Con la siembra de plantas autóctonas en ciudad Unquillo la EMAP dio un aporte importante para la preservación de las especies en Córdoba, Argentina.Embajada Mundial de Activistas por la Paz

Con la siembra de plantas autóctonas en ciudad Unquillo la EMAP dio un aporte importante para la preservación de las especies en Córdoba, Argentina.

Unquillo ciudad que se encuentra en la región de las Sierras Chicas, aproximadamente a 24 km al noroeste de Córdoba, Argentina, en la actualidad se encuentra azotada por la catástrofe climática e incendios forestales. Por tal motivo el 5 de septiembre de 2015, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) de la mano con el proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, realizó una jornada solidaria titulada: “Plan de Reforestación del Valle de Punilla y Sierras Chica”, donde la siembra de plantas autóctonas como jacarandá, algarrobo, pezuña de vaca, chañar y acacia, embellecieron el lugar.

Las plantas proporcionan servicios ambientales como el oxígeno, asimismo regulan la temperatura y la humedad, protegen el suelo y evitan su erosión, además le dan belleza al territorio donde habitan, entre otros beneficios que permiten dar vida a la humanidad. Por esta razón la EMAP realiza este tipo de actividades, que enseñan a la sociedad que estos recursos naturales son necesarios para todo ser que habita la Tierra, y para la conservación de la misma.

Conscientes de la contribución ofrecida a esta zona, los voluntarios de la EMAP en conjunto con la colectividad perteneciente a esta importante región, y con la colaboración del Sr. Mario Ezio quien donó las plantas sembradas, dieron un aporte significativo que ayuda a la protección del planeta. Con esta jornada, una vez más, la Emap reconoce la importancia que tiene la preservación de la Madre Tierra como ser vivo.

 

 

 

 

 

Detalles

Fecha: 
access_time Sábado, Septiembre 5, 2015