El Senado de la República Mexicana recibe propuestas de la EMAP en materia de legislación ambientalEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

El Senado de la República Mexicana recibe propuestas de la EMAP en materia de legislación ambiental

Legisladores convergen en la necesidad de salvar la Madre Tierra

Senadores y parlamentarios comprometidos con la preservación de la Madre Tierra y la paz de la familia humana se reunieron en el Senado de la República Mexicana para participar en una Jornada Internacional por los Derechos de la Madre Tierra, convocada por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) para la presentación de una propuesta en materia de legislación ambiental.

El lunes 21 de septiembre, en el marco del Día Internacional de la Paz, la EMAP presentó su Proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, iniciativa del Dr. William Soto Santiago, Embajador Mundial y Presidente Ejecutivo de la institución, quien lleva años trabajando por la paz del ser humano integral y de la Madre Tierra como ser vivo.

El proyecto tiene como objetivo aportar soluciones legales, educativas y de gobernanza ambiental, para promover acciones por un desarrollo y futuro sustentable que garanticen la continuidad de los seres humanos en armonía con la Madre Tierra.

En esta reunión el Dr. Soto presentó los puntos centrales de la propuesta de legislación ambiental; entre éstos, promover que las Naciones Unidas declaren a la Madre Tierra como un ser vivo, y se reconozcan sus derechos inalienables a través de la emisión de una Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra, que sea firmada y reconocida por los Gobiernos del mundo.

Asimismo, presentó el Proyecto de Ley Marco del Delito de Ecocidio, que expone la necesidad de que sea incluido en el Estatuto de Roma como el Quinto Delito competencia de la Corte Penal Internacional y su tipificación correspondiente en las legislaciones penales nacionales.

A su vez, la propuesta de la creación de una Corte Interamericana de los Derechos de la Madre Tierra, que tenga competencia para conocer, juzgar y castigar el delito de Ecocidio y demás crímenes ambientales en la región de las Américas. (Leer: “El Compromiso de la Humanidad con los Derechos de nuestra Madre Tierra”).

El Dr. Soto también habló sobre el Programa Educativo Comunicacional Ambiental que actualmente está diseñando la EMAP, el cual tiene como objetivo formar seres humanos con responsabilidad ambiental y sostenible, con base en las resoluciones y acuerdos de las Naciones Unidas, los principios educativos que promueve la EMAP y los conocimientos ancestrales de los Pueblos Originarios.

Estos planteamientos, previamente presentados ante el Parlamento Latinoamericano (PARLATINO) y ante la Confederación Parlamentaria de las Américas (COPA), fueron entregados por escrito a los presentes, para su estudio y dictaminación, con el propósito de que sean promovidos en el ámbito parlamentario; de esta manera, la EMAP busca la suma de voluntades para continuar con el desarrollo y enriquecimiento del proyecto y las propuestas que éste promueve, con miras a ser presentadas ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21/CMP11), en París.

Esta Jornada enmarcada en las líneas de acción del proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, permitió la participación de parlamentarios, senadores y representantes de instituciones gubernamentales y del ámbito educativo de la nación, quienes hablaron desde sus conocimientos, experiencias e ideales en relación a la legislación ambiental nacional e internacional; a su vez, manifestaron claras muestras de apoyo y adhesión al proyecto.

La mesa de honor estuvo conformada por el Dr. William Soto Santiago; el honorable senador Alejandro Encinas Rodríguez, Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos y Secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales; la honorable senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático; y el Ing. Gustavo López Mendoza, Gerente de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

También estuvieron presentes, el M. C. José Nelson Montoya, Director del Dpto. de Agroecología de la Universidad Autónoma de Chapingo; la Lcda. Gabriela Lara, Directora General de la EMAP y el Dr. Francisco Guerra González, Coordinador Nacional de la EMAP en México.

