El Senado de Argentina recibe el testimonio de tres mujeres con sus "Huellas para no olvidar"Embajada Mundial de Activistas por la Paz

El Senado de Argentina recibe el testimonio de tres mujeres con sus "Huellas para no olvidar"

Argentina, septiembre 2013

Tres placas conmemorativas de “Huellas para no olvidar” fueron develadas el 10 de septiembre de 2013, en el Salón Azul del Senado de la República Argentina. Tres mujeres sobrevivientes del Holocausto, que viven en Argentina: la Sra. Stella Feiguien, la Sra. Liza Zajac Novera y la Sra. Ida Lubowicz de Bischitz, son testimonios vivos de este acontecimiento que marcó un legado para la memoria de la humanidad, porque en él se exponen las huellas de ellas y sus generaciones, con el objetivo de que estos hechos atroces no se repitan.

“…Cuando me preguntan cuál es mi legado, pues mi legado es decirle 'no' a cualquier clase de régimen totalitario, tanto de derecha como de izquierda.”  Así lo expresó la Sra. Liza Zajac Novera, una de las sobrevivientes del Holocausto homenajeada con el proyecto “Huellas para no olvidar”.

En el acto expresaron su entendimiento hacia este legado, el Sr. Alfredo Martínez, Senador nacional por la provincia de Santa Cruz, el Sr. Miguel Toimaher, Secretario del Seminario Rabínico, y la Sra. Rosa Meresman de Fishman del Consejo Directivo de la DAIA, como representantes de estos importantes organismos de Argentina.

Con una magistral intervención, el Embajador Mundial de la Embajada de Activistas por la Paz, Dr. William Soto Santiago, resaltó que luego de estos crímenes perpetrados por el régimen nazi, fueron creados diferentes organismos internacionales destinados a salvaguardar la vida, la justicia y la dignidad del ser humano, evitando que semillas de odio y de discriminación se propaguen y germinen en los seres humanos: “Esa es una responsabilidad de todos como individuos, pero en especial de las autoridades gubernamentales, líderes políticos, sociales, religiosos, formadores de opinión, universidades y los profesores, que pueden gestar y apoyar proyectos educativos que ayuden a cumplir este objetivo.”

Por esta razón, en la Embajada de Activistas por la Paz creemos que es un deber enseñar en las escuelas, colegios, y como materia transversal en las universidades de todos los países, las lecciones y transformaciones que en materia de Derechos Humanos dejó el Holocausto; y el proyecto “Huellas para no olvidar” hace parte de ese legado para la humanidad, de esa memoria de la historia humana.