“El Genocidio y los otros delitos, competencia de la Corte Penal Internacional” Foro Judicial en la UNAMEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

“El Genocidio y los otros delitos, competencia de la Corte Penal Internacional” Foro Judicial en la UNAM

México

20 de agosto, México D.F.

En el marco del Seminario de Derecho Internacional del Centro de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Autónoma de México se desarrolló la Primera Jornada de Derecho Penal Internacional bajo el nombre: “El Genocidio y los otros delitos, competencia de la Corte Penal Internacional”.

Este importante Foro Jurídico contó con la participacion del Lic. Javier Zarco Ledesma, Coordinador del Centro de Relaciones Internacionales; Dr. Fernando Castañeda Sabido, Director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales; Dr. José Antonio Murguía Rosete, Presidente del Seminario de Derecho Internacional del Centro de Relaciones Internacionales; el Dr. William Soto, Embajador Mundial de la Embajada de Activistas por la Paz; Lic. Francisco Guerra González, Coordinador Nacional de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz en México; maestro Rafael Avante, abogado por la Escuela Libre de Derecho, maestro en Derecho por la UNAM, y Subsecretario del Trabajo y Previsión Social; Dr. Camilo Montoya Reyes, Catedrático de la Universidad Libre de Bogotá, Colombia, y Procurador ante el Tribunal Superior de Justicia de Colombia; maestro Antulio Ontiveros, catedrático de la Facultad; y el Dr. Pedro Medina, catedrático de la Facultad, como panelistas de este encuentro en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

El objetivo general fue promover la discusión en el ámbito académico y estudiantil universitario  para difundir los principios y los valores de la humanidad, abordando aspectos relativos a Derechos Humanos, a delitos internacionales, a crímenes de guerra, a crímenes de lesa humanidad, y uno especial: al terrible flagelo del genocidio.

El Dr. Soto como Embajador Mundial de la Paz, durante este foro presentó su propuesta para reformar la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, y el Estatuto de Roma, considerando que estos instrumentos de Derecho Internacional actualmente tienen un alcance restringido.

«La Convención, en su momento fue una necesaria respuesta a la violencia genocida; sin embargo, los tiempos y las sociedades han cambiado.

Debido a esta mutación de los tiempos, la Convención hoy cuenta con una definición estrecha, toda vez que restringe su ámbito de protección como víctimas de genocidio a los grupos políticos y económicos; sólo tipifica el genocidio como atentado físico, marginando del alcance de la Convención al genocidio cultural o etnocidio, entre otros. A la vez, sólo describe como genocidio el traslado forzoso de niños, dejando al margen de este delito el traslado forzoso de adultos de un grupo a otro grupo.

Esos vacíos de la Convención de 1948 y del Estatuto de Roma de 1998, se tienen que suplir; porque abren una laguna que bien podría ser aprovechada por quienes tienen un instinto genocida». Ver video.

Por su parte, el Dr. José Antonio Murguía Rosete, Presidente del Seminario de Derecho Internacional, manifestó su apoyo a la propuesta de la modificacion de esta normatividad:

«Es muy distinto tener escritas las leyes, a hacerlas cumplir. Parece ser que los humanos consideramos que los problemas se resuelven en el momento en que inscribimos en un determinado Código una sanción; y luego lo guardamos, nos olvidamos de cumplirlo. Y toleramos que algún Estado poderoso, indique que a él no se le apliquen las cosas, porque es demasiado grande.

¡No podemos menos que suscribir la iniciativa del Dr. William! El Consejo de Seguridad tiene que cambiar. Ya llevamos muchos años tratando de que exista un cambio en Naciones Unidas. Hay que refundarla». Ver video.

El Dr. Rafael Adrián Avante Juárez, Subsecretario del Trabajo y Previsión Social, hizo una reflexión sobre la importancia de practicar una cultura de inclusión, una cultura de respeto absoluto al otro:

«El diálogo y la paz deben predominar sobre cualquier intolerancia y sobre cualquier intento de imposición, arbitrariedad e imperatividad.

La imperatividad solamente nos la damos en el contexto internacional a través de nuestras normas jurídicas internacionales y nuestras instituciones a partir de la legislación. De ahí en adelante nadie tiene derecho a imponerle a nadie condiciones contrarias a su propia dignidad». Ver video.

En la segunda Mesa del Foro Judicial, el Dr. Camilo Montoya Reyes, Catedrático de la Universidad Libre de Bogotá, Colombia, y Procurador ante el Tribunal Superior de Justicia de Colombia, disertó sobre los aspectos dogmáticos del delito de Genocidio y profundizó en la propuesta que realiza actualmente la EMAP para la revision de la Convención para la Prevención y Sanción del delito de Genocidio:

«Estamos estudiando, examinando la legislación de cada país, en el ámbito del respeto a la autonomía de esos pueblos y de la soberanía de cada pueblo, pero como un aporte de la Embajada, para que se criminalice esa conducta; y evitar así que la Corte Penal Internacional, que tiene una competencia subsidiaria, una competencia relativa, que complementa la competencia de los tribunales domésticos, evitar que esa Corte Penal Internacional entre a investigar esos delitos en esos países donde aún no se ha tipificado la conducta; como es el caso de Venezuela, entre otros países, la misma Argentina, donde es necesario que se revise esa legislación. Y donde ya está tipificada la conducta, quiere la Embajada Mundial de Activistas por la Paz que se mejore ese estándar mínimo de protección de los derechos fundamentales». Ver video.

El Director del Instituto Nacional de Ciencias Políticas, Sociales y Estudios Políticos, Daniel Cosio Villegas, el Dr. Antulio Ontiveros, bajo el tema: “La educación para la paz y la ciudadanía responsable, como mecanismo de prevención del genocidio y otros delitos de lesa humanidad”, realizó un cuestionamiento sobre el papel que juegan las otras partes involucradas en el conflicto:

«Si hay genocidio es porque también un proyecto social falló; si hay genocidio es porque la sociedad civil y la razón de esa sociedad civil no pudo llenar esos espacios de poder; y esos espacios de poder brutal fueron ocupados por la razón. ¿Dónde falló?, ¿qué eslabón se rompió o qué categorías no se construyeron, no se compartieron?, ¿qué parte de la sociedad no fue premiada a través de la reflexión?

[…] Se ha comentado en este espacio que hay leyes, que hay órganos jurisdiccionales para aplicarlas, pero ¿es solamente responsabilidad de ellos? No. La respuesta simplemente es no. ¿Prohibir detiene? No. ¿Castigar detiene? No. Eso está comprobado.

Entonces necesitamos desconstruir..., no destruir; desconstruir, desarmar; desarmar todas esas estructuras de autoritarismo y violencia que se ha generado a través de la historia..., no nos vayamos a toda la historia de la humanidad, digamos del siglo XX. Tenemos que desconstruir y volver a construir una serie de valores, una escala de elementos que nos permitan la convivencia». Ver video.

Finalmente el Lic. Francisco Javier Guerra González, Coordinador Nacional de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, agradeció a los asistentes su participacion, y a la UNAM por abrir este espacio de reflexión y crítica trabajando desde todos los ángulos: desde el campo académico, desde el campo social, y de todas las esferas de la sociedad, para poder lograr que haya verdaderos tribunales de justicia que puedan impartir lo que tanto necesita la sociedad: darle a cada quien lo que le corresponde. Ver video