Un sentimiento generalizado que impulsa la lucha por la Madre Tierra

El Dr. Soto hizo un llamado a la conciencia y al compromiso de las autoridades gubernamentales y de la sociedad civil en general, al reconocimiento y defensa de los derechos del ser vivo del cual emana la vida, la Madre Tierra; asimismo, exhortó a la protección de los recursos naturales del continente americano y a potenciar el desarrollo sustentable, para ello instó a la constitución de mecanismos de legislación que lo aseguren, por lo cual se dirigió especialmente a los parlamentarios:

«Es necesario el pleno reconocimiento de la Madre Tierra como un ser vivo que debe ser titular de derechos al igual que todos los seres humanos, que todos los seres vivos; derechos que deben ser reconocidos, respetados y protegidos por todos los seres humanos; y debe ser compromiso de los Estados, su implementación en sus respectivos países, a fin de que prevalezca la paz y la seguridad en el mundo entero.

Hay un sentimiento generalizado que nos une como región del mundo, algo en lo que todos estamos de acuerdo: proteger los recursos ambientales de nuestro continente (…) Reconociendo que globalmente son muchas las resistencias, los obstáculos que ha tenido la justicia internacional, consideramos que es posible lograr con el consenso mayoritario de los países de América una instancia jurídica internacional a nivel regional para los asuntos ambientales.

No hemos hecho nada hasta que todos unidos cambiemos el sistema. Este es el tiempo de que lleguemos a un acuerdo de las Américas para la Paz de nuestra amada Madre Tierra y para un desarrollo armónico y sostenible de los seres humanos, a la par del acuerdo mundial de las Naciones Unidas (…) Hoy ustedes tienen el poder de hacer leyes que controlen el descontrol de los sistemas que han provocado los daños a la Madre Tierra», manifestó.

Protagonistas en los cambios legislativos y promoción de una cultura ambiental

En su intervención, el senador Alejandro Encinas habló sobre la legislación ambiental en México, la cual, mencionó, se centró principalmente en la defensa de los recursos naturales, sin embargo aludió la ausencia de una educación centrada en el respeto de estos.

«Lamentablemente nunca se nos infundió desde pequeños una cultura de respeto a la naturaleza (…) Hablábamos de la naturaleza como un instrumento para el desarrollo y no como instrumento para la preservación de la vida, para garantizar su sustentabilidad y su desarrollo. Afortunadamente en los últimos años, a partir de 1987, hemos venido adaptando medidas legislativas cada vez más estrictas pero que, lamentablemente, no se cumple con la debida atingencia que todos, tanto la autoridad como la sociedad deberíamos de cumplir».

Asimismo, mencionó que la primera legislación que incorporó el tema del desarrollo sustentable fue la Ley General de Asentamientos Humanos, hasta 1993, y que posteriormente se ha realizado un conjunto de modificaciones a la Legislación Ambiental,  lo que permitió actualmente el establecimiento de la Ley General de Cambio Climático, hecho que ubica a México como el segundo país en el mundo en establecer una ley de esta naturaleza, con metas y objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, hacia los años 2020 - 2030.

El Mtro. Encinas manifestó que a la par de la legislación, considera se ha venido consolidando en el país una organización y participación consciente de los ciudadanos en defensa del medio ambiente.

«Yo creo que las organizaciones de la sociedad civil vinculada con los temas ambientales, han sido un protagonista fundamental para estos cambios legislativos, pero también para difundir, para crear conciencia, para cambiar nuestra cultura, hábitos, costumbres y formas de relación con la naturaleza; y tendremos que fortalecerlo».

Destacó: «El proyecto que representa “Hijos de la Madre Tierra”, de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, pone en el centro de la defensión los Derechos de la Madre Tierra, la justicia ambiental, tanto en el ámbito nacional como en el ámbito multilateral e internacional, y plantea medidas específicas para atacar los problemas de fondo que hoy dañan nuestro entorno y nuestro medio ambiente (…) Este Proyecto Internacional “Hijos de la Madre Tierra”, representa una de las causas más importantes que todos y todas debemos asumir como causas propias para generar una cultura y conciencia en la sociedad, para defender nuestro bien más preciado, que es nuestro medio ambiente, que es nuestra Madre Tierra».

