II Foro Judicial en Colombia EDUCACIÓN PARA LA PAZ EN LA ETAPA DE POSCONFLICTOEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

II Foro Judicial en Colombia EDUCACIÓN PARA LA PAZ EN LA ETAPA DE POSCONFLICTO

Se necesita de una educación para la paz en el proceso de conciliación. En este sentido, se abren espacios de discusión y reflexión en Colombia mediante el II Foro Judicial Nacional “Dignidad Humana, Presunción de Inocencia y Derechos Humanos”, promovido por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP).

Colombia se encuentra actualmente en un proceso de paz y negociación entre el Gobierno y el grupo militar al margen de la ley conocido como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); principales actores del conflicto interno que viene azotando este país durante más de cinco décadas.

Estas negociaciones que tienen sede en La Habana, intentan por tercera ocasión una conciliación, y así poner fin a los enfrentamientos entre los grupos guerrilleros de extrema izquierda, paramilitares de extrema derecha y el Estado colombiano, que vienen cobrando la vida de más de doscientas mil personas.

Bajo este contexto, la EMAP en asociación con la Asamblea Departamental del Meta, en el oriente colombiano, desarrolló como parte de su proyecto “Justicia para la Paz” el II Foro Judicial Nacional “Dignidad Humana, Presunción de Inocencia y Derechos Humanos”; acto que tuvo lugar en el Teatro la Vorágine y que logró una amplia participación de magistrados, diputados, juristas, fiscales, miembros de las Fuerzas Armadas, funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (INPEC), y más de doscientos estudiantes de 7o. semestre de Derecho y otras especializaciones de la Universidad Cooperativa de Colombia.

El Dr. Mauricio Niño Guayacán, Presidente de la Asamblea Departamental, abrió el evento resaltando la necesidad de cultivar el territorio para el posconflicto: «Estamos seguros que las ponencias que van a salir de este evento van a ayudar a seguir construyendo ese escenario de paz y ese laboratorio de paz que esperamos que sea el Departamento del Meta en esa etapa de posconflicto (…) Por eso debemos propender por tener una nueva generación que pueda y que esté preparada para vivir en paz».

 

Colombia como ejemplo en el mundo

El Dr. William Soto Santiago, Embajador Mundial de la EMAP, como gestor de estos foros a nivel nacional e internacional, en su conferencia dio un espaldarazo a las negociaciones que se desarrollan actualmente entre los dos grupos:

«Los diálogos de paz que hoy adelanta la nación colombiana la colocan como ejemplo ante las demás naciones del mundo. Ese proceso de paz merece nuestro apoyo y contribución en la búsqueda de soluciones que permitan superar las diferencias.

Y esa paz que tanto anhela y necesita Colombia, solo se puede construir sobre la base de la verdad, con una justicia pronta y eficaz cuyo objetivo primordial sea reparar a las víctimas y no solo castigar a los victimarios», expresó.

(Leer Discurso Completo)

El Dr. Camilo Montoya Reyes, Procurador 7o. ante el Tribunal de Cundinamarca y Bogotá, profundizando en esta premisa resaltó la necesidad de humanizar la justicia  mediante la protección y la defensa de la dignidad humana, como el origen de todo lineamiento jurídico. “La presunción de inocencia nace de la dignidad humana”, destacó.

El Dr. Alcibiades Vargas, Magistrado de la Sala Penal Tribunal Superior de Villavicencio disertó sobre el tema: “Dignidad Humana y el principio de legalidad” e hizo un análisis sobre la viabilidad de las medidas sustitutivas de la prisión domiciliaria. Sobre esto, el Dr. Miguel PolaniaFiscal especializado adscrito en Villavicencio, indicó que este principio de libertad siempre será un tema objeto de una vigencia suprema, y más cuando se presentan panoramas de violencia como el que actualmente se vislumbra en Colombia: «La paz debe pasar antes por ese reconocimiento de los derechos fundamentales como la dignidad humana. Implica sopesar en la balanza los derechos fundantes, a qué se debe ceder: a la libertad de la persona o la seguridad de la comunidad».

“La pluma es más fuerte que la espada” - Cátedra para la paz

El catedrático de la Universidad Cooperativa de Colombia, el Lic. Hernando Álvarez Quijano, y el representante estudiantil Juan David del Campo, también intervinieron en el foro presentando la Academia como un galante para que ese posconflicto se mantenga en paz.

El profesor haciendo referencia al tópico literario inglés que afirma que “La pluma es más fuerte que la espada” resaltó que ahora es cuando se necesita que las universidades cambien su educación y sus pénsum para poder inculcar principios como el de la dignidad humana en las aulas de clase: «¿Qué va a pasar con aquellos desmovilizados de la guerrilla? ¿Cómo los vamos a integrar a nuestra sociedad? Y desde toda luz la mejor forma de integrarlos es con la educación. Ahora bien, tiene que cambiar la educación en todas las universidades para poder abordar esta etapa del posconflicto».

Estas iniciativas apoyan la Cátedra para la Paz que prepara actualmente la EMAP en diferentes países de Latinoamérica, la cual busca ser integrada en los sistemas educativos.

(Ver lanzamiento del proyecto en Paraguay)