible», destacó el Dr. Soto.

La EMAP otorga especial énfasis en la educación, por representar un poder para la transformación de mentalidades. En este sentido, la Lcda. Gabriela Lara, Directora General de la EMAP, explicó sobre las propuestas educativas a nivel internacional, en el marco del proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, sobre la base de los postulados ancestrales.

«Una de las propuestas del Dr. Soto es instaurar dentro de todos los sistemas educativos de América Latina una materia especial donde se dé a conocer esa sabiduría de los pueblos originarios, para que nuestros niños y las futuras generaciones puedan aprender, y saber cómo cada uno de ustedes consiguieron vivir y llevar adelante su familia guardando el equilibrio entre la naturaleza y el desarrollo de ustedes como comunidades».

En este sentido, la Lcda. Lara expresó a los representantes de las Comunidades Originarias la importancia de establecer vínculos para el compartir de conocimientos y experiencias en materia de protección y respeto de la Madre Tierra, con el propósito de ser incluidas en el proyecto internacional.

«Que este sea un inicio para poder conocer y rescatar todas esas costumbres que esperamos nosotros poder incluir con el trabajo del Dr. Soto, en las escuelas y en las universidades no sólo de México, sino de toda América Latina, y esperamos que con la ayuda de cada uno de ustedes, en todo el mundo».

Suma de voluntades que convergen en el rescate del patrimonio común

Representantes de las Comunidades Indígenas, del gobierno local y estatal, mostraron claras muestras de adhesión al proyecto; y hablaron desde sus experiencias y conocimientos, para luchar por un interés común: la preservación de la Madre Tierra y la vida de todos sus hijos.

«Nuestros pueblos indígenas tienen una valoración distinta, tienen un sentido con insistencia de la vida. Esta nos viene de la Tierra, somos hijos de ella; de allí deriva los derechos de la Tierra (…) Nuestra Madre Tierra está sufriendo por la explotación de los recursos naturales, está cansada, contaminada, olvidada (…) Por eso, hermanos y hermanas, estamos aquí concentrados porque coincide el proyecto de nuestro amigo, el Dr. William Soto, en la defensa de nuestro ambiente».

Sr. Celestino Martínez Hernández

Líder Indígena de la localidad

«Nos unimos sin distinción de raza, sin distinción de lengua, sin distinción de color ni de clase social, ni mucho menos de pensamiento; nos unimos en una causa simple, en una causa humana, en una causa que todos deseamos: rescatar la vida misma, rescatar a nuestra Madre Tierra (…) Hoy como mexicano, como potosino y sobre todo como ciudadano preocupado por ese rescate, me uno a esta organización no gubernamental en esta lucha, en una lucha de convivencia, en una lucha digna, pero sobre todo en una lucha de hermandad (…) Que podamos eslabonar todos desde el hogar, desde la familia, en la escuela y con la autoridad gubernamental local, estatal y nacional, hermanar el cuidado, la protección y el cimiento de nuestra Madre Tierra».

Prof. Juan Evaristo Balderas Martínez

Representante de la Secretaría de Educación del Gobierno del estado SLP

Propuestas que coinciden con salvaguardar la casa de todos

En la jornada fueron escuchadas propuestas por comisionados de organismos gubernamentales como el diputado Martín Álvarez Martínez, Presidente de la Junta de Coordinación Política del estado SLP, quien habló sobre el establecimiento de políticas públicas derivadas de legislaciones en materia del medio ambiente para revertir o detener la degradación de los ecosistemas:

«El legislativo debe mantenerse alerta para revisar permanentemente la legislación ambiental, y adecuarla de acuerdo a las nuevas necesidades de crecimiento y desarrollo sustentable (…) El ejecutivo a través del sector educativo debe promover acciones concretas para fortalecer los contenidos curriculares de los educandos de Educación Básica en materia ambiental, promover a través de las escuelas de padres».

Otra de las ponencias estuvo a cargo del dirigente del Dpto. de Ecología y Gestión Ambiental en Ciudad Valles, Lcdo. Germán Zamora Díaz, quien abordó el tema de las condiciones actuales de la Madre Tierra, con puntos como el cambio climático, la contaminación, el efecto invernadero; a su vez, habló sobre la sustentabilidad ecológica para el restablecimiento del equilibrio de la Tierra y los seres que la habitan.

“Tenemos diferentes alternativas de solución, debemos buscar apoyo, envolvernos en una sustentabilidad ecológica”, expresó. En este sentido propuso, entre otras cosas, la innovación de los sistemas de agricultura. “Debemos  tener conciencia, sensibilización y voluntad de trabajo”, manifestó.

Por su parte, la Lcda. Elvira Viggiano Guerra, 2da Visitadora General de la CEDH en Ciudad Valles, indicó la valoración que la Corte Interamericana de Derechos Humanos le concede a la concepción y relación de los Pueblos Originarios con la Madre Tierra:

«La Corte Interamericana de Derechos Humanos, a través de varias de sus sentencias ha interpretado que para las comunidades indígenas la relación con la tierra no es meramente una cuestión de posesión y producción, sino un elemento material y espiritual del que deben gozar plenamente, inclusive para preservar su legado cultural y transmitirlo a las generaciones futuras».

Ejemplo universal de coexistencia armónica con la Madre Tierra

La EMAP reconoce que los Pueblos Originarios son un ejemplo importante de la  coexistencia armónica con la Madre Tierra, por esta razón trabaja por la defensa de sus derechos y la inclusión de su sabiduría ancestral en el desarrollo de este proyecto internacional. (Leer: Proyecto Internacional “Hijos de la Madre Tierra”)

Esta labor que realiza la EMAP con las Comunidades Indígenas de Latinoamérica, ha permitido el establecimiento de vínculos de hermandad en países como Bolivia, Chile, Argentina, Panamá, Colombia, Perú, Guatemala, Paraguay, Venezuela, entre otros; lo cual potencia el trabajo por la defensa de los Derechos de la Madre Tierra, para lograr un equilibrio sustentable con los seres que la habitan.

 

Detalles

Fecha: 
access_time Miércoles, Septiembre 2, 2015