Vínculos y sinergias por un mundo mejor

El Ing. Gustavo López Mendoza, gerente de CONAFOR, indicó que México actualmente enfrenta importantes retos en materia ambiental y de recursos naturales, en el sector forestal, entre los cuales destacó el incremento de la producción forestal maderable y no maderable, y la mitigación del cambio climático dentro del sector forestal mediante la reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal.

El Ing. López aseguró que la participación de las organizaciones de la sociedad civil resulta de una importancia significativa en el desarrollo y cumplimiento de estas metas, a nivel nacional e internacional; por lo cual, solicitó a la EMAP el establecimiento de alianzas en favor del medio ambiente.

«Invitamos a los integrantes de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz para que a través de su proyecto “Hijos de la Madre Tierra” podamos establecer vínculos y sinergias con los Programas de la Comisión Nacional Forestal en pro de los recursos naturales y del medio ambiente».

En su participación, el M. C. José Nelson Montoya, Director del Dpto. de Agroecología de la Universidad Autónoma de Chapingo (institución que cuenta con más de 160 años de historia en la investigación y educación agrícola superior del país), presentó la agroecología para la producción de alimentos encaminados a mejorar la calidad de vida, la salud y el medio ambiente.

«Solicitarle que incluyan en su agenda legislativa la agroecología para generar políticas públicas, no sólo para el cambio climático, la alimentación, la soberanía alimentaria (…) La agroecología fomenta la paz y el respeto a la Madre Tierra», expresó.

Del papel a la acción

En su experiencia como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático, la senadora Silvia Garza, aseveró que la condición ambiental repercute directamente en el equilibrio de las comunidades.

«Los problemas ambientales generan problemas sociales fuertes; esto contribuye a perder el equilibrio y la paz en nuestras comunidades. Cada uno de nosotros debemos seguir trabajando desde nuestras distintas trincheras, ya sea como autoridad o como sociedad civil, contra lo que considero el mayor problema que enfrentamos, que es la indiferencia y la falta de compromiso social».

Por ende, manifestó la necesidad de cambiar el modelo de crecimiento, de establecer acciones de recuperación y educación ambiental, promover la difusión de los compromisos nacionales e internacionales que fomenten el respeto por la naturaleza, con el fin de alcanzar la paz y el desarrollo sostenible para la coexistencia de los seres humanos con la Madre Tierra.  

«Los compromisos tienen que ser ambiciosos, la Madre Tierra nos exige reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, modificar nuestra manera de vivir por una más sustentable y respetuosa de la naturaleza (…) Es indispensable que los ciudadanos exijamos a nuestros gobernantes que cambiemos juntos el modelo de crecimiento, dejar de depender de los hidrocarburos, del carbono y fortalecer e impulsar las energías renovables, la economía sustentable».

En este sentido, declaró su identificación con las propuestas presentadas por la EMAP en lo referente a la legislación ambiental. Entre otros aspectos, mencionó: «Hoy nos sumamos a esta ley del delito de Ecocidio y también a la propuesta de la Corte Interamericana por los Derechos de la Madre Tierra».

Día Internacional de la Paz, ocasión especial para trabajar por la Madre Tierra

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), decretó la celebración del Día Internacional por la Paz cada 21 de septiembre, con el propósito de reforzar los ideales de paz en todas las naciones y pueblos del mundo; este año, con el lema “Colaboradores por la Paz, dignidad para todos”, con el fin de resaltar la importancia de que todos los grupos sociales trabajen juntos para lograr la paz.

En este sentido, la EMAP y el Senado de la República Mexicana celebraron este día en torno a un tema fundamental para el devenir y la paz de la humanidad: la preservación del hogar común, la Madre Tierra; por medio de propuestas que promueven la coexistencia armónica de los seres humanos con la naturaleza y el desarrollo sustentable.