La EMAP llega a la Organización de Estados Americanos en visita oficialEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

La EMAP llega a la Organización de Estados Americanos en visita oficial

Estados Unidos
Una Comisión especial de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, encabezada por su presidente ejecutivo, Dr. William Soto Santiago, se desplazó en diciembre de 2015 hasta las instalaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, con el propósito de sociabilizar con el secretario general, Dr. Luis Almagro, los proyectos que lleva a cabo la Institución en América Latina.
 
Los programas y proyectos desarrollados por la EMAP, tienen como objetivo primordial el logro y fortalecimiento de la paz, a través del bienestar y la felicidad de la familia humana, de las naciones, y la sustentabilidad de la Madre Tierra. Para alcanzar este objetivo, promueve en el marco de los valores y principios universales la defensa de los Derechos Humanos y los Derechos de la Madre Tierra, lo cual permite identificarse con otras organizaciones que se sostienen sobre las bases de la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo, como es el caso de la OEA.
 
 

“Educar para Recordar” llevó el testimonio vivo de tres sobrevivientes del Holocausto hasta la sede de la OEA.

En un emotivo encuentro, Reuwen Sosnowicz, Saúl Dreier y David Bayer, compartieron su historia de vida en el Foro “Educar para Recordar” llevado a cabo en el salón “Rubén Darío”, en la sede de la Organización de Estados Americanos.
 

Ante la mirada de los asistentes, entre ellos la senadora del Estado de Illinois, Dra. Iris Martínez; Reuwen, Saúl y David hablaron sobre sus experiencias en los hechos que enmarcaron la barbarie del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.

Además de recordar la tragedia que enlutó la vida de millones de seres humanos, el testimonio de los sobrevivientes envuelve un mensaje de esperanza y amor que los aferra a la vida y que enseña a otros sobre la importancia de creer que es posible vivir en paz.

 

«Lo que ocurrió fue que mis glándulas se hincharon por la mala nutrición, por el agua, por la falta de comida. (…) En la clínica me acostaron en una mesa, me amarraron, sin inyecciones, sin nada… me cortaron. Un experimento. Y aquí tengo documentación de ese experimento (…) La razón por la cual lo traje conmigo es porque hay muchos que niegan que esto sucedió o que esto no pudo haber sucedido. Soy un testigo vivo».
 
«Estoy aquí por mi determinación a no rendirme». David Bayer.
 
En su intervención, el Dr. William Soto recalcó, entre otros, que es importante contar con el compromiso de organismos internacionales para crear espacios que promuevan acciones enfocadas en la enseñanza y la defensa de los derechos humanos; haciendo énfasis en el compromiso personal de compartir la historia de los sobrevivientes como herramienta de prevención.
 
«Lo único que nos garantiza que las personas tomen conciencia sobre el valor de la vida es la educación: La herramienta fundamental que nos permitirá trabajar de manera efectiva en cualquier parte del mundo y con personas de diferentes nacionalidades, culturas, ideologías, idiomas, edades, religiones y creencias».
 
 
 
 
William Soto Santiago

Embajador Mundial de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz



 

 
“¿Qué puedo hacer yo para mantener esto vivo?”
 
En este espacio de memoria histórica, Reuwen Sosnowicz y Saúl Dreier demostraron que es posible permanecer positivamente en el tiempo a pesar de sus historias.
 
“¿Qué puedo hacer yo para mantener esto vivo?” Fue la pregunta que Saúl Dreier se hizo hace un año y medio, mientras leía un artículo en internet que contaba de la muerte de una destacada pianista de 108 años de edad y sobreviviente del Holocausto.
 
Aunque al principio, cuando comentó su idea a su esposa y amigos más cercanos, les pareció descabellada, pero él insistió en que debía hacer algo. Hoy, es el fundador de “La banda de los sobrevivientes del Holocausto”, una agrupación musical reconocida y que ha ofrecido conciertos dentro de los Estados Unidos. Las Vegas y el Kennedy Center en Washington D.C., son sólo algunos de los lugares donde han hecho su presentación. En el 2015, el New York Times registró un documental sobre su banda, y poco a poco se han dado a conocer.
 
De esta manera, comenzó una historia que vincula a Saúl y a Reuwen en un punto de encuentro común, distinto a la trágica historia del Holocausto nazi. En medio de música e instrumentos encontraron una manera de transmitir su esperanzadora historia a otros.
 
Al finalizar el encuentro se develaron sus placas conmemorativas junto con la lámina que registra una reseña histórica de lo vivido durante el Holocausto, y ofrecieron una muestra musical en la que los participantes del acto disfrutaron de “La banda de los sobrevivientes del Holocausto”.