Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Foro internacional promueve la solidaridad ciudadana

Con el Foro Internacional “En la Sangre está la Vida”, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en México llevó a cabo el cierre de las jornadas de sensibilización para contribuir en la formación de una cultura de donación voluntaria, altruista y habitual de sangre segura.

El Foro, que promueve la solidaridad ciudadana, se desarrolló en la División de Ciencias de la Salud (SADACS) en Villahermosa, Tabasco, con la asistencia de autoridades políticas, doctores de distintas instituciones, profesionales de la salud y alumnos de la Facultad de Medicina.

Entre los invitados especiales estuvo presente Bartolo Aguirre, en representación del gobernador del estado de Tabasco; Luis Trujillo, secretario técnico de la DACS; José Ramiro, consultor independiente; y Ana Cabezas, especialista en la promoción de la donación voluntaria de sangre.

Contribución significativa

Luis Trujillo, secretario técnico de la DACS durante su participación mencionó:

«La donación de sangre es una de las contribuciones más significativas para el ser humano. Gracias a la EMAP por estas concientizaciones porque no hay mucho conocimiento al respecto; estas campañas son para hacer conciencia a las personas, de que la sangre es un derecho y es un deber universal de parte del ser humano», mencionó.

Por su parte, Guillermo Gómez, coordinador del Programa Integral: En la Sangre está la Vida en México, compartió con el público el trabajo que realiza la EMAP, asimismo, hizo énfasis en que este proyecto promueve es el mejoramiento de la calidad de vida, la justicia social, la paz y la felicidad integral entre la familia humana.

El presidente de la Sociedad de Alumnos de la División (SADACS), Bernardo Santiago, expresó el sentir de esta importante labor y reiteró el compromiso de esta comunidad estudiantil de formar parte de este acto altruista.

La EMAP continuará realizando labores de sensibilización para captar donantes voluntarios y así mantener abastecidos los bancos de sangre, aportando paz a quien necesite este vital líquido.