25.365 colombianos atendieron el llamado internacional: ¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra!Embajada Mundial de Activistas por la Paz

25.365 colombianos atendieron el llamado internacional: ¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra!

La EMAP desplegó más de 1.600 Activistas en las Jornadas Comunitarias Ambientales en la celebración del 21 y 22 de marzo

Para celebrar el Día Internacional de los Bosques y el Día Mundial del Agua, correspondientes al 21 y 22 de marzo, conforme a lo establecido por la ONU, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), desarrolló en Colombia las Jornadas Ambientales Comunitarias, con el lema: ¡Salvemos los Bosques y el Agua Dulce de nuestra Madre Tierra!, las cuales abarcaron un total de 25.365 ciudadanos.

Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra, movimiento ambiental establecido oficialmente en el año 2015 por el presidente ejecutivo de la EMAP, Dr. William Soto, llevó a cabo estas jornadas durante ambos días, con la participación de más de 1.600 brigadistas voluntarios que recorrieron 174 barrios de 66 poblaciones del país, visitando casa por casa y diferentes establecimientos para presentar una breve charla educativa.

En sólo 5 minutos, los guardianes promovieron los motivos de la celebración de estas dos fechas, que este año la ONU unificó, para destacar la íntima relación que existe entre los bosques y el agua dulce del planeta; asimismo, presentaron el Programa Internacional “Hijos de la Madre Tierra” a través del cual la EMAP motoriza las actividades ambientales.

Las temáticas abordaron el reconocimiento universal de la Madre Tierra como ser vivo (principio ético fundamental que orienta el Programa), los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, con especial énfasis en el número 15, el cual promueve el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, y el objetivo 6, que busca garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Como punto clave, los guardianes incentivaron a la participación ciudadana mediante las 10 acciones propuestas por la EMAP para salvaguardar los bosques y el agua dulce de la Madre Tierra, las cuales involucran el reconocimiento de la vital importancia de estos recursos, la educación en temas ambientales, la acción individual y colectiva, como la reforestación, y el uso racionado del agua, así como la reparación de tuberías y fugas de agua, entre otros. (Ver: infografía. 10 acciones para salvar los bosques y el agua dulce de nuestra Madre Tierra)

Del total general de personas, 18.348 fueron adultos y 9.316 niños, quienes recibieron esta presentación educativa ambiental, de los cuales se obtuvo un número de 6.495 ciudadanos interesados en participar en próximas actividades en favor de la protección, cuidado y regeneración de la Madre Tierra.

Las jornadas se desarrollaron en 25 departamentos del suelo colombiano: Bogotá D.C., Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Guajira, Magdalena, Sucre, Cundinamarca, Caquetá, Huila, Putumayo, Nariño, Norte de Santander, Tolima, Cauca, Valle, Caldas, Risaralda, Quindío, Casanare, Meta, Arauca, Santander, Amazonas. (Ver: Cuadro de estadísticas de la jornada)

Activistas colombianos conscientes de la realidad ambiental

Colombia ha sido considerada como una de las potencias hídricas del mundo, ubicada entre los diez países con mayor reserva de agua dulce, el segundo en América Latina, después de Brasil; por otra parte, más de la mitad de la superficie total de Colombia —51,35%, es decir, unas 58,6 millones de hectáreas— está cubierta por bosques naturales (IDEAM, 2013).

Sin embargo, según IDEAM y la WWF-Colombia, cada año los ríos reciben 756.945 toneladas de desechos biodegradables y 918.670 toneladas de materia orgánica no biodegradable, que ocasiona la afectación a la calidad del agua. Respecto a los bosques, un estudio realizado por el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (SMBYC) del IDEAM y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), permitió establecer un aumento del 16% de la tasa de deforestación en 2014, con un total de 140.356 hectáreas (ha) deforestadas, con relación al año 2013 (120.934 ha).

Conscientes de esta realidad, y ante un panorama de máxima sequía ocasionado por el fenómeno El Niño, los Activistas por la Paz realizaron las jornadas ambientales, encontrando una población que necesariamente ha tenido que tomar medidas de control, racionando el agua y dándole el máximo aprovechamiento, puesto que las altas temperaturas tienen la mayoría de ríos en sus mínimos niveles, declarado como Alerta Roja por la IDEAM en diciembre de 2015, lo cual ha ocasionando el corte de servicio de agua potable en varios zonas del país.

