Colombia celebra la vida con la Madre TierraEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Colombia celebra la vida con la Madre Tierra

La EMAP promueve la defensa de los derechos ambientales

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el “Día Mundial del Medio Ambiente” es uno de los principales vehículos para fomentar la sensibilización mundial sobre el Medio Ambiente y promover la atención y acción política al respecto.

En este contexto la nación colombiana celebró el 5 de junio, y Activistas por la Paz de todo el país realizaron diversas actividades en favor del Medio Ambiente, en el marco del proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, promovido por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP).

“NUESTRA MADRE TIERRA ES UN SER VIVO que, como tal, debe ser protegido”, estas palabras del Dr. William Soto Santiago, Embajador Mundial de la EMAP, es la base que describe el mencionado proyecto que promueve acciones por un desarrollo y futuro sustentable que garanticen la continuidad de los seres humanos en armonía con la Madre Tierra.

 

Activistas colombianos asumen compromiso con la Madre Tierra

De acuerdo a lo estipulado en la Constitución Nacional de Colombia (1991) es deber de las personas proteger los recursos naturales y velar por la conservación de un ambiente sano (Art. 95)

En este sentido, “Celebremos la vida con la Madre Tierra” fue la consigna principal el pasado viernes 5 de junio, la cual muchas manitas pequeñas, medianas y grandes fueron anotando en letreros elaborados sobre papel reciclado, acompañando este festejo en cientos de rincones del suelo colombiano.

Tras una semana de preparación por los activistas, dando charlas y exponiendo temas de reciclaje y concientización de la Madre Tierra como un ser vivo, este día concluyó en toda una jornada de actividades  y eventos que incluyeron limpieza del entorno y arborización.

 

Educación para reconocer los Derechos de la Madre Tierra

La enseñanza del Dr. William Soto, con relación a que la Madre Tierra nació libre y que las personas deben comportarse fraternalmente con ella, hizo parte de las jornadas pedagógicas y de sensibilización impartidas a más de 10.000 alumnos de primaria y secundaria de instituciones educativas en diferentes regiones de la nación, como es el caso del Colegio Monseñor Luis Pérez Hernández, que albergó 500 alumnos en la ciudad de Cúcuta al nororiente del país.

Asimismo, cabe mencionar las actividades realizadas con los alumnos del segundo grado de la Sede Punta de Cartagena, municipio de Magangue, que incluyeron charlas educativas y jornadas de aseo alrededor de la institución.

En el ámbito universitario también fueron impartidos temas en relación al cuidado y respeto del ambiente. «Las puertas de la Universidad Nacional de Palmira están abiertas para respaldar hoy y en adelante este proyecto de “Hijos de la Madre Tierra”», fueron las palabras del Ing. Héctor Fabio Ramos, Director de la Facultad Agropecuaria de Palmira.

 

Limpieza y reciclaje por un ambiente sano

El propósito de las charlas educativas convergió en un respiro para el planeta, puesto que el hábito de “las tres erres”, reducir, reutilizar y reciclar, comienza a presentar más interés en todas las generaciones (niños, jóvenes y adultos), quienes el pasado 5 de junio también hicieron presencia en las diferentes jornadas de limpieza acompañados por empresas recolectoras, como es el caso de la EMAC en Campoalegre, Huila, quien tuvo una participación activa.

 

 Arborización para dar vida

 

En el marco de las labores realizadas por los activistas colombianos también se consideró lo que las comunidades indígenas promueven en relación a la armonía entre el ser humano y la naturaleza, tal es el caso de uno de los pensamientos del pueblo arhuaco de Colombia, el cual indica, que de la frondosidad y frescura de los árboles se fortalece la tierra; en este sentido, los activistas realizaron la siembra de árboles de distintos tipos en las diversas regiones del país.

 

«La siembra de árboles crea en los niños conciencia de cuidar el planeta. Segundo, si nosotros como niños les enseñamos a que hay que cuidar las plantas (…) si nosotros no tenemos plantas, no vamos a tener oxígeno con la cantidad de contaminación que hay en el Medio Ambiente», comentó Gloria González, profesora de 5º grado de primaria de la Institución Educativa San Mateo en Soacha.

 

Video-foros para promover el cuidado de la Madre Tierra

Por otra parte, fueron desarrollados video-foros en instituciones educativas, que permitieron espacios de reflexión sobre la condición actual del planeta Tierra, los cuales produjeron una respuesta favorable de estudiantes y docentes.

 «Me impresionó bastante lo que está sucediendo. Me alegra saber que hay personas que están trabajando para ayudar a la Tierra y me llamó mucho la atención lo de Bornea, por la destrucción de sus bosques. El cambio empieza por uno y no debemos botar basuras a la calle ni en los bosques», fue el comentario del estudiante Jorge Enrique Tovar de 15 años, de la Institución Educativa 7 de Agosto, en Cali, cuando atendió al evento al cual también tuvieron cita los jóvenes de muchos lugares de la región.

 

Para lo cual también agregó el Lcdo. en Ciencias Naturales, Robert Perea:

«Es muy interesante tratar de generar conciencia ambiental en los estudiantes, ya que la mayoría de los medios de comunicación lo único que les ofrece es consumismo. Los estudiantes hoy en día están ajenos a ésta información y este tipo de eventos es un buen medio para empezar a cambiar ese concepto».

 

Acciones en pro del respeto del Medio Ambiente

 

Entre las actividades realizadas también fueron reportadas caminatas ecológicas, limpieza y ornamentación de parques, realización de murales, elaboración de manualidades, entre otras.

 

Cabe mencionar la participación activa de las madres comunitarias del Barrio San Pablo de Magangué junto a la activista Dilia Alfaro, quienes realizaron una caminata y jornada de aseo en las zonas aledañas.

 

Testimonios de Activistas colombianos por el 5 de junio

                            

«Gran experiencia vivida hoy en el Día del Ambiente. Sentir que en realidad está en nuestras manos cuidar nuestra Madre Tierra genera gran alegría y satisfacción».

Laura Castro, Coordinadora de la EMAP en Fusagasugá.

 

«El trabajo fue tan gratificante porque vimos cómo tuvieron participación cada uno de los directivos de instituciones, estudiantes y activistas en un día que pocos celebran, pero nosotros nos dedicamos a darle las gracias a la Madre Tierra».

Lisana Vergara, Coordinadora de la EMAP en Santa Marta.

 

Activistas voluntarios de las regiones de la Costa Atlántica, el Valle, Meta, el Eje Cafetero, Huila, Tolima, el centro y sur del país, así como de la ciudad capital, fueron el motor que el pasado 5 de junio, vestidos con una sola camiseta, se identificaron con el verde del más cercano SER VIVO: el planeta Tierra.