El Pulmón del Planeta pide respirar en PazEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

El Pulmón del Planeta pide respirar en Paz

El país con mayor biodiversidad del planeta celebra la Vida Silvestre con desfiles, teatro y títeres.

Brasil se encuentra estratégicamente ubicado en la línea ecuatorial y tiene el privilegio de tener el conocido “pulmón del mundo” dentro de sus límites, el cual es la selva más densa del planeta la cual alberga una de las mayores biodiversidades.  Innumerables especies vegetales conocidas y otras más que aún no han sido siquiera estudiadas, así como felinos, roedores, aves, reptiles y primates que conforman su fauna.

De ahí que cientos de brasileños se sintieran muy animados a celebrar el Día Mundial de la Vida Silvestre, por la gran riqueza natural que poseen.  Pero a pesar de ser un paraíso lleno de tesoros incontables también tiene muchas especies que por la mano del ser humano han sido puestas en peligro de extinción, por eso el llamado de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz fue: “Salvemos la vida silvestre de nuestra Madre Tierra”.

Dentro del Programa Internacional "Hijos de la Madre Tierra" de la EMAP, un programa social concebido por el Dr. William Soto Santiago, se promueve la participación ciudadana en acciones por un desarrollo y futuro sostenible que garantice la continuidad de la vida de los seres humanos en armonía con la Madre Tierra, esto fue lo que los Guardianes por la Paz salieron a proclamar en los desfiles y paradas ambientales realizadas el jueves 3 de marzo, a lo cual se sumaron 1200 personas.

Fue en las ciudades de São Paulo, Boa Vista, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza,  Gandu, Goiânia, Joinville, Juiz de Fora, Manaus, Mangaratiba, Presidente Prudente y Rio Branco que activistas de la EMAP, entidades gubernamentales ligadas al Ministerio de Medio Ambiente, organizaciones verdes e instituciones educativas de todos los niveles, se unieron en un solo sentir por la defensa de la Vida Silvestre de la Madre Tierra.

La celebración que comenzó con los coloridos y vistosos desfiles que recorrieron las calles de Brasil, estuvo acompañada de carteles, animales y plantas en peligro caracterizados por los activistas. Los módulos expuestos en la parada ambiental mostraron los Derechos de la Madre Tierra logrando sensibilizar a cientos de transeúntes.

En la exhibición de animales en peligro de extinción se dialogó sobre las diferentes formas de preservación y acciones ambientales efectivas para la protección de la vida silvestre de cada región.

Las actividades concluyeron con conferencias de concientización ambiental, obras de Teatro y en la Plaza Germans Sampaio de Boa Vista los niños realizaron donación de plantas ornamentales a los visitantes promoviendo el amor, el cuidado y el respeto por la Madre Tierra.