Un voluntariado en favor del cuidado del planeta

Los Guardianes se organizaron en parejas, con un total de 801 duplas de trabajo, conformadas por voluntarios de diferentes edades, quienes tuvieron capacitaciones previas, y trabajaron en la elaboración de diferentes recordatorios hechos en material reciclado, con el fin de que cada familia recuerde las acciones para el cuidado de la Madre Tierra y la importancia de preservar sus recursos. (Ver: Galería de fotos de actividades preparatorias en Latinoamérica)

Para registro y evidencia, los Activistas realizaron encuestas en cada uno de los lugares visitados y además tomaron fotografías para dejar grabado cada momento. 

Los coordinadores locales de la EMAP, indicaron que hubo gran receptividad e interés de los ciudadanos en estas jornadas ambientales, lo cual se tradujo en la suma de miles de voluntarios al Movimiento “Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”; tan sólo en Bogotá 560 personas manifestaron el deseo de unirse. (Ver: Presentación en Colombia del Movimiento Ambiental “Los Guardianes por la Paz de la Madre Tierra”).

Nuevas experiencias ambientales

Ver Galeria de Fotos del 21 de marzo

Entre las experiencias destacadas en las jornadas, se encuentra la participación del noticiero del canal capitalino, CityTV, en el barrio Quiroga-Bogotá, el cual  acompañó a los guardianes y al coordinador local Fernando Muñoz, a cinco hogares del barrio para la cobertura de la actividad; fue mostrada la percepción de los habitantes, y a su vez, transmitió a los televidentes las prácticas que promueve la EMAP para el adecuado aprovechamiento del agua y la preservación de los bosques. (Ver Video)

Otros medios de comunicación, como la emisora de la Policía Nacional, Caracol Radio y las emisoras de Suba y Bosa también participaron de las jornadas.

En el Amazonas colombiano, por primera vez, Leticia, capital del departamento, se integró al trabajo de la EMAP, en la celebración del 21 y 22 de marzo. Durante la jornada los voluntarios visitaron 23 familias, en las que se logró sensibilizar a una población de 128 personas, entre ellas, 72 niños.

De igual forma, en San Agustín-Huila, se registró por primera vez la participación de activistas, quienes expresaron firme compromiso con estas actividades; asimismo, en Silvania-Cundinamarca, con la participación del Personero municipal.

En Sincelejo-Sucre los brigadistas realizaron reuniones previas para conocer sobre el mantenimiento de las fuentes hídricas y de los bosques.

En la ciudad de Cali, los activistas contaron con el apoyo del presidente de la Junta de Acción Comunal y la Policía Municipal, organismo que proporcionó seguridad durante las actividades.

Las jornadas también se realizaron en comercios, como en el caso del barrio Villa Colombia, Cali, que constituye un sector muy comercial, lo que permitió a los voluntarios interactuar con tiendas, panaderías, farmacias, peluquerías, supermercados, fábricas pequeñas; esto permitió llegar a un mayor número de personas por visita. En varios lugares, se encontraron personas interesadas por las actividades ambientales y ofrecieron sus lotes para reforestación.

En el Eje Cafetero, miembros de comunidades que pertenecen a entidades e instituciones que trabajan en pro de la preservación del medio ambiente, como la central Hidroeléctrica de Caldas (CHEC), Corpocaldas, y algunos grupos ambientales, contribuyeron con sus conocimientos en las actividades.

¿El Gobierno o yo?

Inevitablemente, la sensibilización generó análisis y reflexión sobre la responsabilidad de los asuntos ambientales, muchas de las reacciones ubicaron al Gobierno como principal garante y solicitaron que las charlas fueran llevadas a instituciones respectivas; otras perspectivas, destacaron la directa responsabilidad de los ciudadanos en los graves daños que continuamente son hechos al ambiente, como incendios en áreas forestales y desperdicios desmedidos de basura en los ríos.

No obstante, las jornadas promovieron la acción conjunta de los gobiernos y de la ciudadanía en general, para tomar medidas y trabajar de manera individual y colectiva por el futuro de los bosques y del agua dulce de la Madre Tierra.

Ver Galeria de Fotos del 22 de marzo