5º Encuentro Regional aporta soluciones y promueve la participación ciudadanaEmbajada Mundial de Activistas por la Paz

5º Encuentro Regional aporta soluciones y promueve la participación ciudadana

En el parque ecológico Corazón del Bosque ubicado en Santa Lucia Utatlán, Sololá, se reunieron líderes comunitarios de los pueblos originarios en el 5º Encuentro Regional de los Hijos de la Madre Tierra, con el fin de presentar propuestas sobre el cuidado de la Madre Tierra y sus recursos naturales.

El encuentro ambiental, ejecutado bajo el Programa Internacional Hijos de la Madre Tierra que es impulsado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), propició espacios de diálogo entre los representantes de los pueblos originarios y los Activistas por la Paz.

Enrique Alonzo, alcalde comunitario del casco urbano de Sololá, y la alcaldesa comunitaria Inés Saloj de la Alcaldía Indígena de Sololá, estuvieron a cargo del acto de apertura con palabras de bienvenida a los asistentes.

Seguidamente, el Grupo Juventud Maya-Aj Payá de Panajachel, presentó la danza folklórica Perrajes y Sombreros. Luego fueron establecidas las mesas de trabajo, espacio donde se trataron temas sobre el cuidado y preservación de la Madre Tierra.

Una firma por la Madre Tierra

Cada mesa de trabajo contó con un moderador, un relator, dos asistentes, traductores de los idiomas mayas quiché y kaqchiquel, y la participación de alcaldes comunitarios. El evento concluyó con la lectura de los documentos que contienen las propuestas.

Con la firma del documento asume el compromiso con el Programa social Hijos de la Madre Tierra, que busca promover acciones por un desarrollo y futuro sostenible que garantice la continuidad de la vida de los seres humanos en armonía con la Madre Tierra.

Cabe destacar que San Pedro La Laguna en Sololá es considerado como el primer municipio ecológico de Guatemala, ya que el 7 de octubre entró en vigencia el acuerdo municipal Nº111-2016 que prohíbe el uso y distribución de artículos plásticos,pajillas y duroport.

De acuerdo a la comuna del lugar, el objetivo de la prohibición radica en lograr minimizar el uso de productos que han generado la contaminación en el lago de Atitlán, considerado uno de los mayores atractivos turísticos del país.