En Estados Unidos de Norteamérica se inició el proyecto “Huellas para no olvidar"Embajada Mundial de Activistas por la Paz

En Estados Unidos de Norteamérica se inició el proyecto “Huellas para no olvidar"

 
El sobreviviente del Holocausto León Horn, de origen polaco, fue el seleccionado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz para iniciar el proyecto “Huellas para no olvidar”, en Brownsville, Estados Unidos. La Universidad de Texas fue el escenario para develar la Placa conmemorativa del Sr. León Horns Horn, de sus dos hijos Jonathan y Richard, y su nieto Benjamín, quienes plasmaron sus huellas palmares, las cuales quedaron grabadas en esta Placa como legado y testimonio para la presente y futuras generaciones de los hechos ocurridos bajo el régimen nazi.
 
El evento, que tuvo lugar en “El Gran Salón” de este recinto educativo, contó con la colaboración de Texas Southmost College y de varias personalidades del ámbito académico, político y diplomático, así como de la Comunidad Judía de las ciudades de Brownsville, McAllen, Harlingen y la Isla del Padre.
 
El Presidente de la Universidad de Texas, el Dr. William Fannin, ofreció las palabras de bienvenida, resaltando el compromiso y la responsabilidad que tiene la Universidad de Texas y todas las instituciones de educación pública en los Estados Unidos, de dar a conocer el pasado, ya que una sociedad que no conoce su pasado está destinada a repetirlo.
 
Por su parte, el congresista de la Casa de Representantes de los Estados Unidos, Filemon Vela, impulsó a los políticos y ciudadanos americanos a levantarse y trabajar en la promoción de los Derechos Humanos. En su intervención, citó parte de una conferencia del presidente Barack Obama, refiriéndose al Holocausto: «El Holocausto pudo haber llegado a su clímax barbarie en Treblinka y Auschwitz y Belzec, pero comenzó en el corazón de los hombres y mujeres comunes y corrientes. Y hemos visto una vez más, la locura que puede arropar a los pueblos, arropar a las naciones, incrustarse en sí. Las matanzas en Camboya, las matanzas en Ruanda, las matanzas en Bosnia, las matanzas en Darfur - que escandalizan nuestra conciencia, pero son el horrible extremo de un espectro de la ignorancia y la intolerancia que vemos todos los días; el fanatismo que dice que otra persona es inferior a mí, menos que humano. Estas son las semillas de odio que no podemos permitir que eche raíces en nuestro corazón». (Discurso del presidente Barack Obama en el Museo Memorial del Holocausto en Washington D.C., abril de 2012).
 
Por el estado de Texas, el senador Eddie Lucio Jr., se comprometió a presentar el próximo mes de enero, en la capital del Estado, junto con su hijo Eddie Lucio III, diputado por el Estado de Texas, una resolución, haciendo eco al testimonio de los sobrevivientes del Holocausto. Además hizo entrega de tres reconocimientos por parte del Senado del estado de Texas al gestor de este proyecto, Dr. William Soto, reconociendo su ardua y constante labor en favor de la paz alrededor del mundo.
 
El juez Carlos Cascos, del Condado de Cameron, resaltó las similitudes entre los tipos de genocidios pasados y los que hoy en día están aconteciendo, y comentó que la única forma de detener este tipo de sucesos es no pasándolos por alto y pretendiendo que no están sucediendo. 
 
El evento también contó con la intervención del rabino Claudio Kogan del Templo Emanuel en McAllen, quien reconoció la importante labor que realiza la Embajada Mundial de Activistas por la Paz alrededor del mundo en su promoción del valor de la vida y la memoria.
 
A sus 90 años de edad, el señor León Horn, sobreviviente de este crimen internacional, compartió su testimonio ante toda la audiencia y medios de comunicación, quienes fueron sensibilizados y conmovidos por su historia. Se mostró agradecido con Dios por su existencia, la continuidad de su vida y por el privilegio de estar parado frente a “gente de buena voluntad y emisarios de la paz”, y por haber sido escogido por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz para ser el primer lazo de la inefable cadena de remembranza en este país.
 
El Dr. Bruno Harden-Cooper, presentó un saludo enviado por el Dr. William Soto Santiago, Embajador Mundial por la Paz, quien por medio de una videoconferencia explicó los 5 cinco objetivos que tiene esta iniciativa a nivel internacional: Mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto, difundir las lecciones universales que dejó este periodo oscuro de la historia de la humanidad, identificar las causas y las circunstancias que generaron el Holocausto y otros genocidios, educar para la paz y promover acciones en los diferentes estamentos de la sociedad; asimismo resaltó la responsabilidad que tienen los Estados y los individuos en preservar la memoria y educar en todos los campos para prevenir la comisión de un nuevo genocidio.
 
Posterior a las conferencias, tuvo lugar la exposición fotográfica del Holocausto y genocidios. Su inauguración fue llevada a cabo en el Edificio de Ciencia, Ingeniería y Tecnología de Texas Southmost College, donde la Dra. Lily Tercero, Presidenta de TSC, dio las palabras de bienvenida y agradecimiento por este instrumento educativo, y resaltó la importancia de exhibir esta galería que permitirá a los estudiantes y la comunidad de Brownsville conocer más sobre estos temas. El encargado de abrir esta exposición fue el homenajeado por el proyecto “Huellas para no olvidar”, el señor Horn.
 
La Placa conmemorativa “Huellas para no olvidar” inicia de esta manera su recorrido por diferentes instituciones educativas y gubernamentales en los Estados Unidos de Norteamérica, siendo su siguiente escenario el Museo Histórico de la ciudad de Brownsville.