Es necesario fomentar valores éticos, morales y espirituales para evitar un hecho como el HolocaustoEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Es necesario fomentar valores éticos, morales y espirituales para evitar un hecho como el Holocausto

La Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en México, celebró el “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas de Holocausto”, el  evento se efectuó en el XXII Ayuntamiento de Tijuana, Baja California. 
 
Como parte del proyecto “Huellas para no olvidar” se efectuó el acto que contó con la presencia de Graciela Zamudio, coordinadora de la Oficina Foránea de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH); Michel Goldstein, nieto del sobreviviente Marinel Goldstein; y Sofía Model, empresaria en la ciudad de Tijuana.
 
Participó en el evento el director de Asuntos Religiosos, Alfonso Valencia, en representación del alcalde de Tijuana; Alejandro Lan, miembro del Centro Social Israelita; Eulogio Ayala, coordinador estatal de la EMAP en Zacatecas; y Rodrigo Delgado, coordinador en Baja California.
 

Tolerancia para vivir en paz

 
Alfonso Valencia comenzó el acto con palabras de bienvenida, además expresó que la tolerancia hacia los semejantes es una virtud indispensable para poder vivir en paz.
 
«Ser practicante activo de la competencia del humanismo es la respuesta más clara y contundente al fracaso de una época marcada por el abuso del poder e intolerancia», mencionó Valencia.
 
Por su parte, Rodrigo Delgado presentó el proyecto “Huellas para no olvidar”. Durante su exposición dijo:
«Es importante que podamos transmitir, concientizar y promover en las nuevas generaciones, de forma constante, el conocimiento completo del Holocausto; que, sabemos, no es un crimen contra el pueblo judío, sino un crimen contra la humanidad».
 

Fomentar valores 

Sofía Model, acompañada por el pianista Enrique Torres, entonó en hebreo un fragmento de una canción “Elí Elí”, además contó la historia de Hannah Szenes, integrante de la resistencia judía contra el nazismo, nacida en Hungría en 1921. 
 
Acto seguido, Cristopher Cadena, en representación de la escuela primaria Paulo Freire, recitó unas palabras en relación a la educación y el Holocausto; expresó:
 
 
 
«La educación no solo debe tener como objetivo el desarrollo de conocimiento científico y tecnológico, ya que esto no es suficiente como para evitar la repetición de un hecho tan atroz como el Holocausto; es necesario fomentar los valores en el ser humano, principalmente en el amor al prójimo».
Michel Goldstein, nieto del sobreviviente Marinel Goldstein, en su discurso manifestó que es importante que cada persona ejecute acciones por el bien de la humanidad
«Es muy adecuado que el proyecto se llame “Huellas para no olvidar”; y hay que pensar cuál es la huella que queremos dejar nosotros en este mundo, y dejar de pasar la pelotita al que está al lado, o peor, a las generaciones que vienen; y cada uno de nosotros decidir hacer algo para hacer este mundo mejor», opinó Goldstein.

En memoria de las víctimas

Alejandro Lan fue el encargado de la Menorah, ceremonia que se realiza en memoria de los seis millones de judíos. El encendido de las velas lo ejecutaron los siguientes invitados:
  1. Strul Goldstein,  
  2. Graciela Zamudio; 
  3. Cristopher Cadena; 
  4. Henry Eisenberg, 
  5. Alex Goldstein; 
  6. Alfonso Valencia
 
Con el corte del listón ejecutado por Graciela Zamudio y Alfonso Valencia, quedó inaugurada la galería fotográfica del Holocausto. Asimismo, los participantes visitaron la placa en forma de Estrella de David del sobreviviente Marinel Goldstein.
 
50 personas recorrieron la exhibición que evidenció la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente organizado por parte del régimen nazi.