El Proyecto “Huellas para no olvidar” exhibió placas en Central FallsEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

El Proyecto “Huellas para no olvidar” exhibió placas en Central Falls

Las huellas palmares de Saúl Dreier y Reuwen Sosnowicz, se mostraron como evidencia de que la vida prevaleció al odio

En la ciudad de Central Falls, estado de Rhode Island, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) presentó el Programa “Educar para Recordar” y su proyecto “Huellas para no olvidar”, el cual tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto, como una forma de prevenir la reiteración de hechos similares. Al acto realizado el 28 de junio, asistieron 125 personas.

En este evento se contó con la presencia de James A. Diossa, alcalde de la ciudad de Central Falls; Shelby Maldonado, representante Estatal del Distrito 56; Rachel Goldberg, asistente ejecutiva del Consulado de Israel para Nueva Inglaterra; Sara Anderson, directora de Humanidades de la Escuela preescolar Blackstone Valley; James J. Mendonca, Jefe de Policía de Central Falls; así como representantes de la comunidad judía, latina, maestros y estudiantes.

Como certeza de que el nazismo no pudo extinguir al pueblo hebreo, en la ceremonia llevada a cabo en Central Falls se expusieron las dos placas que fueron develadas en el Foro “Educar para Recordar” realizado en la Organización de Estados Americanos (OEA), las cuales tienen las huellas palmares de los sobrevivientes Saúl Dreier y Reuwen Sosnowicz, al igual que las de sus descendientes; a estas placas conmemorativas, las acompaña una lámina informativa que reseña lo ocurrido en el Holocausto.  

Además de recordar esta tragedia que marcó la historia de la humanidad, la recordación de estos impactantes testimonios buscan llevar un mensaje de esperanza, para concientizar a la población mundial de que aunque actualmente están dadas las condiciones para que hechos como el Holocausto se repitan, se debe hacer todo lo posible para evitarlo, no siendo indiferentes o pasivos ante estas circunstancias, sino educando en valores y principios, garantizando el respeto y la tolerancia de las diferencias del otro.