La Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Embajada Mundial de Activistas por la Paz rinden homenaje a la memoria de las víctimas del HolocaustoEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

La Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Embajada Mundial de Activistas por la Paz rinden homenaje a la memoria de las víctimas del Holocausto

SAN JOSÉ, COSTA RICA 

Frente a la propagación de ideologías extremistas, fundamentalistas y con criterios radicales proliferando en el mundo, elevando los niveles de violencia y discriminación contra grupos minoritarios, y el creciente número de víctimas mortales, refugiados y desplazados fruto de los conflictos armados, exponen las crecientes señales de alarma de la eventual comisión de genocidios las cuales vemos diariamente en los medios de comunicación, afectando a millones de personas, convocando a la comunidad internacional en acciones inmediatas para frenar estos crímenes atroces.

Con el objetivo de generar espacios de reflexión para recordar la verdad histórica del Holocausto como paradigma del genocidio, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz con el apoyo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos congregó autoridades de diferentes estamentos de Costa Rica el 12 de febrero de 2015 en la Sala de Sesiones de la Corte, para conmemorar el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, y dar a conocer el testimonio de los supervivientes de este genocidio.

El Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Juan Manuel Ventura Robles, dio la bienvenida a los invitados especiales, destacando el compromiso de esta institución con el respeto por la vida y la dignidad del ser humano:

«La Corte Interamericana de Derechos Humanos rinde tributo a la verdad procesal y al derecho correlativo a la memoria. A la verdad procesal, como el esclarecimiento de lo sucedido y presupuesto para administrar justicia; y a la memoria, participando en los actos conmemorativos de la barbarie genocida, como el que hoy nos convoca; para, en asocio con la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y en acatamiento de las directrices trazadas por la Organización de Naciones Unidas, honrar la memoria de las víctimas del Holocausto o la Shoá, genocidio en el que en forma sistemática y premeditada fueron asesinados más de seis (6) millones de judíos, sin contar a las restantes víctimas, como opositores políticos, homosexuales, gitanos romaníes, testigos de Jehová, limitados físicos y enfermos mentales».

En su intervención, el Embajador Mundial y Activista por la Paz, Dr. William Soto, expresó su preocupación por el desarrollo de conflictos actuales en el mundo que denotan similitudes con etapas previas a la comisión del Holocausto:

«En la época de perpetración del Holocausto los judíos fueron marcados con una Estrella de David, para esa época signo de discriminación y de muerte. Hoy los extremistas en Siria e Irak están marcando los hogares de los cristianos con la letra “N” o letra “Nun” del alfabeto árabe, letra inicial del término despectivo “nazareno”; lo cual traduce una sentencia de muerte si no huyen o se convierten al islam. ¿No es este un genocidio contra los cristianos y contra los miembros de otras religiones en pleno siglo XXI, ante la pasividad del mundo?...»

En el transcurso de su discurso, el Dr. Soto señaló una reflexión muy importante para los ciudadanos y ciudadanas de la actualidad:

«Algunas personas dicen que si hubieran vivido en la época del Holocausto, se habrían pronunciado o se habrían solidarizado con las víctimas. Sin embargo, si hoy usted es espectador de la violencia que vive el mundo, allá en el pasado también lo habría sido. Si hoy usted es proactivo, allá también lo habría sido. Por eso la pregunta obligada ante la irracionalidad, discriminación y violencia extrema que evidencian los diarios, es: ¿Usted qué está haciendo?…»

La presencia del Viceministro del Ministerio de Relaciones Exteriores, Eduardo Trejos Lalli, el Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Dr. José Manuel Arroyo, el Presidente de la Sala Constitucional, Gilbert Armijo Sancho, el cuerpo diplomático acreditado en Costa Rica, entre otras personalidades, y la sociedad civil, demuestran una vez más el compromiso por la paz y la defensa de los derechos fundamentales que tienen las autoridades costarricenses. 

El superviviente del Holocausto, señor Salomón Fachler, reiteró a través de su testimonio la verdad que evidencian los documentos históricos, y honró la memoria de las víctimas del genocidio perpetrado por el régimen nazi. Fachler tenía 5 años cuando inició la persecución de los judíos por parte del régimen nazi y perdió a su papá, dos de sus hermanos y la mayoría de su familia.

El Dr. José Manuel Arroyo, Vicepresidente de la Corte Suprema de Costa Rica, exhortó a los presentes a estar alertas frente a cualquier acto de discriminación o abuso de poder que se pueda ver en la actualidad:

«Tenemos que estar alertas en nuestros días sobre cualquier iniciativa de ley que promueva la discriminación, la concepción de enemigo a todo el que es diferente a las mayorías; alertas frente a todas las estrategias de castigos penales irracionales o desproporcionados, alertas ante la instalación o reinstalación a la pena de muerte o las flagrantes violaciones al debido proceso».

El Delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá, Colombia, Dr. Camilo Montoya Reyes, quien fue invitado para formar parte de este acto, manifestó durante su participación que hay muchas razones por las cuales el Holocausto debe  enseñarse e interesarle al mundo entero:

«La razón por la que el Holocausto ha de interesarle a la humanidad entera no es sólo por tratarse del paradigma del acto genocida. El Holocausto interesa al mundo entero, entre otras razones, por tratarse de uno de los crímenes internacionales con mayor lesividad. La dañosidad del Holocausto se deriva, entre otras razones, del considerable número de víctimas inocentes; y del hecho de haber sido asumido el exterminio del pueblo judío como una política de Estado».

En este recinto fueron expuestas las placas de los supervivientes del Holocausto, Salomón Fachler y Frida Goldberg; y al finalizar el acto los participantes fueron guiados por una galería fotográfica que demuestra, a través de imágenes, el porqué el Holocausto es el paradigma del acto genocida.

(Ver otros eventos realizados en Costa Rica)