Juez Morrison de la CPI habló sobre la inmigración en CUMIPAZEmbajada Mundial de Activistas por la Paz
Sesión Educativa / Paraguay



Howard Morrison, juez de la Corte Penal Internacional (CPI), tuvo participación en la Sesión Educativa de la CUMIPAZ 2016. El jurista de Reino Unido habló sobre las leyes relacionadas a la inmigración y los problemas socio-legales emergentes; su temática giró en torno a La inmigración como desafío de la educación superior.

“Hay cerca de 200 millones de personas en el mundo viviendo fuera de su país de residencia original, no necesariamente porque quieren, más porque en muchas ocasiones tienen que hacerlo”, indicó.

Desde su punto de vista como jurista, aseguró que la emigración e inmigración conllevan aspectos positivos, y que sin estas la mayoría de los países serían pobres.

Agregó que los problemas con la inmigración están muy vivos en Europa, que la real evidencia de ello conduce a la miseria y a la explotación; señaló que los inmigrantes enfrentan reglas y regulaciones nacionales.

Morrison también mencionó que hay un enlace entre los conceptos de refugiado y migrante, respecto a la ley; explicó que desde la Convención (1951) de la ONU, relacionada al estatus de los refugiados “no todos están de acuerdo en que debes estar fuera de tu país de origen o en el que vives actualmente; debes tener un miedo muy bien fundado de persecución ya sea por raza, orientación sexual o género, religión o afiliaciones políticas o sociales”.

Por otra parte, habló sobre la Convención para reducir los casos de apátrida, la cual entró en vigor en diciembre de 1975 como una resolución de las Naciones Unidas, referente a cómo es obtenida la nacionalidad.

“<La Convención de Estados no privará a ninguna persona de una nacionalidad>. No puedes nombrar apátrida a una persona que ya es nacional de tu país; y la Corte no puede negarle a una persona la condición de Estado por ningún procedimiento apelativo, por razón de raza, etnicidad, religión o razones políticas”, alegó.  


Howard Morrison

Juez de la Corte Penal Internacional. Reino Unido

El juez hizo énfasis en que se debe encontrar una manera de unir instrumentos internacionales para los migrantes y refugiados en una ejecutable base internacional. “Si no comenzamos a regularnos sobre una base internacional, en términos de migrante y refugiado, estaremos aún más perdidos de lo que ya estamos”, precisó.

 

“Necesitamos salvarnos de nosotros mismos, salvarnos de nuestra codicia, y cuidarnos de nuestro nacionalismo insular ciego y de la falta de respeto con otros seres humanos”.

 

Añadió que este es un tema que se acopla con el más fundamental de los derechos humanos, el derecho a la libertad. Además destacó que la migración constituye la esencia del desarrollo humano, y que por ende se debe apreciar y apoyar.

Morrison hizo un llamado a cuidar de las personas que están en situaciones desesperadas a causa de conflictos: “Naciones y culturas enteras están siendo forzadas a moverse por la naturaleza de las circunstancias que los rodean. Si tan solo miramos a Siria como un ejemplo de ello; cientos de miles de personas siendo forzadas a salir de su tierra natal a causa de las acciones militares y  políticas que pudieron ser evitadas”.

En su disertación, el jurista instó a los estudiantes de leyes a considerar el tema de la emigración e inmigración en sus tesis de grado y posgrado; “deben hacer algo al respecto”, manifestó.

(Ver conferencia)

Detalles

Fecha
access_time
Proyecto: 
Cumbre de Integración por la Paz (CUMIPAZ)