Colombia fue sede del 2º Encuentro Internacional de los Hijos de la Madre TierraEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Colombia fue sede del 2º Encuentro Internacional de los Hijos de la Madre Tierra

La Capital Indígena de Colombia, Uribia - La Guajira, fue el escenario para reunir a 21 comunidades de los pueblos originarios de Suramérica, en el  2º Encuentro Internacional de los Hijos de la Madre Tierra, desarrollado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP).  

El acto inició con la instalación de la mesa principal, constituida por la directiva internacional de la EMAP en cabeza de su presidente ejecutivo, Dr. William Soto; la Lcda. Gabriela Lara, directora general; el coordinador de la EMAP en Colombia, Ing. Iván Sarmiento; el Dr. Camilo Montoya Reyes, magistrado del Consejo Superior de la Judicatura; el señor alcalde del municipio de Uribia y tres representantes de distintos países elegidos por la comunidad originaria presente en el evento para representar sus voces en el saludo de apertura.

La entonación del Himno Nacional de Colombia en lengua wayuunaiki, por parte de las estudiantes del colegio San José de Uribia, ya evidenciaba desde tempranas horas la comunión y hermandad de los pueblos presentes. Más de 3.000 personas hicieron presencia en la Plaza Colombia en un espacio de diálogo, promoción de la unidad e impulso a la divulgación del conocimiento ancestral de nuestros Pueblos Originarios.

Les reitero el compromiso de que estos espacios de los Encuentros de los Hijos de la Madre Tierra, es un espacio de ustedes. Ustedes son los protagonistas, y nosotros en la Embajada Mundial de Activistas por la Paz pretendemos unirnos; y juntos lograr el pleno reconocimiento de los Derechos de los pueblos indígenas, y principalmente proteger y restaurar a nuestra Madre Tierra”.  Dr. William Soto Santiago, presidente ejecutivo de la EMAP.

“Las Altas Cortes respaldamos este trabajo que realiza el Embajador Mundial de los Activistas por la Paz, Dr. William Soto; particularmente el proyecto que tiene que ver con la tipificación del delito de etnocidio”. Dr. Camilo Montoya Reyes.

El alcalde mayor del municipio de Uribia, Luis Enrique Solano, en su discurso de apertura expresó:

“Este es el momento justo para fortalecer nuestros lazos de amistad y fortalecer nuestros lazos con el planeta; lo que para mí representa un estímulo de satisfacción y el deber ineludible de aplicar las políticas públicas para la protección del Medio Ambiente, y garantizar una mejor calidad de vida para el futuro”.

Representantes de las comunidades ancestrales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela, impusieron sus voces en este magno evento, celebrado el 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

“No somos dueños de la naturaleza ni del mundo, sino somos Hijos de la Madre Tierra; y eso es lo que queremos decir en este día, con la energía que tiene cada uno de nuestros pueblos; y que con sus valores y principios de reciprocidad, de respeto mutuo, queremos compartir y aprender; también aportar (…) no solo para el futuro de la sociedad, sino para el futuro de nuestros pueblos”, reiteró Ximena Llamín, lideresa del pueblo Mapuche de Chile.

José Diego Fuenmayor, representante de la etnia Wayuu en Venezuela, llegó a Colombia para presenciar este Encuentro Internacional. En su participación expresó:

“Consideramos este Encuentro de gran importancia, para recordarle al mundo que nuestro pensamiento como Wayuu, como Pueblos Originarios, es una opción de vida para la humanidad; es desde aquí que nosotros queremos aportar a la sabiduría de nuestros mayores”.

“Nosotros como nacionalidad y como pueblos, apoyamos este proyecto y somos parte también de este proyecto (…) al etnocidio y al ecocidio, sobre todo, de nuestra Madre Naturaleza”, reiteró Luis Javier Aguavil, gobernador de la nacionalidad Tsáchila de Ecuador.

En nueve mesas de trabajo los representantes de las comunidades originarias socializaron y construyeron las propuestas de restauración para nuestra Madre Tierra

El acto de inicio al trabajo en mesas paralelas, estuvo a cargo del coordinador de la EMAP en Colombia, quien presentó un resumen de los cinco encuentros regionales de los Hijos de la Madre Tierra realizados en el país, y expuso la dinámica en la que se llevaría a cabo el trabajo de socialización y unificación de propuestas.

Con el llamado de nueve facilitadores dispuestos por la EMAP y asignados para cada una de las mesas, un observador externo a la Institución para la verificación y autenticidad del resultado de la concertación del documento final, los representantes de los Pueblos Originarios trabajaron en la implementación de propuestas destinadas a:

1. La conservación y restauración de las fuentes de agua;

2. La conservación y restauración de la Tierra;

3. Contrarrestar los efectos del cambio climático;

4. La conservación y restauración de la biodiversidad;

5. El rescate y divulgación de los valores culturales y musicales ancestrales de nuestros pueblos originarios;

6. Las mujeres de nuestros pueblos originarios para la protección y restauración de la Madre Tierra;

7. Prevención del etnocidio;

8. La restauración de la alimentación original de nuestros pueblos;

9. Propuestas de los pueblos originarios para alcanzar la paz y felicidad integral de los Hijos de la Madre Tierra.

Paralelamente, los Hijos de la Madre Tierra de distintas partes del continente americano, disfrutaron de expresiones culturales tales como danzas, rituales y exposiciones artesanales, promoviendo el intercambio cultural étnico.

Lectura de propuestas en plenaria y entrega oficial de documentos al presidente ejecutivo de la EMAP

La lectura pública del documento oficial de cada mesa estuvo enmarcada por el ritual sagrado “Panasion de Misak”, en agradecimiento a la participación que el Programa Internacional “Hijos de la Madre Tierra” brinda a las comunidades ancestrales.

Los integrantes de esta mesa llegamos a un acuerdo de que el etnocidio sea declarado como ley, con el fin de conservar nuestras culturas ancestrales y sancionar al que atropelle nuestra cultura”. Cesar Patillo, vocero mesa Nº 7

“Fomentar la alimentación sana, recuperando y manteniendo los animales acuáticos y terrestres, no contaminándolos con tantas vacunas, alimentándolos de manera natural e implementando la caza controlada”. Ramón Uriana, vocero mesa Nº 8.

Al finalizar, la Lcda. Gabriela Lara agradeció a todos su participación y apoyo a la continuidad de esta propuesta de la EMAP, que comprende llevar a las instancias internacionales correspondientes la voz de los Pueblos Originarios y su aporte en conocimientos ancestrales a la humanidad.