Inauguración del Monumento “Huellas para no olvidar” en plaza pública de la Ciudad de las EsculturasEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Inauguración del Monumento “Huellas para no olvidar” en plaza pública de la Ciudad de las Esculturas

 

Resistencia, el Chaco, Argentina

30 de abril, 2014

Como parte del proyecto “Huellas para no olvidar”, se instaló, junto al Monumento al Holocausto, en la Plaza 9 de Julio, la Placa de la sobreviviente Irene Schwimmer de Korytnicki, la cual contiene sus huellas y la de sus familiares.

La muestra "Huellas para no olvidar" se realizó previamente durante el mes de abril en el Domo del Centenario.

En el acto, el Jefe de Gabinete de la Municipalidad de Resistencia, Leandro Zdero, sostuvo que es un orgullo contar en la ciudad con la presencia de una mujer con la fortaleza de la señora Irene, un ejemplo de superación; por otra parte también, destacó la necesidad de que los niños y jóvenes conozcan esta etapa que marcó a la Humanidad; expresó:

«Así que en particular dos agradecimientos fundamentales en nombre del pueblo y gobierno de la ciudad de Resistencia: A ustedes, por la maravillosa tarea que hacen en todo el territorio de la América Latina, y por el mensaje que han dejado en el mes de abril a todos los jóvenes de nuestra ciudad. Y en particular, el agradecimiento a vos, Irene, y en nombre tuyo a toda tu familia; porque los niños y los jóvenes, y las familias que transiten por la Plaza 9 de Julio, podrán ver en tus huellas el mensaje de la tolerancia, del amor, de la diversidad. Me parece que eso es digno de destacar»

El Dr. William Soto dio a conocer los principios del proyecto y destacó el hecho de que Argentina es el primer país en colocar la placa de un sobreviviente como monumento, señaló:

«“Huellas para no olvidar” a primera vista puede parecer que está enfocado en la Shoá y en el testimonio del sobreviviente, pero en realidad es un proyecto dirigido a toda la raza humana, con el fin de proteger los derechos fundamentales y lograr que todo individuo se convierta en garante de la vida y dignidad de cada hombre, mujer y niño que habita en el planeta Tierra.

Agradezco la iniciativa de la señora Intendenta, representada por el arquitecto Leandro Zdero, Jefe de Gabinete Municipal de Resistencia, por colocar en esta emblemática plaza pública el Monumento representativo del proyecto. Argentina es el primer país en el que se coloca este Monumento, y precisamente en Resistencia, la “Capital de las Esculturas”».

Como parte de la presentación oficial de la Placa, la señora Irene expresó unas emotivas palabras: «A mí me dejó Dios –como dicen– porque yo soy creyente, para que le cuente a todos lo que no saben; porque muchos no saben, hay mucha juventud que no sabe nada. Otro día estuve en la facultad hablando a los jóvenes. Estaban agradecidos porque no sabían nada. Y es muy importante para que sepan, porque se están organizando otra vez; y les gustó eso. Esa masacre que hubo, no era guerra, eso era matanza; directamente a sacar de las casas toda la familia, y llevar a matar, a gasificar. Yo perdí toda mi familia… todo: mi padre, mis hermanos, mis sobrinos, todo - todo, yo soy única que queda. Por eso digo: le agradezco a ustedes que me acompañan y que me ven. Muchas gracias a todos».

El Monumento de “Huellas para no olvidar” pasa a formar parte del circuito de esculturas de la ciudad de Resistencia, “Capital Nacional de las Esculturas”, la cual es visitada anualmente por miles de escultores en diferentes eventos, siendo el principal: el Encuentro Internacional de Escultores, que se realiza cada dos años en el país y al que asisten escultores del mundo entero.

Irene, Schwimmer de Korytnicki