Foro Educativo “Educar para Recordar” reúne a 1.200 estudiantes de MassachusettsEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Foro Educativo “Educar para Recordar” reúne a 1.200 estudiantes de Massachusetts

En la cuidad de Lynn, estado de Massachusetts, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) desarrolló en el auditorio de English High School, el Foro Educativo “Educar para Recordar” y presentó el proyecto “Huellas para no olvidar”.
 
La actividad se llevó a cabo con el objetivo de fortalecer, a través de una educación integral, la enseñanza de principios y valores éticos, morales y espirituales; la reflexión y la práctica de acciones de respeto a los derechos universales y la dignidad humana; tomando como base el estudio de la historia del Holocausto y otros genocidios.
 
El evento contó con la participación del senador por Massachusetts, Tom McGee; los representantes del estado Brendan Crighton y Lori Ehrlich; el presidente de la Unión de Profesores; y miembros de diferentes instituciones educativas, entre ellas: 
 
  • Escuela pública Lynn Classical
  • Lynn English High School
  • Lynn Vocational
  • Instituto Técnico
  • Escuela Fecteau-Leary
 
Además, asistieron al evento representantes de la policía local, concejales, maestros, el coordinador regional de la EMAP, Juan González, medios de comunicación y comunidad en general. 
 

Una historia que no debe repetirse

Con palabras de bienvenida por parte de Thomas Strangie, principal de la escuela de secundaria English High School, comenzó el Foro Educativo, donde asistieron 1.200 estudiantes pertenecientes a distintas escuelas de la ciudad.

El Foro contó con el apoyo de Catherine Latham,  superintendente de las escuelas públicas de Lynn, quien en las palabras de apertura expresó: 

“El Holocausto fue un suceso terrible en la historia, que terminó con la muerte de aproximadamente 6 millones de personas; eso es casi toda la población de Massachusetts. Estudiamos la historia no solo para satisfacer nuestros intereses del pasado, sino para tener la habilidad de identificar situaciones que nos permitan que eso sucesos no se repitan”.
La directora de educación de las Naciones Unidas en Boston, Caitlin Moore, durante su alocución resaltó que todas las exposiciones están en línea con la Resolución 60/7 que establece el 27 de enero como el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto.
 
“El trabajo que la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y las Escuelas Públicas de Lynn realizan, son la oportunidad de entender la necesidad de los Derechos Humanos para todas las personas y para conllevar un profundo entendimiento del Holocausto”, agregó Moore.
 
Robert Leikind, director del Comité Judío Americano, en su ponencia dijo que Hitler llegó al poder a través de elecciones, y las personas hacen elecciones a diario, esas que le permiten luchar contra la intolerancia, los estereotipos, la discriminación y el prejuicio.
 
Por su parte, Jonathan Miller, jefe de la sección en derechos civiles de la oficina de la abogada general del estado de Massachusetts, en su discurso hizo referencia a unas palabras de  Maura Healey, quien expresó:
 
“Es importante que la sociedad obtenga el apoyo de individuos, profesores, autoridades oficiales, para hacer la diferencia; nosotros en las oficinas de la abogada general estamos combatiendo el prejuicio y odio, para que eventos como el Holocausto nunca se repitan nuevamente”.
 

Huellas para no olvidar

El proyecto “Huellas para no olvidar” tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto como una forma de prevenir la reiteración de uno de los capítulos más siniestros de la historia humana.
 
Consiste en la exhibición de una placa con la forma de la Estrella de David, que contiene las huellas palmares de un sobreviviente del Holocausto, así como las huellas de uno de sus hijos y las de uno de sus nietos. 
 
La Placa, acompañada de una lámina, presenta un texto con una breve descripción de lo que sucedió en el Holocausto, y un relato de la historia del sobreviviente.
 
En esta oportunidad se honró a los sobrevivientes del Holocausto, Ruby Sosnowicz y Saúl Dreir, quienes contaron sus testimonios y develaron las placas conmemorativas de sus huellas palmares.