ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LOS HIJOS DE LA MADRE TIERRAEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LOS HIJOS DE LA MADRE TIERRA

Con la participación de Pueblos Originarios de México, Guatemala y El Salvador

Con una masiva participación de los pueblos originarios de diferentes regiones de México, y representantes de Guatemala y El Salvador, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) realizó el primer “ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LOS HIJOS DE LA MADRE TIERRA” en la Zona Arqueológica de Teotihuacán, en el Estado de México, el pasado 22 de marzo de 2016, con el apoyo del Gobierno del Estado de México, el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México (CEDIPIEM), la Comisión de Derechos Humanos, la Consultoría Ambiental y Organizacional, la Secretaria del Despacho Social, la Secretaría de Cultura y la Fundación para la Promoción del Altruismo.

El propósito principal de los Encuentros de los Hijos de la Madre Tierra, es promover espacios de trabajo para que los líderes de los Pueblos Originarios expresen su visión cosmogónica de la Madre Tierra, cómo es su relación armónica con ella, y las propuestas que tienen para fomentar el amor, el cuidado de la Madre Tierra y la conservación de sus recursos naturales. Estas propuestas son recogidas en mesas de trabajo, coordinadas por los Activistas de la EMAP, y luego son sistematizadas para que formen parte de un proyecto que será socializado y dado a conocer por la EMAP en diferentes instancias nacionales e internacionales, centros educativos, comunidades y medios de comunicación.

Intercambios de saberes y respeto entre los pueblos

A primeras horas de esa mañana, la Plaza del Sol fue el escenario para el primer encuentro de los líderes de varios pueblos originarios de México, Guatemala y El Salvador, con una comisión de coordinadores internacionales de la EMAP y el Dr. William Soto Santiago. Luego de un breve intercambio de palabras y salutaciones, se reunieron en el Museo de los Murales, a pocos metros de las Pirámides del Sol y la Luna, en la ciudad histórica de Teotihuacán.

Posteriormente, en un sencillo acto de instalación de las mesas de trabajo, el Embajador Mundial de la Paz y presidente ejecutivo de la EMAP, Dr. William Soto Santiago, dio la bienvenida a todos los presentes y los exhortó a compartir sus conocimientos y a participar con entusiasmo en esta actividad. Lo acompañaron en este acto los principales líderes presentes: por los pueblos originarios de Guatemala, Sra. Juanita Cabrera López, directora de la Liga Maya Internacional y la Sra. Ana Laynez Herrera, autoridad del pueblo Ixil; por los pueblos originarios de El Salvador, la Sra. Lidia Juliana Ama, representante del Consejo Coordinador Nacional Indígena Salvadoreño; y por los pueblos originarios de México,  gobernador indígena del Estado de México, el Sr. Antonio González.

Mesas de trabajo

El encuentro continuó con la conformación de siete mesas de trabajo, cada una con una temática específica relacionada no solo con la protección y cuidado de la Madre Tierra, sino con la interacción armónica de los seres humanos con ella y la visión de los pueblos originarios sobre la paz y felicidad.

Mesa 1: Para la conservación y restauración de las fuentes de agua; Mesa 2: Para la conservación y restauración de la Tierra; Mesa 3: Para contrarrestar los efectos del cambio climático; Mesa 4: Para la conservación y restauración de la biodiversidad; Mesa 5: Para el rescate y la divulgación de los valores culturales y musicales ancestrales; Mesa 6: Desde la visión de las mujeres de nuestros pueblos originarios; y Mesa 7: Para alcanzar la paz y felicidad integral de los Hijos de la Madre Tierra.

Posteriormente, cada mesa escogió un representante para exponer las propuestas de cada mesa y entregarlas en plenaria al Dr. William Soto Santiago, quien agradeció el trabajo de todos los presentes y les aseguró que serán llevados a los organismos nacionales e internacionales necesarios para su divulgación y promoción, y además que dichas propuestas formarán parte de un sistema educativo integral para enseñar estos conocimientos y ponerlos en práctica.

Finalmente, agrupaciones de los pueblos originarios invitados, hicieron manifestaciones culturales que aportaron un colorido ambiente significativo para todas las personalidades presentes; asimismo, como parte de un encuentro armonioso entre Pueblos Originarios y la Madre Tierra, la Danza de la Libertad fue caracterizada y expuesta para el disfrute de todos los presentes, así como para crear conexión con el valor ancestral que cada persona posee como Hijos e Hijas de la Madre Tierra.