El Foro Judicial Nacional “Dignidad humana, presunción de inocencia y derechos humanos”, un espacio para pensar y dialogar sobre conflicto, víctimas y gestión públicaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

El Foro Judicial Nacional “Dignidad humana, presunción de inocencia y derechos humanos”, un espacio para pensar y dialogar sobre conflicto, víctimas y gestión pública

Un importante evento tuvo lugar en el Salón de los Gobernadores, instalación del edificio de la Gobernación del Valle del Cauca, en la ciudad de Cali – Colombia, el 20 de noviembre de 2015.

Con la asistencia de más de 200 personas, expertos conferencistas en temas de justicia, derechos humanos y víctimas, se dieron cita para dialogar y reflexionar en pro del fortalecimiento de la justicia, la recuperación de la verdad en medio del conflicto y políticas de respeto a los derechos humanos.

Las víctimas, justicia transicional, derechos humanos y fortalecimiento de la Democracia.

La temática de la primera mesa giró en torno a las víctimas, los derechos humanos, la dogmática constitucional y la aplicación de la pena en la justicia transicional.

La primera intervención estuvo a cargo del Dr. William Soto, Presidente Ejecutivo de la EMAP, quien realizó un recorrido actual sobre las violaciones a los derechos humanos,  que se están evidenciando en diferentes partes del mundo en niños, mujeres y contra agrupaciones civiles, a causa de sus creencias religiosas.

Denotó que sin importar el lugar del mundo en el que se desarrollen los hechos, indiscutiblemente las consecuencias repercuten en contra de una paz mundial.  Cada vez es mayor el número de los refugiados y de los desplazados por violencia que reclaman la restitución de sus tierras; y niños usados como combatientes.

Para el Dr. Soto, una justicia para la paz debe estar cimentada en la verdad y en el respeto de la dignidad humana; una justicia autónoma e independiente trae la paz. Finalmente, respaldó el proceso de paz en Colombia, indicando que la Embajada Mundial de Activistas por la Paz está dispuesta para apoyar la construcción de la Paz que tanto necesita la familia humana.

El Dr. Camilo Montoya, en calidad de coordinador del Consejo de Proyectos, identificó tres modelos de justicia en el mundo y planteó el interrogante de cuál sería el modelo de justicia aplicable en una justicia transicional.

Frente a ello, introdujo a la función de la pena y las teorías existentes respecto de la misma, para señalar que la justicia transicional es una justicia que es aplicada únicamente en contextos de transición.

Reconoce que en una justicia transicional no se pueden investigar, juzgar y castigar todos los delitos, pero también admite que no se puede pensar que ningún delito sea juzgado; recalca igualmente que la solución pacífica de los conflictos será siempre la mejor opción.

En su intervención, el Dr. Oscar Valero Nisimblat, presidente de la Sala Contencioso Administrativa del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, desglosó el preámbulo de la Constitución colombiana,  para identificar la trascendencia del mismo e indicar que para él todo el contenido de la Carta puede condensarse en él y los siguientes dos artículos. Luego aterrizó esta temática en el campo de los derechos humanos.

“En la dignidad humana radica todo el presupuesto de lo que son los derechos humanos y los derechos fundamentales”.

 

Escenarios de paz y perspectiva del postconflicto

La segunda y última mesa estuvo compuesta por el Dr. Fabio Cardozo, alto consejero para la Paz y los Derechos Humanos en el Valle del Cauca, y el Dr. Alejandro Gutiérrez, defensor comunitario de la Defensoría del Pueblo Regional Valle del Cauca.

El alto comisionado realizó un recorrido histórico del conflicto en Colombia, señalando su génesis económica. Su intervención se centró en la preocupación de lo que le toca a los colombianos en el proceso de postconflicto, aclarando que su posición es esperanzadora en que se logren los resultados anhelados y que, por tanto, los acuerdos perduren.

Entre otras, manifestó que el modelo de desarrollo económico del país no funciona y sugiere revisarlo si se quiere que el proceso de salida del conflicto opere positivamente.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo presentó las cifras oficiales a octubre de 2015, en el que las víctimas en Colombia alcanzan los siete millones; indicó que el país está pendiente por avanzar “en un análisis que permita fijar el goce efectivo de los derechos de las comunidades en riesgo de desplazamiento, dado que el énfasis de gestión ha estado en la entrega de la atención humanitaria y la indemnización, pero sin una visión sobre goce efectivo de derechos”.

 

VER VIDEO

Detalles

Fecha: 
access_time Viernes, Noviembre 20, 2015