Comunidad judía de Ciudad de México recordó a las víctimas del HolocaustoEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Comunidad judía de Ciudad de México recordó a las víctimas del Holocausto

El encendido de velas finalizó el acto que tuvo como fin ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro

El Holocausto significó el exterminio de casi dos tercios de la población judía europea, y sigue siendo uno de los más dolorosos recordatorios.

La comunidad judía de Ciudad México realizó un evento con motivo del Día del Recuerdo del Holocausto, el 5 de mayo, en el cementerio de la Kehilá Ashkenazí, donde la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) asistió como invitada especial.

El acto de rememoración contó con la presencia de distinguidas personalidades, entre ellos, rabinos, jóvenes representantes de escuelas judías, hijos de sobrevivientes del Holocausto, y miembros de la directiva de la EMAP en México, encabezada por su coordinador nacional, Dr. Francisco Guerra.

En honor a las víctimas de la Shoá

Como parte de la programación pautada se inauguró un espacio en memoria de las seis millones de víctimas que sufrieron la persecución del gobierno nazi, quienes según la historia hicieron prisioneros entre 7 y 8 millones de personas (en su mayoría judíos europeos) y los confinaron en 22 campos de concentración.

La inauguración estuvo a cargo del Sr. Luis Opatowski Goldberg, sobreviviente de la Shoá, quien en su emotivo discurso recordó la dura situación que vivió durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Opatowski manifestó que en cada superviviente recae una responsabilidad moral para que hechos como este no se repitan. También se refirió a los jóvenes, quienes están conscientes que el Holocausto fue posible no solo por la burocratización del genocidio, sino debido a la traición de las élites traicionadas por el odio (médicos, líderes de la iglesia,  jueces,  abogados,  ingenieros,  arquitectos).

Opatowski Goldberg se dirigió a jóvenes y les dijo:

“Deben prometer que nunca seremos  indiferentes ante la incitación y al odio, nunca más permaneceremos en silencio frente al mal, nunca más toleraremos el racismo y el antisemitismo; hablaremos y actuaremos contra el odio, el antisemitismo. Con el Holocausto no se acabó el antisemitismo, sigue latente”.

Con el encendido de velas en remembranza de las víctimas del Holocausto, finalizó el acto que se realizó con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.

Recordar un hecho que debe repetirse

En rechazo a toda negación, ya sea parcial o total del Holocausto como hecho histórico, la Asamblea General de las Naciones Unidas, el año 2005, en la 42ª sesión plenaria del 1º de noviembre, aprobó la Resolución 60/7, Recordación del Holocausto, y designó el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

Detalles

Fecha: 
access_time Jueves, Mayo 5, 2016