En el gigante de América resonó el llamado por la preservación de los bosques y el agua dulce del planetaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

En el gigante de América resonó el llamado por la preservación de los bosques y el agua dulce del planeta

Miles de brasileños fueron involucrados en las Jornadas Ambientales Comunitarias de la EMAP durante la celebración del Día Mundial de los Bosques y del Agua Dulce


Brasil, país con las mayores reservas hídricas del mundo, con el 13,7% del agua dulce disponible en el planeta, y la selva boscosa más densa y extensa de la Tierra (datos WWF), tiene un papel fundamental en la preservación de estos recursos naturales; por tal motivo, los Activistas por la Paz de esta nación proclamaron: “¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de Nuestra Madre Tierra!” este 21 y 22 de marzo, en la celebración anual dispuesta por la ONU.

Mediante las Jornadas Ambientales Comunitarias , desarrolladas por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), para celebrar el Día Mundial de los Bosques y del Agua Dulce, en las fechas referidas, los voluntarios realizaron una gran movilización ambiental educativa para hacer un llamado urgente a la toma de conciencia y a la participación ciudadana por el futuro de estos recursos indispensables para la vida en el planeta.

Brasil posee una reserva de agua dulce de aproximadamente 6.950 km3; el gran río Amazonas, con más de 200 afluentes, representa la quinta parte del agua dulce de la Tierra; sin embargo, el Ministerio del Medio Ambiente indicó que en el 2015 se registró la peor sequía desde 1930, en las tres regiones más pobladas del país (São Paulo, Río de Janeiro, Minas Geraís).

Conscientes de esta realidad, los Activistas visitaron cientos de hogares y establecimientos en las ciudades de São José dos Campos, Boa Vista, Brasilia, Cuiabá, Fortaleza, Gandu, Manaus, Muriaé, Rio de Janeiro, Rio Branco y Salvador; haciendo especial énfasis en las 10 acciones ambientales propuestas por la EMAP, seis de ellas dirigidas a proteger los recursos hídricos; entre éstas: Revisar las tuberías y reparar todo bote de agua que exista. (Ver: infografía: 10 acciones para salvar los bosques y el agua dulce de nuestra Madre Tierra)

Asimismo, fueron promovidas acciones importantes para la protección de los bosques, que incluyen jornadas de educación y reforestación, destacando en el país la necesidad de salvaguardar la Selva Amazónica, el área más extensa de bosque tropical del planeta, la cual constituye el 60% del territorio nacional.

Esta región es considerada fundamental para el mantenimiento del equilibrio climático global (Informe del PNUMA), no obstante, según la FAO, Brasil es uno de los países que ha reportado las más alta pérdida de cubierta forestal en el mundo.

En este sentido, entre las acciones destacadas durante la celebración, se registró la siembra de árboles.

Estas actividades fueron impulsadas por el Programa Internacional “Hijos de la Madre Tierra”, el cual promueve la EMAP con el objetivo de fomentar una cultura de ciudadanía verde sustentable, en armonía con la Madre Tierra.


En esta ocasión, se unieron a la iniciativa diferentes entidades gubernamentales relacionadas con el Medio Ambiente, organizaciones ecologistas, instituciones educativas de todos los niveles, medios de comunicación y demás ciudadanos voluntarios.