En Santa Marta, Colombia se propuso un espacio de diálogo y análisis sobre derechos humanos y políticas públicas en favor de la paz.Embajada Mundial de Activistas por la Paz

En Santa Marta, Colombia se propuso un espacio de diálogo y análisis sobre derechos humanos y políticas públicas en favor de la paz.

En las instalaciones del Palacio Tayrona de la ciudad de Santa Martha, República Colombiana, autoridades políticas, judiciales, de procuraduría, representantes del INPEC, fiscales, jueces, periodistas y miembros de la sociedad civil, se reunieron el pasado 17 de noviembre de 2015 convocados por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) para participar del Encuentro “Justicia para la Paz”.

En el evento, la mesa principal estuvo presidida por la doctora Carmen Rosa Saade, Asesora del despacho de la Gobernación del Magdalena, en representación del señor gobernador, Dr. Luis Miguel Cotte; de la Secretaría del Interior, doctora Jenith Pérez; la Coronela Sandra Vallejo Delgado, Comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta; el Dr. William Soto Santiago, Presidente Ejecutivo de la EMAP; el Ing. Iván Sarmiento Muñoz, Coordinador de la EMAP en Colombia; y el Dr. Camilo Montoya Reyes, Coordinador del Consejo de Proyectos de la EMAP.

Los actos protocolarios dieron inicio al encuentro, que enmarcado dentro del Programa “Justicia para la Paz”, busca espacios de diálogo y reflexión en torno a temáticas de política criminal, derechos humanos, justicia y fortalecimiento de la cultura de paz.

Foros como este ya se han realizado en la República de Colombia con la Armada Nacional, la Fuerza Naval, la Policía Nacional, el Ejército, el Colegio de Jueces y Abogados, y otros organismos que tienen que ver con el trabajo en el sector justicia.

El bienestar y la felicidad del Ser Humano Integral y de las naciones se logra con el respeto de los derechos humanos, la prevención de los crímenes internacionales, la humanización y el fortalecimiento de la justicia, y la protección de los derechos de la Madre Tierra.

El inicio de las intervenciones estuvo a cargo de la Dra. Carmen Saade, quien en sus palabras de saludo y bienvenida exhortó a los asistentes a seguir trabajando por una inclusión social y una política pública con respeto para todos; a la vez que agradeció tener en cuenta al Magdalena en espacios de reconciliación y equidad para el fortalecimiento de la sociedad.

«Quisiéramos invitarlos en forma muy receptiva a todos ustedes, a que podamos ser multiplicadores no solamente hoy, sino siempre, de lo que estamos y lo que vamos a ver durante el largo de este evento».

“Todo aquel que ha sufrido un daño moral o material con una conducta delictiva o ha sido objeto de la violación de sus Derechos Humanos, se considera víctima”.

Con esta exhortación, el Dr. William Soto Santiago dio inicio a la ponencia titulada “Víctimas y Justicia Transicional”, en la que desarrolló la importancia y el papel protagónico que cumplen los diálogos de paz en medio de cualquier conflicto.

Señaló la importancia de reconocer que naturalmente los seres humanos nacen libres e iguales pero a la vez diferentes en su forma de pensar y desarrollarse, lo cual los hace únicos e irrepetibles.

Para el Dr. Soto: “La intolerancia frente al diferente y la ausencia de diálogo, agudizan los conflictos abocados a sus actores, a la violencia; y la violencia impide que los niños vayan a las escuelas, amenaza y desplaza a los campesinos de sus fincas y a los indígenas de su hábitat natural”, por ello, enfatiza en la importancia de la paz como bien supremo, señalando que la EMAP siempre estará presta a servir en la construcción de esa paz tan anhelada.

Por último, haciendo alusión al proceso de paz que se está llevando a cabo en Colombia, indicó que las víctimas tienen derecho a una justicia imparcial, pronta y eficaz, que la verdad debe darse en el marco del respeto a la dignidad humana y que con el diálogo se alcanza la reconciliación. De este modo finalizó diciendo que así es como se construye la Paz que necesita la nación colombiana.

Gestión pública para el respeto de los derechos humanos, sujeción a la Constitución y las Leyes, y protección de la vida, honra y bienes para reconstrucción del tejido social.

Con el emblema “Dios y Patria”, dos de los valores fundamentales que orientan a la Policía Nacional Colombiana, la Coronela Sandra Vallejo orientó su intervención hacia la reflexión del trabajo conjunto y solidario que deben llevar a cabo la familia, la sociedad y el Estado.

En su intervención, indicó con cifras el estado actual de las situaciones a las que se ve enfrentada cada día y que la llevan a pensar en qué está fallando la sociedad y la carencia de valores por la que atraviesan los seres humanos.

«Hay que exigirles a las propias autoridades que hagan lo que tengan que hacer, y es cuando verdaderamente vamos a encontrar tranquilidad y seguridad; exigirles que la seguridad pública se construya desde los principios de los conceptos de seguridad humana. ¿Y que es la seguridad humana? No es nada más ni nada menos, que darle a los ciudadanos el mínimo vital para su existencia, darles capacitación; pedirle a nuestros jóvenes lo que nosotros no les hemos dado».

La clausura del Encuentro fue amenizada por los niños de la Fundación Afrodescendiente “Nelson Mandela”, quienes con sus danzas y música dieron una muestra cultural de su región.

Detalles

Fecha: 
access_time Martes, Noviembre 17, 2015