Difusión mundial de un nuevo sistema musical para la paz y el desarrollo del ser humano integralEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Difusión mundial de un nuevo sistema musical para la paz y el desarrollo del ser humano integral

El proyecto internacional “El Poder de la Música para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral” inicia su aplicación y difusión este 6 de septiembre.

La iniciativa es promovida por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) como un cambio de paradigma en el sistema musical, para contribuir con la promoción y fortalecimiento de la paz y el desarrollo integral de la familia humana.

El proyecto busca concientizar a los individuos y a las sociedades sobre la importancia de producir y escuchar música con mensajes positivos; música que contribuya a la formación en valores, en principios éticos, morales y espirituales, a las presentes y futuras generaciones.

Tiene como objetivo promover el poder de la música como herramienta para alcanzar la paz del ser humano, sembrando en el corazón de las personas valores humanos, éticos, morales y espirituales; armonizando al individuo consigo mismo, con el prójimo y con la Madre Tierra; con el fin de alcanzar la superación y la felicidad del ser humano integral.

Tiene como campo estratégico de acción:

  • La implementación de la frecuencia de la paz: 432 Hertz
  • Modelo musical para la armonía del ser humano
  • Sistema educativo musical para la paz y felicidad del ser humano integral
  • La música como lenguaje universal                                                   

La propuesta principal de este sistema musical es el cambio de la frecuencia, de 440 hertzios (Hz), la cual predomina en la actualidad, a 432Hz que es considerada la frecuencia natural, la frecuencia de la paz.

(Ver: #TúMereces marca el inicio de un proyecto musical internacional por la paz integral de la humanidad)

Lanzamiento oficial

Alrededor de 6.000 personas estuvieron presentes en el lanzamiento oficial del proyecto musical en Venezuela, con representación de Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos, Europa y África, en un encuentro juvenil internacional denominado “La Música trayendo Paz y Alegría a Nuestros Corazones”.

Músicos, cantantes, directores de orquestas y compositores fueron convocados por la directiva de la EMAP, encabezada por su presidente ejecutivo, Dr. William Soto Santiago, ideólogo del proyecto.

“Hay música buena y música que ha sido alterada, y así como la música buena hace bien al ser humano, la música que ha sido alterada hace daño al ser humano como individuo en todo su cuerpo, su mente, su espíritu y su alma; y también al planeta Tierra, porque no se ajusta ni a la frecuencia del planeta Tierra, ni a lo que corresponde a la relación del ser humano con el planeta Tierra”, destacó Soto.

La Lcda. Gabriela Lara, directora general de la EMAP, indicó que con el proyecto también se busca demostrar la influencia de la música en la salud integral del ser humano, como un poder para curar alma, espíritu y cuerpo; asimismo, promover este arte universal como una herramienta para transformar sociedades.

En el Encuentro Juvenil fue presentada la Orquesta Sinfónica de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, conformada por más de 40 jóvenes de diferentes países, bajo la dirección del Prof. Osmín Rodríguez; primicia del sistema musical de la EMAP, afinada a 432Hz.

Ver: La Embajada Mundial de Activistas por la Paz lanza su proyecto internacional “El Poder de la Música para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral”

Fundamentación y desarrollo

Posterior al lanzamiento, los facilitadores del proyecto ampliaron las capacitaciones con los jóvenes sobre la historia de la música, su impacto psicológico, sociocultural, y la pedagogía musical.

Asimismo, continuó el desarrollo de talleres de capacitación sobre las líneas temáticas del proyecto, dirigidos especialmente a jóvenes músicos, así como cursos de iniciación musical y ejecución de instrumentos para principiantes.

La EMAP promueve entre los compositores, escritores y músicos la responsabilidad de producir una música que produzca resultados positivos en las personas, y que esté en armonía con la Madre Tierra.