Enseñar el Holocausto como paradigma del genocidioEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Enseñar el Holocausto como paradigma del genocidio

Bajo el Programa Educar para Recordar, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) en México, llevó a cabo un foro educativo en la Facultad de Psicología (FaPsi) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), con motivo del Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

El foro se efectuó con el propósito de sensibilizar a las presentes generaciones sobre los factores que desencadenaron los diferentes genocidios y las circunstancias que los propiciaron, así como las consecuencias y repercusiones que dejaron en la humanidad.

“Recordación del Holocausto: educar para un futuro mejor” es el tema para este 2017. El Holocausto constituye un momento histórico del cual se pueden sacar muchas lecciones acerca del peligro del extremismo y la prevención del genocidio.

Es hora de tomar conciencia

Este acto conmemorativo contó con la presencia de invitados especiales; entre ellos, Dolly Hirsch, sobreviviente del Holocausto; Magaly Cárdenas, subdirectora académica de la Facultad de Psicología de la UANL; Francisco Guerra, coordinador nacional de la EMAP en México; y la vicecoordinadora de la EMAP, Norma Trejo.

Con palabras de bienvenida Magaly Cárdenas comenzó el acto, expresó que es importante tomar conciencia con respecto a situaciones como la vivida por millones de personas en la Segunda Guerra Mundial.

«Me gustaría que este testimonio que el día de hoy vamos a escuchar podamos conservarlo en nuestra mente y en nuestro corazón, y podamos tomar una parte activa para participar por la paz mundial», puntualizó Cárdenas.

Una historia real

Seguidamente, Dolly Hirsch contó brevemente una parte de su historia, hizo un recorrido desde el 24 de junio de 1940 (fecha de su nacimiento en el gueto de Vilna) hasta el día en que los judíos fueron liberados en el año 1945.

La sobreviviente Hirsch, expresó:

«Yo nada más voy a contarles una tremenda historia que a mí me pasó, que no es un cuento, que no es una leyenda, que no es un libro que me tomé prestado para leer. Esto destruyó y mató a toda mi familia. Yo era solo una niña, que no conoció otra forma de vida. Me tocó a mí, soy un ser humano, no un animalito».

Transmitir un mensaje positivo

Norma Trejo, vicepresidenta de la EMAP en México, durante su participación dijo que hay que estar en el campo de acción para transmitir un mensaje que cause un efecto positivo en los seres humanos, y guiar a todo aquel que así lo requiera.

100 alumnos asistieron al acto que permitió a los estudiantes aprender acerca de las consecuencias de la intolerancia, el odio, la discriminación, los prejuicios, los estereotipos, el irrespeto por la vida y la dignidad humana.