Encuentro académico “Educando para Recordar” promueve el Holocausto como lección de vida en IbaguéEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Encuentro académico “Educando para Recordar” promueve el Holocausto como lección de vida en Ibagué

Entre 1.100 autoridades y estudiantes colombianos participaron en el foro y presenciaron la develación de la placa “Huellas para no olvidar” del Sr. Helmut Levy

Un encuentro con la realidad del Holocausto de la Segunda Guerra Mundial, tuvo desenlace en Ibagué, municipio de Tolima, Colombia, a través del Foro Universitario “Educando para recordar: El Holocausto paradigma del genocidio”, el cual desarrolla la Embajada Mundial de Activistas por la Paz  (EMAP), a nivel internacional, como línea de acción del proyecto “Educar para recordar”, con el objetivo de promover la formación en Derechos Humanos, en valores y principios universales, para la construcción de la paz. (Ver: Proyecto Educar para recordar: ¿Por qué enseñar sobre el Holocausto?)

Más de 1.100 personas, entre estudiantes de diferentes colegios y universidades de la municipalidad, así como políticos, académicos, diplomáticos, activistas por la paz,  empresarios,  entre otros, asistieron al foro que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de la Gobernación de Tolima “Alfonso López Pumarejo”.

Destacó la participación del Dr. William Soto, presidente ejecutivo de la EMAP; el Dr. Carlos  Osorio representante para Colombia del Parlamento Andino; la Dra. Jackeline Shapiro, historiadora; el Sr. Helmut Levy, sobreviviente del Holocausto; Dr. Harold Urrea, diputado de la Asamblea del Tolima; Ing. Iván Sarmiento, coordinador nacional de la EMAP; y el Dr. Luis Carlos Salinas director del Observatorio de Paz de la Universidad del Tolima; todos ellos, conformaron la mesa de honor.

El encuentro educativo inició con un recorrido de los asistentes, a través de la galería fotográfica que muestra de manera cronológica la barbarie genocida, durante la época del nazismo alemán entre 1933 y 1945; este espacio de reflexión fue amenizado con las notas de la banda sonora de la película cinematográfica La lista de Schindler, interpretada por integrantes del Conservatorio de Música de Ibagué, conocida como la ciudad musical.

Como acto emblemático, fue develada la placa conmemorativa de “Huellas para no Olvidar”, en honor al superviviente Helmut Levy, con la impresión de sus huellas palmares, las de su hijo, su nieta y su bisnieto de siete años; la placa va acompañada de una lámina que contiene un relato de la historia del sobreviviente.

A través de esta iniciativa la EMAP trabaja para mantener viva la memoria del Holocausto como lección de vida, a fin de reconocer las señalas de alarma que puedan evitar futuros genocidios. (Ver: Proyecto Huellas para no olvidar)

La enseñanza del Holocausto debe apelar al corazón

El Dr. William Soto, autor del proyecto, en su intervención, hizo un llamado a la reflexión sobre el Holocausto como un crimen innegable, pero no contra un sólo pueblo, sino contra toda la familia humana; en este sentido, hizo énfasis en que la educación relativa al Holocausto, es una herramienta para promover el respeto por la dignidad humana, por las diferencias y la diversidad cultural, así como para difundir los principios constitucionales para la protección y defensa de los Derechos Humanos.

“La enseñanza del Holocausto como paradigma del genocidio, no debe ir dirigida exclusivamente a la razón, debe también apelar al corazón de cada individuo, donde se fortalecen todos los valores y principios éticos y morales, que una vez introyectados son exteriorizados por cada persona en su entorno, al relacionarse con sus semejantes.”

“Comprender es imposible, pero recordar es necesario”

Con esta frase, la Dra. Jackeline Shapiro, historiadora y abogada de la Universidad Hebrea de Jerusalén, inició una narración histórica de los hechos acontecidos en la Shoá (catástrofe- término hebreo utilizado para referirse al Holocausto). En su disertación, resaltó:

La mayoría de los terratenientes de Hitler, increíblemente, no sólo tenían grados universitarios, sino de posgrado; y ahí es cuando uno dice: ¿De qué sirve la educación si no está llena de valores?”

Con este razonamiento, cuestionó la educación recibida por los nazis, quienes a pesar de su amplio conocimiento y cultura, fueron capaces de cometer estos actos y tapar sus culpas, con el argumento de encontrarse en cumplimiento de sus órdenes militares;  es entonces, cuando ella reafirma, que ningún estamento militar, por más legal que parezca, puede ser excusa para atentar contra la vida humana.

Un testimonio vivo de la Shoá

De manera emotiva, el superviviente Helmut Levy, narró parte de su historia y de los diferentes acontecimientos sucedidos durante la Segunda Guerra Mundial, siendo un testimonio viviente del Holocausto, quien llegó a Colombia en 1939 con sus padres y hermanos tras huir de la persecución más atroz de la historia.

“Mientras se destruían ciudades completas, matando a la población, otro sector del Ejército nazi   llevaba a cabo el genocidio de millones de judíos, a quienes torturaban y luego sacrificaban en las cámaras de gas, en los campos de concentración de Polonia y otros países”, constató.  

El Sr. Helmut manifestó su agradecimiento por la oportunidad de mantener viva la memoria de su pueblo y poder dar a conocer la realidad de la Shoá, por  medio de estos eventos.

No deshumanizar lo humano: génesis de los derechos humanos

El Dr. Luis Carlos Salinas, como máximo representante del Observatorio de Paz y DDHH, del centro universitario de Tolima, en su participación, definió el Holocausto como “la separación entre la razón y el amor”, asimismo, expresó:

“El derecho es racional y en nombre del derecho se cometen muchas veces muchos vejámenes contra la humanidad, en especial, en sistemas opresivos.”

También explicó que la deshumanización del otro, parte de un ser que se ha deshumanizado, y aseguró: Esta es la génesis de los derechos humanos: no volver a deshumanizar lo humano.”

Por su parte, el Dr. Carlos Osorio, representante a la Cámara por el departamento del Tolima, indicó: “Uno de los grandes problemas y de las dificultades que hay a nivel mundial, y lo hay en Colombia, es la falta de memoria histórica (…) la clave está en la educación”; en este sentido, hizo un llamado a los jóvenes a cambiar la historia, a ser pioneros en llevar la bandera de la paz estable y duradera no sólo en el país, sino en el mundo entero. 

Vínculos sociales por el reconocimiento de los Derechos Humanos

Estos eventos que organiza la EMAP, en coordinación con diversos organismos de los Estados y de la sociedad civil permiten la creación de vínculos sociales para la promoción de las lecciones del Holocausto, por medio del testimonio de los supervivientes, exposiciones, análisis y debates, en relación al tema,  así como otras iniciativas que promueven la enseñanza de este genocidio, con el fin de impulsar el reconocimiento de los Derechos Humanos, el respeto de la dignidad humana y la justicia social, para lograr una convivencia armónica y pacífica entre todos los miembros de la familia humana.

Para la EMAP, convertir el Holocausto como tema de estudio, permite extraer de él enseñanzas universales que se transmiten en las escuelas y universidades, como una herramienta eficaz para prevenir y evitar la futura comisión de actos genocidas que exacerban la maldad, el odio y la intolerancia que algunos seres humanos pueden expresar contra sus semejantes.

Estos foros se continúan realizando en toda Latinoamérica para mantener viva la memoria e historia de los hechos y personas que sufrieron la devastación y el exterminio, para concluir que no hay razones que justifiquen la deshumanización.

Ver: Video resumen del foro.