Fábrica de Sonrisas abre sus puertas al Programa Integral: En la Sangre está la VidaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Fábrica de Sonrisas abre sus puertas al Programa Integral: En la Sangre está la Vida

La Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en El Salvador, dictó una charla de sensibilización sobre el tema: “La donación de sangre voluntaria, altruista y habitual de sangre segura”, en el Instituto Municipal de la Juventud.

La actividad contó con la asistencia de 22 personas entre directivos y líderes de la ONG Fábrica de Sonrisas. Durante la charla, los voluntarios de la EMAP dieron a conocer la importancia de donar sangre y los beneficios que este acto altruista trae para la sociedad y el donante.

La jornada se desarrolló bajo el Programa Integral: En la Sangre está la Vida; proyecto fundamentado en el principio del amor por la vida, que promueve la solidaridad, el respeto por la dignidad, el mejoramiento de la calidad de vida, la justicia social, la paz y la felicidad integral entre la familia humana.



Recibidos con sonrisas

 

Esta primera jornada se efectuó con el propósito de establecer una alianza con la Institución e integrar al proyecto a los 300 miembros que la conforman. Este encuentro logró fijar una charla y campaña de donación de sangre voluntaria en el Área Psicoemocional de la ONG.



Voluntarios por la paz

Fábrica de Sonrisas nació en Guatemala en el año 2007, como iniciativa de un grupo de amigos que deciden contribuir con el país. La Payaescuela es parte del proyecto y consiste en capacitar a los nuevos voluntarios por medio de talleres formativos como: 

 

  • Globoflexia         
  • Papiroflexia         
  • Pintacaritas         
  • Actuación         
  • Malabares         
  • Títeres



Esta institución opera desde hace siete años en El Salvador, específicamente en los departamentos de Santa Ana y San Salvador.

Los Activistas por la Paz en El Salvador, a través del Programa Integral: En la Sangre está la Vida, desarrollan diferentes estrategias con el propósito de incrementar la participación ciudadana, para mantener seguros y abastecidos los inventarios de sangre en los diferentes centros de salud del país.