El Holocausto: Paradigma en una nación que históricamente se enfrenta a diferentes hechos de violenciaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

El Holocausto: Paradigma en una nación que históricamente se enfrenta a diferentes hechos de violencia

Medellín, Colombia, 27 de febrero

En medio de un país con una historia de 50 años siendo azotado por la violencia y diferentes conflictos internos, inicia con una acogida inmediata el ciclo de Foros Universitarios “Educando para No Olvidar”, en torno al acontecimiento más atroz de la historia: el Holocausto, cuyos hechos son el paradigma del genocidio.

La Asamblea Departamental de Antioquia, se convierte en la plataforma de encuentro para exponer el proyecto de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, convocando en su seno a una audiencia de más de 600 personas y conformada por un público variado; incluyendo diferentes representantes de la comunidad educativa.

El Foro se inició con la presentación del perfil del Embajador Mundial de Activistas por la Paz, Dr. William Soto, por parte del Coordinador para Colombia, Ing. Iván Sarmiento, quien explicó los objetivos del proyecto y de la entidad. A continuación se dio paso a las exposiciones.

Con una reflexión en torno a la memoria y la importancia de comprender el pasado para entender el presente, el Dr. Maya, historiador y magister en Estudios Políticos, manifestó: “No es posible proyectarse en términos de futuro si no hay una comprensión del pasado, una preservación de la memoria, lo cual permitirá planear, avizorar y diseñar el futuro.”

Realizando un ejercicio de interpretación, como ejemplo de una Educación que debe funcionar estableciendo relaciones, comparó el texto literario y fílmico “El Señor de los Anillos”, con los hechos acontecidos en la Segunda Guerra Mundial, cuando el mago Gandalf le dice a Bilbo: “Todo esto está muy bello pero algo grave ocurre: Sauron extiende como un mal sus sombras por todo el planeta.” Y agrega:

“Cuando un profesor logra mostrar relaciones como este ejemplo que les estoy dando: cómo ese año 41 es una Europa completamente sometida a las sombras del mal, pareciera que no tenemos esperanzas; pero como dicen muchos de los que vivieron esa pesadilla tan fuerte, tan dura, del Holocausto: ‘Mientras tengamos libertad, tendremos esperanza,’ y al fin esas sombras retrocedieron; pero no nos podemos confiar, y es el asunto de la historia y de la memoria.”

El rabino Zwitman, exaltando la manera como esas huellas del pasado son nuestra guía para el futuro, y que “la huella del Holocausto sirva como una guía que no debamos repetir la humanidad”, finalizó su exposición:

“Para tener una ciudad ejemplo, debemos construir nuestra Educación con un modelo en donde el ejemplo sea un espejo, un modelo en donde el error te indique dónde no pisar y donde la huella positiva te marque una luz en el camino para poder encontrar una sociedad más equilibrada, más pacífica, más humana.”

El Presidente de la Asamblea Departamental, Dr. Arroyabe, habló de la importancia de retomar la Educación y construir un modelo a nivel nacional, y de igual forma expresó su gratitud: “Nos sentimos contentos de tener un foro de esta magnitud, sobre todo ese recuento histórico de lo que ha sido esta humanidad, que nos ha demostrado que realmente las guerras no han servido para nada, nadie ha ganado en las guerras, y que nos están invitando a la reflexión, a buscar otros mecanismos para construir una sociedad más justa, más equitativa.”

El Vicerrector de la Universidad Pontificia Bolivariana, presbítero Diego Alonso Marulanda, inició su ponencia haciendo alusión al significado de la palabra “educar”, que viene del latín: educere, por lo cual es un concepto que invita a que la Educación tenga la tarea de ayudar a sacar lo más noble que tiene cada individuo. Hizo mención a los grandes retos que hay en Colombia, en términos de la violencia, y destacó el papel de la religión en la Educación:

“Toda religión tiene que educar para la fraternidad, porque es el camino más seguro para construir la paz. Una religión que eduque para la violencia, para negar al otro, para destruir al otro, es tal vez un aporte nefasto a la violencia.”

