Brasileños accionan para garantizar un futuro ecológico próspero y seguroEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

Brasileños accionan para garantizar un futuro ecológico próspero y seguro

La celebración del 5 de junio produjo fruto en diversas regiones del país

El Día Mundial del Medio Ambiente según la ONU, tiene entre sus objetivos dar una cara humana a los problemas medioambientales; en este sentido, los Activistas por la Paz del Brasil celebraron el 5 de junio con acciones de recuperación y educación en favor de la Madre Tierra.

Estas labores voluntarias fueron impulsadas por el Proyecto Internacional de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), “Hijos de la Madre Tierra”, las cuales fueron registradas en este y otros países de Latinoamérica, Estados Unidos y España, tras la convocatoria realizada por el Dr. William Soto, Presidente Ejecutivo de la Institución: “Celebremos la vida con nuestra Madre Tierra”.

Brasil es conocido como el país más rico del mundo en términos de megadiversidad,   poseedor de la mayor extensión de la Amazonía (60% del territorio nacional), gran ecosistema complejo y heterogéneo que tiene el área más extensa de bosque tropical y la red hídrica más grande del mundo (río Amazonas), esta región es considerada fundamental para el mantenimiento del equilibrio climático global (Informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente - PNUMA).

No obstante, la deforestación ha sido un problema latente.  Según la FAO, Brasil es uno de los países que ha reportado la más alta pérdida de cubierta forestal en el mundo. Sin embargo, de acuerdo al Ministerio del Medio Ambiente de la nación, entre agosto de 2013 y julio de 2014 se registraron 4.848 km2 deforestados en la Amazonía, lo que significa un 18% de disminución con respecto al período anterior.

Conscientes de la riqueza que poseen

En consideración de la situación actual y motivados por la riqueza natural del país, los Activistas por la Paz celebraron este día mediante jornadas de limpieza, recuperación de áreas verdes, actividades educativas y presentaciones culturales sobre la Madre Tierra.

Entre las regiones participantes, se encuentra São Paulo, lugar donde los voluntarios de la EMAP, asistieron al parque Villa Lobos, un importante espacio verde de la ciudad (732.000 m² de área verde) donde impartieron temas de sensibilización y concienciación sobre el Medio Ambiente a través de exposiciones educativas sobre el agua, la fauna y el consumo sustentable, además promovieron la práctica de “Las tres erres” (reducir, reutilizar, reciclar).

Por otra parte, en San José de los Campos, ciudad de Jacarei, los Activistas por la Paz fueron invitados por el Gobierno municipal a un evento especial por el Día del Medio Ambiente, para  compartir temas sobre el respeto y cuidado de la naturaleza, impulsando el compromiso con la separación de residuos para el reciclaje.

Asimismo, los voluntarios de la EMAP asistieron a un evento en el distrito de San Francisco Javier, un área de preservación ambiental a 100 km de la municipalidad, con la participación de grupos ecologistas; ocasión en la que los activistas presentaron el proyecto “Hijos de la Madre Tierra”, para establecer alianzas productivas.

Por un vínculo verde

Conscientes de que los jóvenes y niños son un vínculo que une a las generaciones presentes y futuras, para la celebración en Rio de Janeiro los Activistas brasileños desarrollaron actividades con niños, estudiantes de secundaria, educación técnica y superior, quienes recibieron los puntos claves para la preservación del Medio Ambiente y conocieron los objetivos del proyecto de la EMAP.

Simultáneamente, los niños participaron en el “Taller de Arte Sostenible”, por medio del cual aprendieron los preceptos básicos para la conservación de la Madre Tierra y el respeto de sus derechos como ser vivo, a través de juegos y actividades dirigidas. Por último, los dibujos de los niños, en papel 100% de reforestación, fueron presentados a los demás participantes del evento.

En Minas Gerais los voluntarios de la EMAP en ciudad de Muriaé, realizaron una jornada de arborización en una finca, en la que además de sembrar árboles, transmitieron mensajes sobre las acciones para la regeneración de la Madre Tierra, a niños y jóvenes que estuvieron presentes.

Otra de las acciones voluntarias se registró en Ceará el día 4 de junio, la cual consistió en la visita de los Activistas por la Paz de la ciudad de Fortaleza y regiones del Estado a la Comunidad Indígena Anacé; ocasión en la que se desarrolló una actividad cultural alusiva al respeto de la Madre Tierra, en la que participaron miembros de la comunidad, activistas y organizaciones ecológicas.

En el marco de esta celebración mundial, también se efectuó un evento en la Plaza Ferreira de la misma entidad, en el participaron los voluntarios de la EMAP con la presentación del proyecto "Hijos de la Madre Tierra".

En Roraima, el equipo de Activistas por la Paz de Boa Vista, organizó un acto célebre frente a la Asamblea Legislativa del Estado, en el que destacó la elaboración de afiches para la sensibilización y concienciación en relación a los Derechos de la Madre Tierra.

Educar y sembrar para una cultura de ciudadanía verde

Por su parte, en Acre, se desarrolló una actividad en la Escuela Primaria Municipal Fenelon Manoel, con la presencia del Secretario del Medio Ambiente, Sr. José Alberto, el Secretario de Educación, Sr. Eudiran Carneiro, y la Secretaria de Acción Social, Sra. María do Nascimento Oliveira.

En dicho evento, con la presentación del proyecto "Hijos de la Madre Tierra” también se proyectaron videos de concienciación y enseñanza referentes al cuidado del Medio Ambiente; además se respaldó el cultivo de plantas en las áreas verdes del recinto educativo. De manera similar, la Escuela ABC recibió a la EMAP para el desarrollo de una jornada pedagógica ambiental y siembra de plantas.

Estas acciones educativas motivan a las personas a ser agentes activos que den una cara  humana a los problemas medioambientales, para consolidar una cultura de ciudadanía verde y desarrollo sustentable; de esta manera, garantizar un desarrollo sustentable y resiliente.