ESTADOS UNIDOS: SEDE DEL 4º ENCUENTRO INTERNACIONAL HIJOS DE LA MADRE TIERRAEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

ESTADOS UNIDOS: SEDE DEL 4º ENCUENTRO INTERNACIONAL HIJOS DE LA MADRE TIERRA

Con el fruto de una Declaración para el fortalecimiento y defensa de los Derechos de los Pueblos Indígenas, se realizó en la ciudad de Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos, el 4º Encuentro Internacional Hijos de la Madre Tierra, el pasado 6 de diciembre de 2016, con la presencia de líderes de las principales naciones indígenas de Estados Unidos, Centroamérica, el Caribe y la Isla de Pascua.
 
El emblemático Indian Pueblo Cultural Center, de Albuquerque, un museo y centro cultural creado para que los propios pueblos indígenas cuenten su historia y preserven sus tradiciones ancestrales, fue la sede de este 4º Encuentro Internacional.
 
Importantes personalidades del entorno político, cultural, universitario y empresarial estuvieron presentes, respaldando dicha actividad, y acompañando a los líderes indígenas y al Dr. William Soto Santiago, quien expresó en sus palabras de apertura: 
 
«Las naciones indígenas de Norteamérica y el mundo entero se enfrentan cada día a una lucha constante para defender sus derechos, mantener vivas sus tradiciones y fortalecer su identidad cultural. La herencia del espíritu inquebrantable de grandes líderes indígenas del pasado, como Toro Sentado y Gerónimo, la hemos visto siempre reflejada en las luchas de los pueblos indígenas en los últimos años, en diferentes partes del mundo».
 
 
 
 
William Soto Santiago

Embajador Mundial de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz
 
 
Y es que este 4º Encuentro Internacional tuvo una especial atención a la lucha que la Nación Siux, asentada en Standing Rock, Dakota del Norte, está librando en contra de la construcción de un oleoducto que estaría atravesando el río Missouri y sus tierras sagradas.
 
Por eso, el Dr. Soto señaló que los pueblos indígenas del mundo deben estar ahora más unidos que nunca en la defensa de sus derechos, consagrados en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Indígenas.
 
En el acto de instalación participó la representante Idalia Lechuga, del Estado de Nuevo México; Amadeo Martinez, consejero mayor del Consejo Indígena Centroamericano; Tai Pelli, miembro de la Confederación Unida del Pueblo Taino; y el Dr. Eliseo Torres, vicepresidente de la Universidad de Nuevo México. 
 
Posteriormente, los representantes de varias naciones indígenas de Estados Unidos, de los Tainos de Puerto Rico, y de la Isla de Rapa Nui, o como se conoce en el mundo “Isla de Pascua”, y representantes de diferentes organizaciones ambientales y activistas de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, se unieron para participar en una mesa abierta, y construir una Declaración conjunta sobre la situación que está viviendo la Nación Sioux, entre otras luchas indígenas, especialmente de América, y la cual se espera socializar ante diferentes organizaciones multilaterales y por los medios de comunicación.
 
La lectura pública de la Declaración fue realizada por el Sr. Leon Reval, miembro del Concejo Tribal Apache Jicarilla, en nombre de los pueblos indígenas de Estados Unidos presentes, de Puerto Rico, y Rapa Nui de Chile, el Foro Indígena Abya Yala, el Concejo Indígena de Centro América, y la Embajada Mundial de Activistas por la Paz. 
 
 
 

DECLARACIÓN DEL 4º ENCUENTRO INTERNACIONAL HIJOS DE LA MADRE TIERRA

ALBUQUERQUE, NUEVO MÉXICO.

 

Nosotros, representantes de pueblos indígenas de Estados Unidos, Puerto Rico, y Rapa Nui de Chile, Foro Indígena Abya Yala, Concejo Indígena de Centro América, Embajada Mundial de Activistas por la Paz, en el marco del 4º Encuentro Internacional Hijos de la Madre Tierra, reunidos en Albuquerque, Nuevo México, el seis de diciembre del dos mil dieciséis. 
 

DECLARAMOS

1. Solidarizarnos con la Nación Sioux, por la lucha en la defensa de sus territorios y la unidad de los pueblos indígenas de los Estados Unidos, así como el respaldo de otras organizaciones ambientales y sociales, logrando que el Cuerpo de Ingenieros de la Armada de los Estados Unidos suspendan temporalmente la licencia para la construcción del oleoducto de Dakota del Norte.

 

Exhortamos a los organismos correspondientes hacer justicia con los casos de violaciones de Derechos Humanos y la reparación de los daños ocasionados al pueblo indígena Sioux.
La lucha del Pueblo Sioux es sólo un ejemplo de lo que están viviendo muchos pueblos indígenas alrededor del mundo. Es necesario la implementación de los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, donde se refiera a los pueblos indígenas, como agua y tierra limpia, y energías renovables y limpias.
 
2. Respaldamos la solicitud de la creación de la Carta Ambiental Interamericana, y exhortamos en ampliar la participación de los pueblos indígenas, incluyendo ancianos, mujeres, jóvenes y personas con discapacidades, en la formulación y ejecución de políticas públicas, en programas educativos y culturales, y en el sistema de justicia, entre otros, para proteger a la Madre Tierra y reestablecer su armonía y equilibrio.
 
3. Retomar por parte de los gobiernos y Estados, el principio de consentimiento previo, libre e informado de los pueblos indígenas, en todos los procesos donde se pretenda desarrollar proyectos que atenten contra la identidad cultural de los pueblos indígenas, respetando la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y otros instrumentos del marco jurídico sobre derechos de los pueblos indígenas.
 
4. Solidarizarnos con las luchas que están librando los pueblos indígenas de Borikén (Puerto Rico), con la violencia y racismo ambiental que ha sufrido por décadas, como por ejemplo: experimentación de organismos genéticamente modificados, desechos de cenizas tóxicas de carbón, incineradores, desechos militares en tierra y ultramarino, y que están afectando la salud ambiental, humana y la salud reproductiva de la mujer e intergeneracional, y comprometiendo a la Madre Tierra en general.
 
5. Solidarizarnos con la lucha que está librando el Pueblo Rapa Nui, en la defensa de su territorio, y pedimos que se respete, sobre el marco jurídico de los pueblos indígenas, el derecho a su autodeterminación, la no transculturización y el respeto de su identidad cultural ancestral.
 
6. Fortalecer el hermanamiento entre la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y el Gran Abya Yala en los procesos y la defensa de la Madre Tierra.
 
Finalmente, los líderes de los pueblos indígenas presentes entregaron al Dr. William Soto la Declaración escrita, y lo comisionaron para ser la persona que socialice este documento ante todas las instancias posibles.