Con el deseo de dejar un mensaje de vida como representante de la cultura Emberá Eyabida y de las comunidades indígenas en la Asamblea, y miembro de la Comisión de Paz, el diputado Saúl Úsuga recordó el sufrimiento de su cultura desde hace más de 500 años, los hechos plasmados en los cuadros del recinto “que muestran cómo fue manchado nuestro territorio por otra cultura”, la ola de violencia de la época actual en el territorio nacional, y aun la posibilidad de que “quizás vendrá un imperio peor que el español a mancillar nuestras tierras, nuestra cultura”; agregó:

“Hoy sí venimos mostrando a nuestros territorios y llevando el mensaje de esperanza para que por medio de la Educación transformemos a una sociedad que desafortunadamente ha sufrido el flagelo de la violencia, de la guerra, de esta tierra tan sufrida pero tan amada.”

La señora Claire Lew, francesa, hija de sobreviviente del Holocausto, expresó su impacto ante tanta asistencia para el proyecto de “Educando para No Olvidar” y narró los hechos vividos por sus padres rusos quienes después de haber huido a Francia del régimen nazi, fueron llevados a Auschwitz y exterminados. Su padre, como soldado ruso que se había enfilado en el ejército francés, fue detenido y llevado a las Islas Anglonormandas, y junto con un hermano fueron los únicos sobrevivientes. De igual forma finalizó con la lectura de un texto personal que narra el dolor del Holocausto y declaró refiriéndose a su padre:

“…Después de esa experiencia en 1944, nos devolvieron una persona ensimismada, introvertida, sin palabras para contar el non conto. Eso fue para las familias que tuvieron su gente en campos de concentración, fue anular la identidad de la gente y dejar un muerto en vida.”

El diputado Rubén Darío Naranjo, señaló la importancia de los Derechos Humanos en la Educación a través del ejemplo y de la experiencia, invitó a alzar la voz en la comunidad y a ser líderes en la defensa de los Derechos Humanos, por lo cual indicó que en esa forma: “Estoy seguro que no se volverán a repetir acciones como las vividas en Antioquia y en Colombia con los grupos al margen de la ley, y jamás la historia volverá a registrar historias tan tristes como el Holocausto.” Y finalizó: “Que Dios proteja a nuestra tierra, y que nosotros todos tengamos nuestra voz, tengamos nuestra conciencia, y nuestra capacidad de luchar por nuestro pueblo y por nuestros seres humanos.”

El rabino Mijael Lacher, líder religioso de la Unión Israelita de Beneficencia de Medellín, comienza haciendo alusión a la realidad de los sobrevivientes quienes, posteriormente a la Shoá, el Holocausto, quedan con un sentimiento de culpa por haber sobrevivido y no así sus familiares que tuvieron un “destino fatal”. Y narra que su bisabuelo pudo escapar de Polonia y murió hace tres semanas, feliz, porque se iba a reunir con su familia.

La ponencia del rabino Lacher, entre otros aspectos, también recordó que Hitler siendo elegido inicialmente democráticamente, llevó a cabo un plan nefasto en un pueblo que era estudiado y de un nivel cultural muy alto. De esa manera, instó a la audiencia a reflexionar en cuanto al propósito del Foro:

“¿Cuál es el objetivo de este Foro? No es solamente educar de lo que pasó, porque si bien hay muchos que lo niegan, hay muchos y muy buenos profesionales que hacen defensa y hacen una buena participación activa en medios de comunicaciones en universidades y en otros ámbitos, para hablar de lo que fue la Shoá y de lo que pasó. Hay libros escritos, incluso documentales, y hay películas que ayudan a la gente a entender más lo que pasó. Pero no es ese el centro, el punto principal de este Foro. El punto principal es crear la conciencia de que a través de la Educación con valores es que esto no se va a volver a repetir.”

Asimismo, resaltó la importancia de crear conciencia de que la Educación es una o la más importante forma de no olvidar, hizo mención al verbo zajor, “recordar”, con el cual comienza uno de los mandamientos que refiere al día sagrado, y finalizó con una oración de bendición para todos los asistentes poniéndose en pie. Momentos antes agradeció: “Como líder religioso de la comunidad judía de Medellín, es para mí un honor estar acá y ver cómo seres humanos, sin importar las religiones, están juntos acá y sacaron no solo una mañana, sino como decía antes: días y días de esfuerzo y trabajo.”

Un mes de exposición

Una galería fotográfica relacionada con el tema del Foro: “El Holocausto, paradigma del genocidio”, y la Placa de “Huellas para no olvidar” de la familia Halstuch, continuará siendo exhibida para el público en general durante el mes de marzo, en la recepción de la Asamblea Departamental.

Detalles

Fecha: 
access_time Jueves, Febrero 27, 2014