Cierre del II Foro Judicial Internacional La neutralización de valores, la dictadura argentina y la política criminal del genocidio fueron los temas de la 4ª MesaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Cierre del II Foro Judicial Internacional La neutralización de valores, la dictadura argentina y la política criminal del genocidio fueron los temas de la 4ª Mesa

El grupo final de ponentes del II Foro Judicial, moderada por el Dr. Héctor Zimmerman, abogado, exdecano de la Universidad Nordeste de Argentina, profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y becario de Yad Vashem, estuvo conformada por representantes de Argentina y Colombia.

El Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni, Ministro de la Corte Suprema de Justicia y reconocido académico en el ámbito judicial, se hizo presente en este debate a través de una videoconferencia donde expuso claramente la necesidad de analizar los discursos políticos y jurídicos, y así poder determinar cuándo un discurso pretende neutralizar los valores de una colectividad. Siendo esta una de las principales herramientas con las que el genocida imparte su pensamiento, a través de sistemas educativos, comunicativos, se apoya en la legislación y luego racionaliza sus actos a posteriori, para, de alguna manera, disculparse o tranquilizarse, escapándose del hecho.

«No nos podemos quedar confortablemente sentados diciendo: “Bueno, tenemos ya una Convención, tenemos una ley internacional”; no ya por los defectos de la ley internacional, sino porque la prevención del genocidio exige llegar antes que se produzca el hecho. (…) No nacen los genocidios de un día para otro, se van instalando, van avanzando. Tampoco se produce un genocidio si no hay una población dispuesta de alguna manera, una opinión pública dispuesta a aceptarlo, o por lo menos a permanecer indiferente. Y esto se va viendo en el discurso público. Hay una técnica de neutralización de valores; el genocida no niega los valores dominantes, simplemente los neutraliza».

Por su parte, el Dr. Daniel Obligado, profesor en la UBA, en su conferencia “El delito de genocidio y juicios en la Argentina” hizo una amplia referencia de Raphael Lemkin (autor del concepto de genocidio) y a sus principales ideas y doctrinas jurídicas. El presidente del Tribunal Oral Federal 5 manifestó que debe quedar lejos la idea de que el único genocidio fue el perpetrado contra el pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial y estudiar los demás casos documentados.

«Es muy importante recordar que el objetivo fundamental de las normas respecto del genocidio, es su prevención; por ello, es importante precisar que la definición de este delito, que se encuentra en la Convención de 1948, es un instrumento del cual se puede partir, pero también es un concepto que se debe de superar.

Debe reconocerse, entonces, que no cualquier acto puede considerarse genocidio, pero a la vez es necesario tener una visión audaz para reconocer aquello que sí lo es. Pues lejos debe quedar la idea de que el único genocidio de la historia fue perpetrado contra los judíos en Alemania; esto debe de servir de experiencia para develar mecanismos por los cuales se instauran este tipo de crímenes, y comprender que existen para su realización, como muchos otros fenómenos, escalas, proporciones, modalidades y matices diferentes».

El Dr. Camilo Montoya Reyes, en su disertación “El delito de genocidio: enfoque político-criminal”, propuso definir de manera jurídica el concepto de “grupo humano”, como una forma de ayudar en la prevención del delito de genocidio: «Se comete genocidio también, cuando no se atenta contra la existencia del grupo pero se desintegra el grupo; se comete genocidio también, cuando no se atenta contra la existencia de un grupo, pero se rompen los factores cohesionantes (por decirlo de alguna manera) del grupo respectivo».

Montoya, también Procurador ante el Tribunal Superior de Colombia, explicó cómo esto ayudaría a identificar más fácilmente la conducta genocida, y reiteró que “más importante que actuar en el ámbito punitivo es actuar en el ámbito preventivo”:

«El delito de genocidio no es mono-ofensivo; es pluri-ofensivo. En segundo lugar, el bien jurídicamente protegido no es el grupo como tal, ni tampoco es la existencia del grupo —como otros pretenden—; creo yo que es la existencia, pero también la integridad del grupo, la integridad como tal del grupo. Y finalmente que se protege también la dignidad humana, los derechos fundamentales en el derecho penal internacional, y obviamente la paz y la seguridad internacionales».

El Dr. William Soto, Embajador Mundial de los Activistas por la Paz, clausuró el evento sobre las 6:00 de la tarde, agradeciendo a todos los panelistas y activistas que aportaron de alguna manera para la exitosa realización de este encuentro que tendrá como resultado un documento que contiene las propuestas alcanzadas en cada país donde se realizan, y que se presentará ante los organismos internacionales encargados:

«Cada vez que llevamos a cabo uno de estos Foros Judiciales Internacionales sobre las “Nuevas Propuestas para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio”, como el que hoy culminamos en la Universidad de Buenos Aires, afloran en el debate académico nuevos interrogantes cuyas respuestas darán cuerpo a los proyectos en los que estamos trabajando árduamente. Trabajo que realizaremos o que realizamos en forma altruista y por amor al prójimo. Todo para crear una cultura de paz que redunde en el bienestar de la familia humana. Muchas gracias».