La ALIUP impulsa en las universidades el establecimiento de una educación en valores que promueva la pazEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

La ALIUP impulsa en las universidades el establecimiento de una educación en valores que promueva la paz

Bajo la Alianza Internacional Universitaria por la Paz (ALIUP) que ejecuta la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), se llevó a cabo el Seminario Taller regional “Contribución de la cátedra para la paz en el proceso formativo del ser humano integral”.

El evento se realizó en la Unidad Académica Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería (UPIIG) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en Silao, Guanajuato, con la asistencia de 186 estudiantes y 25 catedráticos de diferentes instituciones educativas.

Con el propósito de fortalecer la construcción de una cultura de paz a través de la educación de calidad orientada al desarrollo de competencias profesionales, fundamentada en el respeto de la dignidad y la promoción y protección de los derechos humanos se desarrolló el Seminario Taller.

Entre las instituciones de Educación Superior que asistieron, se encuentran: Universidad Tecnológica de León, Universidad Pedagógica Nacional, Plantel León, Universidad Santa Fe, Unidad Académica Profesional Interdisciplinaria de UPIIG, Tecnológico de Celaya, Universidad Tecnológica del Norte de Guanajuato y La Salle Bajío.

Construir una cultura de paz

En acto inaugural estuvo a cargo de la directora de la UPIIG, Angélica Raya, quien en su discurso dijo:

“Yo los invito a esta jornada de reflexión y a que -como bien lo dice su nombre- establezcamos desde las bases de la Educación Superior una Alianza Internacional Universitaria por la Paz”.

Margarito Hernández, vicecoordinador nacional de la EMAP en México, expresó en su disertación que la educación no es una transferencia de conocimientos, esta debe ser holística e integral, asimismo manifestó:

Es necesaria una escuela donde podemos colocar el rostro del humanismo; una escuela donde podamos entender al otro, escuchar; una escuela donde se puedan usar estrategias que superen las dificultades que vive la sociedad actual. ¿Por qué no, el diálogo? ¿Por qué no, la mediación?”, enfatizó Hernández.

José Triana, asesor de la dirección de posgrado y educación continua de la escuela normal rural J. Guadalupe Aguilera, abordó el tema “El camino de los valores: pasado, presente y futuro”, en su alocución indicó:

“Para una educación de valores se requiere entender cómo educar los sentimientos más que el conocimiento; enseñar a manejar los sentimientos es un tema complicado, lo consideran como algo íntimo. Los sentimientos hay que personalizarlos, hay que expresarlos, hay que someterlos al análisis; y quizás ahí está la clave de esta pedagogía de la enseñanza para la formación de valores”.

Ricardo Morado Martínez, director del Instituto de la Juventud en León, Guanajuato, basó su exposición en el tema “Gente de Paz en tiempos salvajes y despiadados”, dirigió un mensaje de apoyo a la juventud para que aprenda a vivir en paz y armonía.

“La paz es contraria a la guerra, es un ejercicio inteligente; la evolución de la conciencia va más allá de lo que entendemos los seres humanos; la paz es una evolución espiritual psicológica, mística, que requiere no poner resistencia”.

Propuestas basadas en valores

Como parte del Seminario se instalaron dos mesas de trabajo, donde se trataron los siguientes temas:

Mesa 1: “Factores en condicionantes en la formación de valores en nuestras universidades”; “Presencia de los valores en los estudiantes universitarios”; “Docentes universitarios como formadores de valores” y “Didáctica para formación de valores”.

El diálogo generó las siguientes propuestas:

  • Capacitar a docentes y  estudiantes.
  • Enfocar el proceso educativo dirigido al alumno como persona, con acciones que permitan conocerlo.
  • Transformar las universidades a la escala estimativa de valores.
  • Establecer perfiles de docentes más integrales e íntegros.
  • Desarrollar un aprendizaje basado en problemas y proyectos.
  • Desarrollar nuevas políticas educativas que incluyan los valores.
  • Fomentar la investigación educativa.
  • Mejorar los programas académicos.

Mesa 2: “La inclusión de la cátedra para la paz, y la cátedra de derechos humanos y holocausto en el sistema universitario”.

Este espacio permitió a los participantes presentar las siguientes propuestas:

  • Las instituciones educativas deben desempeñar un papel transformador, la familia como eje central y responsable directo donde se promueva la armonía.
  • Introducir en las instituciones el tema de los valores, solución de conflictos, desde el personal directivo hasta los alumnos.
  • Rescatar a través de talleres, conferencias y medios de comunicación, juegos, programas de caricaturas que siembren los valores en la sociedad.
  • Promover una cultura para la paz.
  • Establecer estrategias para dirigir a la institución y los estudiantes para analizar la trascendencia.

Los planteamientos de cada mesa fueron presentados en plenaria. Por su parte, la directora Angélica Raya, señaló:

“Hoy tenemos un gran reto, que es dar a nuestra sociedad la gente que va a transformarse a través del conocimiento, pero que va a transformar a todo aquel que está en su alrededor a través del corazón”.

Entre los objetivos de la ALIUP está el promover entre las instituciones y profesionales de la Educación Superior una red de intercambio académico, científico y cultural, que desarrollen proyectos y campañas destinadas a la promoción de la paz, educación para el desarrollo sostenible y la felicidad de la familia humana.